Cuautla
Exigen justicia por secuestro y homicidio del niño "Bam Bam"
*Familiares del pequeño y sociedad en general preparan marcha a Cuernavaca
El Sol de Cuautla
4 de junio de 2012



Gabriela Martínez

Cuautla, Morelos.- Familiares de Jahir, quien sólo contaba con siete años de edad cuando fue secuestrado y asesinado, apoyados por comerciantes y población en general del municipio de Cuautla, se manifestarán una vez más para exigir justicia y seguridad, tomando para ello las calles del centro de la ciudad donde el menor fue levantado hace tres meses, y que de acuerdo a la Dirección de Prevención del Delito, se ha convertido en una de las zonas más inseguras y violentas.

La manifestación se realizará hoy a las 16:00 horas, y partirá de la avenida José María Morelos y Pavón, a la altura de El Calvario, recorrerá calles y avenidas primarias de la Heroica para terminar en el centro de esta ciudad, donde el menor conocido como "Bam Bam", fue levantando hace apenas unos meses atrás.

Esta será la segunda protesta realizada por familiares del menor, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado el pasado 24 de mayo en el municipio de Tepalcingo. Se prevé una amplia participación de diferentes sectores de la población, entre quienes prevalece indignación y desconcierto por la muerte del pequeño.

La exigencia de la población será justicia para la familia de Jahir, así como la intervención inmediata y oportuna de las autoridades encargadas de procurar justicia para dar con los responsables de este homicidio.

Además de reclamar a la autoridad municipal de Cuautla la falta de acciones preventivas y de vigilancia que inhiban actos delictivos en plena vía pública, pues resulta increíble que el secuestro de "Bam Bam" ocurriera en pleno Centro Histórico de esta ciudad.

Al respecto, la Dirección Municipal de Prevención del Delito a cargo de Carmen Genis Sánchez, reconoció que la zona Centro de Cuautla se ha convertido en una de las más inseguras debido a la anarquía que prevalece en áreas como el comercio.

La funcionaria consideró que es fundamental la participación de todos para erradicar el delito, sólo de esta manera serán legítimas las exigencias ciudadanas de mayor seguridad. Resaltó que la prevención del delito comienza desde el hogar, donde deben reforzarse los valores y eliminarse la violencia como forma de convivencia, pues los niños repetirán estas conductas en la escuela y en la calle.