regionales
Estado criminaliza a enfermos de hipertensión
Una campaña de concientización sobre la diabetes se ofreció en Huatusco, donde hasta un 25 por ciento de sus habitantes tiene este mal.
El Sol de Córdoba
15 de noviembre de 2013

Miguel Olvera Caballero

Huatusco, Veracruz.- Intolerable es que el sector Salud le niegue los medicamentos a personas con problemas de hipertensión arterial, pues dejara desprotegidas a miles de personas que tienen esta enfermedad. Apenas esta semana, personal del ISSSTE anunció que ya no dará medicamentos a hipertensos y ellos tendrán que comprarlos.

Víctor Hugo Vargas Perales, médico diplomado en diabetes, argumentó que el gobierno vive en un estado de simulación, pues se anuncian excelentes programas de salud que en realidad no son funcionales.

Lo anterior lo externó el galeno en el marco del Día Internacional contra la Diabetes y la campaña de concientización que se efectuó en la ciudad. El entrevistado reveló que la diabetes aqueja hasta a un 25 por ciento de los huatusqueños.

"En la prevención primaria esta la solución, aprende a comer, aprende a vivir, hay que hacer ejercicio, en la secundaria se busca atender las secuelas para tener un control, tener un tratamiento", comentó el médico especialista en malestares provocados por la diabetes.

En Huatusco se estima que hay hasta un 25 por ciento de la población tiene problemas de diabetes, provocados principalmente por los malos hábitos alimenticios, la obesidad es la cusa primordial, los trastornos genéticos son los que nos generan este problema, "mucha gente no sabe que es diabética, cuando se hacen una prueba es cuando descubren que están enfermas", agregó Vargas Perales.

Sobre las nuevas disposiciones que IMSS e ISSSTE pretenden implementar, destacó que es algo normal, "vivimos en una simulación de atención medica por parte del estado, si uno visita un hospital ve las filas de gente, no hay médicos, no hay medicamentos, la atención y cobertura no es amplia", así que es normal que se tomen estas decisiones cuando todo lo que se anuncia es pura simulación.

El que no se construyan nuevas unidades médicas y se mantenga sin movimientos la plantilla de médicos, agregó Vargas Perales, tiene como consecuencia un servicio deficiente, que por desgracia, perjudica a los sectores más vulnerables.

"No se hace medicina preventiva, no se le dice a la gente como cuidar su vida, mientras no haya participación mutua, no habrá solución de los problemas, el estado no informa", lamentó el entrevistado.