Policiaca
Exhiben documentos de prueba por desvío de recursos en la PGJ
*Severas irregularidades en la gestión de Pedro Luis Benítez Vélez y su secretario Agustín Pedraza Montes de Oca
El Sol de Cuautla
9 de julio de 2012



José Luis Rojas

Cuernavaca, Morelos.- Tras la remoción el pasado 19 de junio del Coordinador General de Planeación, de la Procuraduría General de Justicia, José Carlos Ramírez Sauceda, a consecuencia de severas irregularidades detectadas en la gestión de Pedro Luis Benítez Vélez y de su Secretario Ejecutivo, Agustín Pedraza Montes de Oca, hoy ambos jubilados, en días recientes por igual fueron removidos de sus cargos los funcionarios de la Dirección de Recursos Humanos y Subdirección de Recursos Materiales.

Fue así como se confirmó la de Lilia Meza Directora de Recursos Humanos, la semanada pasada, sin que se diera a conocer oficialmente que dejó el cargo, pero ahora su cargo lo ocupa como encargado de despacho, Luis Vicente Martínez Martínez.

Por igual de manera "discrecional" fue removido del cargo el subdirector de Recursos Materiales Héctor Bravo y su lugar lo ocupa ya Arturo Peralta, todo ello en medio de crecientes rumores de los faltantes de recursos por comprobar que deben Pedro Luis Benítez Vélez y "su hombre de confianza", Agustín Pedraza, luego de que además se ha detectado que hacían de las suyas con compras simuladas de papelería, folletos y cuadernillos, así como de tareas de mantenimiento al inmueble de la PGJ y sus instalaciones, que en promedio les significaban 250 mil pesos mensuales.

Lo anterior se desprende una vez más de 26 juegos de copias de pagos a proveedores , requerimientos de los mismos y facturas de empresas como "Camerino Madrigal Lara", "Grabados en Acero e Impresiones Pramor" de Rigoberto Ocampo Fitz, "Plamicce Ilumina México", con fechas de los meses de abril a octubre del año 2010, 6 de estas firmadas por el ex procurador Pedro Luis Benítez Vélez, que "amparan", cantidades que van desde los 12 mil 320 pesos, 16, mil 878, 6 mil 820 pesos 80 centavos, 10 mil 150, 19, mil 923, 24 mil, 708, 19 mil 923, 15 mil 428, 18 mil 792, dos por 23 mil 751 pesos cada una, 20 mil 358 pesos, entre otras que fueron hechas llegar a El Sol de Cuernavaca.

Estos documentos están amparados por los números de folio, 92457, 92149, 91991,91989,91530,91523, 91490, 91491, 91421, 92520, 3760 y 3759, por gastos que según se asienta en estos oficios se hicieron por conceptos como "colocación de cinta antiderrapante en las instalaciones de la PGJ, correspondiente al mes de julio del año 2010, adquisición de placas para identificación de muestras para la Coordinación General de Servicios Periciales, adquisición de sábanas, batas y cubre bocas desechables, para la misma coordinación, compra de 25 impermeables para agentes ministeriales adscritos a la coordinación general de la Policía Ministerial, la adquisición de sobres bolsa impresos a una tinta de 40 por 50 centímetros para la Dirección de Averiguaciones Previa, entre otros muchos conceptos, que en muchos casos a decir de los directores y jefes de área que se supone recibieron este material, no saben de que se trata pues nunca le fue entregado ningún material.

Seis de estos juegos de facturas y de solicitudes de pago a proveedores son las que amparan los folios 90059, 90037, 90324, 90322, 90323 y 90317 por cantidades que van de los 16 mil 008.00 pesos a los 24 mil 128 pesos por conceptos como la adquisición de 4 mil trípticos para las distintas áreas de la PGJ, posters de convocatoria para el proceso de reclutamiento y selección de integrantes para la unidad de combate al secuestro, 4 mil cuadernillos alusivos a "Las Niñas y los niños también tenemos derechos", 8 mil trípticos alusivos a "La Violación" y "Las Víctimas de la Violencia", y más sobre otros temas, firmados por el propio Pedro Luis Benítez que a decir de los informantes que hicieron llegar estos escritos, fueron siempre gastos ficticios, no así el dinero que iba a parar, afirman, a los bolsillos de Pedro Luis y Agustín Pedraza.

Todo esto además de otros "negocios" que se afirma tenía Agustín Pedraza con "la venia" de Pedro Luis, como el de las grúas "MG" con el que prestaba y cobraba servicios a la PGJ, en complicidad con su hermano Arnulfo, de más de un millón de pesos mensuales en promedio. Sin olvidar que por cada viaje a la ciudad de México, pedía viáticos y no comprobaba ningún gasto, por cien mil pesos o el vehículo Charger "rojo infierno" que se llevó para su uso personal y que aún no devuelve a la institución.