Opinión
Derecho Familiar
Julián Güitrón Fuentevilla
Fundamentos jurídicos para establecer en México los juicios orales en derecho familiar

Organización Editorial Mexicana
23 de diciembre de 2007

¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!

Deseándoles lo mejor a quienes nos hacen el honor de leer estas líneas, en la unidad familiar, con nuestro

permanente agradecimiento.

INTRODUCCIÓN

La trascendencia de establecer en México, los juicios orales, reviste una gran importancia, cuando los mismos se pueden hacer extensivos al Derecho Familiar y a otras ramas jurídicas. Ha sido una constante y así se ha manejado en el extranjero, sobre todo en Chile, país del que hemos tomado gran parte de lo que en un futuro próximo, será la reforma judicial en nuestro país, en relación a los juicios orales en Derecho Penal.

CAMBIO DRASTICO EN EL PROCESO PENAL

Se ha ponderado hasta la saciedad las bondades de una reforma de esta naturaleza; sin embargo, como bien lo señaló con su experiencia de juzgador, académico e intelectual reconocido en el Derecho Penal y en el caso específico, de haber asistido recientemente a cursos en la materia, en el país sudamericano mencionado, el juez Rafael Santa Ana Solano, al participar en el Diplomado en Derecho Penal, Penitenciario, Criminología, Criminalística y Penología, celebrado en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, subrayó que es un cambio de ciento ochenta grados; es decir drástico, en la administración de justicia penal, que requiere grandes recursos materiales, humanos y económicos, para que sea una realidad en México y sobre todo opere con éxito. La reciente reforma judicial aprobada, suspendida para su último trámite para el mes de febrero del 2008, contiene entre sus disposiciones una que determina un lapso de ocho años, a partir de su entrada en vigor, para que opere completamente en México.

JUICIOS MIXTOS ORALES EN DERECHO FAMILIAR

Nuestra preocupación, y propuesta concreta, consiste en establecer, para empezar en el Distrito Federal y después en todo el país, los juicios mixtos orales en Derecho Familiar; porque como es bien sabido de los doctos en esta materia, la sola oralidad, será imposible de aplicar, porque determinados formalismos y requisitos son imprescindibles para la certeza jurídica, y sobre todo para que en Derecho Familiar se haga realidad una justicia pronta y expedita, a favor de la familia y sus miembros.

INVESTIGACIoN CIENTIFICA

En esta serie de siete artículos nos referimos a la materia citada, proporcionando a nuestros distinguidos lectores todas las fuentes bibliográficas y científicas a que se acudió, para que de haber interés en ellos, hagan un seguimiento, y puedan a su vez hacer que crezca y sea una realidad esta materia. Transcribimos a continuación el contenido general del artículo citado al rubro y pormenorizadamente iremos desmembrando cada una de sus partes, para que al final, quienes hayan seguido la lectura de los mismos, tengan en su poder la investigación completa con el ánimo de aportar a ustedes, quienes nos hacen el honor de leer estas líneas, una opinión, una tesis, un punto de vista reflexivo que enriquezca lo que es hoy ya una realidad y no una promesa, los juicios mixtos orales en Derecho Familiar.

PIONEROS EN LA MATERIA

Por ello, dejamos en estas líneas constancia de que nuevamente, como ha ocurrido con todas las acciones, congresos y actividades que hemos realizado en Derecho Familiar en México y en el extranjero, seremos los pioneros, los primeros en proponer con carácter científico, jurídico y basado en las jurisprudencias de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y en las normas vigentes en el Distrito Federal, el establecimiento de la oralidad en todos los juicios de Derecho Familiar, con el agregado de que sea una materia ecléctica o mixta; verbigracia, para incluir la apelación, que sea como fuere, deberá tramitarse por escrito.

CONTENIDO GENERAL

I. ORIGENES DE LA PALABRA ORAL Y DIFERENCIAS GENERALES ENTRE JUICIO, PROCESO Y PROCEDIMIENTO

II. SITUACION ACTUAL DE LOS JUICIOS EN DERECHO FAMILIAR EN MEXICO, DISTRITO FEDERAL

A) LOS CONSEJOS DE FAMILIA

B) SU IMPORTANCIA

III. TRASCENDENCIA DEL ORDEN PUBLICO PARA CREAR LOS JUICIOS ORALES EN DERECHO FAMILIAR MEXICANO

IV. ORDEN PUBLICO EN EL CODIGO DE PROCEDIMIENTOS CIVILES DEL DISTRITO FEDERAL

V. EL PROCEDIMIENTO ORAL

A) PRINCIPIOS DE LA ORALIDAD

B) LÍMITES A LA ORALIDAD

VI. LA ORALIDAD EN EL CODIGO DE PROCEDIMIENTOS CIVILES DEL DISTRITO FEDERAL

A) PRUEBAS EN LA AUDIENCIA

B) AUDIENCIA ORAL

C) TESTIGOS

D) TERMINO DE LA AUDIENCIA

E) PRUEBAS CONFESIONAL Y TESTIMONIAL

F) SENTENCIA

G) APELACION

H) REVOCACION

I. ORIGENES DE LA PALABRA ORAL Y DIFERENCIAS GENERALES ENTRE JUICIO, PROCESO Y PROCEDIMIENTO

Aparentemente, ésta es una palabra del dominio público, de la cual todos conocen su significado, sin embargo, es importante, frente a una aportación de esta naturaleza, ir al origen, a la raíz latina. Oral deriva de os, oris, que significa, lo expresado con la boca o con la palabra, lo cual marca ya una diferencia a lo que se hace por escrito. En otras palabras, referido específicamente al establecimiento de los juicios o procesos orales en Derecho Familiar en México, tendríamos que señalar que todo se llevaría con la palabra, hablando, ante el juez y ahí expresar lo que las partes en conflicto pretendan exponer y en su momento, obtener como sentencia.

