Sociales
Historias melódicas
Thalía se encargó de interpretar Rosalinda. Foto: Archivo

Los temas musicales de las telenovelas que más han sonado

El Sol de Cuernavaca
11 de octubre de 2011

Julieta Palencia

México, 10 oct (OEM-Informex).- La música en las telenovelas, como en la vida misma, es parte fundamental; sin música no hay emociones, no hay alegría, no hay pasión, no hay relax, no hay movimiento ni ritmo... No hay nada.

La música es la fuerza universal que mueve y toca las fibras más íntimas del ser humano, las pule y agudiza: felicidad, nostalgia, ternura, tristeza y amor.

La música es la luz que ilumina la vida, creando todos los más hermosos colores y matices. Es el equilibrio perfecto para ver, oír y sentir.

Imaginemos la realización de una gran escena dramática, con una actuación de alto nivel, musicalizada con el tema No te Metas con mi Cu Cu. ¡Cristo Redentor! Al traste la parte sublime.

O todo lo contrario, la escena nos muestra a una sudorosa y "pujante" madre dando a luz a su hermoso bebé, teniendo como fondo musical La Marcha Fúnebre o la de ¡Zacatecas! ¡Imposible! La música es el toque esencial, el cierre perfecto.

Por tal motivo nuestras telenovelas mexicanas son catalogadas como ¡las mejores! Porque sus temas musicales, su fondo instrumental y su estructura melódica son bellísimos. Pensados y hechos específicamente para cada situación y personajes. Escrupulosamente bien logrados.

Los compositores en varios casos se han hecho famosos o más de lo que ya eran a raíz de su intervención en la historia telenovelera, que sin ellos jamás sería exitosa. Música, canciones y buenos temas son el soporte, el impulso, la fuerza y la carta de presentación para todo lo demás.

Historia, elenco, escenografías y actuaciones, todo gira en torno a la música. No en balde aquello de "Bailar al son que te toquen".



Comentemos los mejores:



Cuna de Lobos: Una clásica. Lo realizado por Pedrito Plascencia para dicha emisión fue realmente una sublime y completa obra musical. ¡Qué belleza!

Mirada de Mujer: Aranza subyugó con el tema Dime.

Nada Personal: El tema ¡precioso! de Armando Manzanero causó furor y se mantuvo en el gusto del público por mucho tiempo.

Amor en Silencio: Un poema de Marco Antonio Solís.

Alguna vez Tendremos Alas: El fondo musical, una obra digna del más grande escenario. Y el tema interpretado por Carlos Cuevas, sensacional.

El Manantial: El tema Amor, Amor, Amor, en la voz de Luis Miguel.

Abrázame muy Fuerte: Juan Gabriel, cantautor del bello tema.

Sortilegio: En las extraordinarias voces de Il Divo.

Pasión: Sarah Brightman y Fernando Lima.

Alborada: Plácido Domingo.

Rebelde: RBD. Hitazo que marcó e inició una época.

El Camino Secreto: De mí Enamórate, con Daniela Romo.

Alcanzar una Estrella: Muñecos de Papel (Ricky Martin, Sasha, Pedro Fernández, Angélica Rivera y Eduardo Capetillo). ¡Bombazo!

Quinceañera: Timbiriche. Hasta el día de hoy, el tema es tocado en todas la fiestas de XV años.

Amorcito Corazón: La versión de Chayanne a este legendario tema está súper.



Y aunque lo popular no es lo más bonito ni lo mejor, sí que cuenta para la venta de discos y los temas siguientes fueron más que populares:.



Rosalinda: El tema de la telenovela interpretado por Thalía fue todo un suceso.

Destilando Amor: Y su pegajosa canción Gaviota.

La Fea más Bella: Con su tema creado e interpretado por La Banda El Recodo.

El Privilegio de Amar: Mijares y Lucero.

Para Volver a Amar: Kani García.

Cuando me Enamoro: Tema galardonado con Enrique Iglesias y Juan Luis Guerra.

Atrévete a Soñar: ¡Otro boom! Danna Paola y su Mundo de Caramelo.

La Usurpadora: ¿Las culpables de este éxito? Pandora.

El Premio Mayor: Laura León y su "arrebatadora" peculiaridad interpretativa.

Mención aparte, por supuesto, para esas telenovelas que en su musicalización presumen todo un respaldo instrumental, tan bien logrado que es perfecto: Encadenados (Bebu Silvetti), La Antorcha Encendida (Jorge Avendaño), Alguna vez Tendremos Alas (Rodolfo "Popo" Sánchez), El Vuelo del Águila (Daniel Catán).

Historias de televisión que al momento de ser musicalizadas elevaron su calidad y nivel. La lágrima, la risa, el misterio, la intriga, el amor y la pasión, resaltados, subrayados con música, saben mejor.