Policiaca
Tragedia en Cuitláhuac
A un costado de la batea quedó el cuerpo de esta persona, el cual murió antes de la llegada de la Cruz Roja.
El Sol de Córdoba
12 de mayo de 2008

Gerardo Luna Martínez

Cuitláhuac, Ver.- Cinco personas muertas -tres calcinados- y un sobreviviente que se debate entre la vida y la muerte, además de daños materiales que superan los $150 mil, así como cierre total a la circulación, fue el saldo del trágico accidente carretero entre dos camionetas Ford Lobo que se impactaron e incendiaron cuando ambas se desplazaban a exceso de velocidad sobre la carretera federal Córdoba-La Tinaja a la altura de la gasolinería Servifácil ubicada en el kilómetro 27.

En la tragedia, los oriundos de Cuitláhuac y Puebla perdieron la vida al quedar tres de ellos atrapados entre las llamas, mientras que dos más terminaron mutilados de sus extremidades y esparcidos en el asfaltado y hierba.

Serían las 04:00 horas del domingo cuando el conductor de una camioneta Ford Lobo roja con placas de circulación XH-74118 del estado, cuya identidad no ha sido dada a conocer oficialmente debido a que su cuerpo así como pertenencias quedaron calcinadas, al pretender incorporarse a la carretera federal cerca del kilómetro 27+500 no tomó la precaución necesaria lo que ocasionó que fuera impactado del costado derecho de manera brutal por el conductor de una Ford Lobo negra con placas SZ-99-460 de Puebla, conducida por Ángel Aurelio Rodríguez Solís oriundo de Puebla.

Debido a que la primera unidad cuenta con tanque de gas, ambas explotaron ocasionado la inevitable desgracia.

Tras el impacto, dos de los ocupantes de una unidad salieron disparados varios metros hasta quedar tirados sobre la carretera sin vida.

Personal de la gasolinería Servifacil al percatarse del accidente dio parte a los grupos de auxilio arribando en segundos elementos de la DSPM al mando del primer comandante José Luis García Jiménez, quienes al ver la magnitud de la tragedia pidieron la intervención de Bomberos de Cuitláhuac y Córdoba, Protección Civil y de otros grupos de auxilio que se sumaron a las labores de rescate.

Fuentes oficiales confirmaron que las personas que perdieron la vida de manera trágica son: Josué Camarillo Bautista, de 16 años de edad; Pablo Gómez Campos, de 18 años así como Edmundo Adolfo Campes Mendoza, de 24, todos con domicilio en la congregación de El Cuajilote que perecieron después de haber asistido a Córdoba al baile del grupo durangense K-Paz de la Sierra.

Mientras que Luis Ángel Villalba Vistraín, de 15 años, originario de Puebla, murió calcinado al no poder salir de la camioneta en que viajaba.

De acuerdo al informe de la Policía Municipal, indica que el conductor de la camioneta Ford Lobo, Ángel Aurelio Rodríguez Solís es el único sobreviviente y permanece hospitalizado debido a la gravedad de las lesiones ya que presentó quemaduras de tercer grado así como trauma de cráneo severo.

Otro de los calcinados fue identificado como Roque Carranza Ortega, de 27 años, con domicilio en calle Sur 13 número 1911 de la colonia La Paz.

Personal de la PFP al ser notificado del accidente hizo acto de presencia al tiempo de cerrar por más cuatro horas ambos carriles de la carretera federal, permitiendo que los grupos de rescate realizaran las labores correspondientes.

Al lugar de la desgracia arribó el fiscal del grupo Serpico, Juan Carlos Herrera Jiménez, quien apoyado del personal de los Servicios Periciales de la PGJ, realizó las diligencias necesarias así como el levantamiento de los cadáveres que fueron llevados al anfiteatro de una funeraria local en Córdoba donde fueron identificados oficialmente.

La Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos en carretera inició una investigación ministerial para determinar las causas que originaron la tragedia en la cual cinco personas murieron y una más logró sobrevivir.