Cuautla
Investigará PGR caso del menor asesinado
*Dar con los responsables, el objetivo
El Sol de Cuautla
1 de junio de 2012



Dulce Gaviña

Cuautla, Morelos.- La Procuraduría General de la República (PGR), se sumó a las investigaciones del secuestro y asesinato del menor Jair Méndez, encontrado el pasado 24 de mayo en el municipio de Tepalcingo, con el objetivo de coadyuvar en la diligencias y dar con el paradero de los responsables; lo anterior fue informado por el Subprocurador de la Zona Oriente, Juan Manuel Serrano Salmerón, quien dijo que el área encargada de la investigación es la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales, a cargo de Marcelino Soto Camacho.

El Fiscal Regional sostuvo que la Procuraduría de Justicia del Estado, ya tiene en su poder las dirigencias de la carpeta de investigación, la cual fue iniciada debidamente, "es un hecho lamentable en donde la Subprocuraduría de esta zona sólo intervino en el levantamiento del cuerpo del menor de siete años, el cual hizo en el lugar del hallazgo, no en el lugar donde fue privado de su vida, sino donde lo fueron a depositar, y no estamos a cargo de la investigación como tal", refirió.

Asimismo señaló que posterior a la entrega de las dirigencias se turnó un desglose completo de las mismas a la PGR, con la finalidad de que se coadyuve en la indagatoria para dar con el paradero de los responsables.

"Se solicitó el apoyo de la Procuraduría Federal, a fin de que las investigaciones se realicen más rápido y capture a los que le quitaron la vida al menor, el cual fue encontrado en el puente Cruz de Faramalla, en el municipio de Tepalcingo", manifestó el entrevistado.

Cabe mencionar que este hecho tan lamentable ha generado entre la población indignación y consternación por el grado de violencia que se registró en contra del niño conocido como "Bam Bam", hijo que comerciantes de la ciudad de Cuautla.

Finalmente Serrano Salmerón señaló que la Subprocuraduría de la Región Oriente sólo realizó el levantamiento del cuerpo, no obstante dijo que se apoyará en lo que se necesite sin rehuir a una responsabilidad.