SINONIMOS

Juicio y proceso son sinónimos. Ambos derivan del latin iudisium y al calificarse de privado o público, surge iudisium privatum, juicio de derecho privado o proceso civil y el iudisium publicum, juicio de derecho público, ante público, verbigracia, el juicio penal.

JUICIO

Juicio es conocer una causa, y en ella, el juez debe pronunciar una sentencia. La misma obra, al hablar de proceso, señala que jurídicamente se puede entender como "agregado de los autos y demás escritos en cualquiera causa civil o criminal". En otras palabras, hacer y sustanciar determinadas conductas hasta llegar al estado de sentencia; "Formarlo con todas las diligencias y formalidades requeridas por Derecho".

JUICIO MIXTO ORAL EN DERECHO FAMILIAR

Es importante determinar que las palabras juicio y proceso son sinónimos, para que al referirnos al Derecho Familiar, desde el punto de vista oral, quede claro que se puede utilizar cualesquiera de esos términos. El concepto de juicio, según el Compendio de Términos de Derecho Civil, realizado por diversos profesores de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México, en el cual el suscrito tuvo a su cargo una parte del mismo, es una "serie ordenada de actos en la que una o varias personas presentan una causa ante un Juez competente, caracterizada por la existencia de intereses opuestos, consistentes en la pretensión de una de las partes y la oposición o resistencia de la otra, para que mediante su sustanciación, a través de un procedimiento, y siguiendo todas las etapas procesales, la autoridad emita una resolución legítima o sentencia".

Otro concepto de juicio dice es "la controversia y decisión legítima de una causa ante y por el juez competente; o sea, la legítima discusión de un negocio ante el actor y reo ante el juez competente que la dirige y termina con su decisión o sentencia definitiva". Es interesante saber que la "J" no era una letra común en el latín y por ello, la palabra juicio se define como iudicis que tiene ese significado.

ELEMENTOS DEL JUICIO ORAL

Eduardo Pallares sigue el concepto anterior y de él deriva por lo menos seis elementos. Primero, que exista una causa, ya que lo que se va a discutir o controvertir, debe referirse a ella; en segundo lugar, que haya una controversia o discusión sobre esta causa; tercero, que aquélla se realice, o ventile, ante un juez competente ante los Tribunales, y que participe en esto, para que lo dirija y en un momento dado, resolverlo. Como cuarto elemento, es necesario que el Tribunal sea competente. Finalmente, dictar una sentencia que termine con la controversia; defina el derecho de cada quien y ponga fin al conflicto.

Pallares cita a Aniceto Alcalá y Zamora, quien al referirse al procedimiento, le da las siguientes acepciones "1. Sinónimo de juicio; 2. Designa una fase procesal autónoma y delimitada respecto al juicio con que se entronca. 3. Sinónimo de apremio; 4. Despacho de la ejecución en el juicio mercantil. 5. Diligencias, actuaciones o medidas. 6. Tramitación o sustanciación total o parcial".

El proceso jurídico, es "una serie de actos jurídicos que se suceden regularmente en el tiempo y se encuentran concatenados entre sí por el fin u objeto que se quiere realizar con ellos".

Lo que da unidad al conjunto y vinculación a los actos, es precisamente la finalidad que se persigue, lo que configura la institución de que se trate.

En su acepción jurídica más general, la palabra proceso comprende a los procesos legislativos, administrativos, judiciales, civiles, penales, mercantiles, etc.".

Diccionario de la Lengua Española. 20ª edición. Tomo II. H -

Zuzon. Madrid, España, 1984. p. 981.

2- NICOLIELLO, Nelson. Diccionario del Latín Jurídico. J. M. Bosch Editor - Julio César Faida - Editor. Barcelona, España, 1999. pp. 151 in fine y 152.

3- Diccionario de la Lengua Española. Ob. Cit. p. 802.

4- Ob. Cit. p. 1107.

5- Loc. Cit.

6- GÜITRÓN FUENTEVILLA, Julián et al. Compendio de Términos de Derecho Civil. Coordinador Jorge Mario Magallón Ibarra. Editorial Porrúa y Universidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. México, 2004. pp. 311 in fine y 312.

7- LOZANO, Antonio de Jesús. Diccionario Razonado de Legislación y Jurisprudencia Mexicanas. Tomo II. Edición Facsimilar. Editado por Lito Ediciones MACABRA, S. A. DE C. V. Edición a cargo del Dr. Juan Luis González Carrancá. México, 1991. p. 691.

8- RODRIGUEZ CASTRO, Santiago. Diccionario Etimológico Griego-Latín del Español. 4ª edición. Editorial Esfinge, S. A. de C. V. Estado de México, 1997. p. 169.

9- PALLARES, Eduardo. Diccionario de Derecho Procesal Civil. 21ª edición actualizada. Editorial Porrúa. México, 1994. p. 466.

10 - Loc. Cit.

11- PALLARES, Eduardo. Ob. Cit. p. 639.

12 - Ob. Cit. p. 641. (Continuará)

Columnas anteriores
Columnas

Cartones