Salud
Sexualidad responsable en adolescentes
Uno de cada seis nacimientos acontece en jóvenes de entre 15 y 19 años de edad. Foto: Archivo
Organización Editorial Mexicana
20 de septiembre de 2013


Susana Sánchez / El Sol de México

Ciudad de México.- Garantizar acceso a la anticoncepción es fundamental para evitar embarazos no planificados en adolescentes, ya que en los últimos años las estrategias en materia de salud reproductiva en los jóvenes están ampliamente dirigidas a la prevención del embarazo no planificado en esta población, dado que es una

tendencia que va en aumento.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, uno de cada seis nacimientos acontece en jóvenes de 15 a 19 años de edad, esta situación podría prevenirse con el uso regular de anticonceptivos hormonales orales que ofrecen alta efectividad.

Por lo que Ivón Vanessa Silva, actual coordinadora nacional del Programa Gente Joven de la Fundación Mexicana para la Planeación Familiar, explicó que "el temprano inicio de las relaciones sexuales y la falta de uso de métodos anticonceptivos son los factores más importantes en el incremento de los embarazos no planeados o no deseados en la

adolescencia".

Agregó, "es evidente que la actividad sexual está iniciando a edad temprana, el porcentaje de adolescentes de 12 a 19 años que comenzaron vida sexual alcanza 23 por ciento, con una proporción mayor en hombres que representa el 25.5 por ciento, mientras en las mujeres alcanza el 20.5 por ciento, esta cifra es superior a la reportada hace seis años, según datos de la Encuesta Nacional de

Salud y Nutrición 2012".

"En promedio la primera relación sexual ocurre a los 16.6 años, y hasta un año después se inicia el uso de la anticoncepción, en vista de lo cual promover una sexualidad protegida por medio del uso de anticonceptivos es fundamental en la prevención de embarazos no planificados e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)", sostuvo la coordinadora de programas juveniles de la Fundación Mexicana para la Planeación Familiar.

En este sentido, comentó "se tienen datos de que 61.5 por ciento de los adolescentes no utilizarón ningún método anticonceptivo en su primer encuentro sexual, por lo que es indispensable que las y los jóvenes cuenten con asesoría anticonceptiva de forma habitual, pues la visita al especialista en salud es esencial para garantizar el acceso a un eficaz control de la fertilidad".

Ya que -dijo- las dificultades a la salud que puedan desencadenarse en una mujer como consecuencia de un embarazo en la adolescencia van desde la detención del crecimiento en la madre, el riesgo de aborto o nacimiento prematuro, anemia o desnutrición, hipertensión e incluso la muerte materna resultado de la

inmadurez física.

Por ello, en el marco del Día Nacional para la Prevención del Embarazo No Planificado en Adolescentes, que se celebra este 26 de septiembre, es una prioridad exhortar al conocimiento y uso de métodos anticonceptivos para lograr un ejercicio de la sexualidad saludable, lo que aunado a una asesoría médica dará herramientas a los jóvenes para lograr dicha meta.

Por su parte, la especialista en sexualidad Elsy Reyes afirmó que "la anticoncepción en las mujeres sigue siendo un reto. Según datos obtenidos de la Encuesta ENSANUT 2012, el 61.5 por ciento de las adolescentes no se protegió en su primera relación sexual".

"Son múltiples los mitos que por años han generado desconfianza en el uso de métodos anticonceptivos. Por tal motivo, es muy importante buscar la asesoría del especialista en salud, así el experto y la usuaria podrán encontrar la opción indicada. Hoy en día gracias a años de investigación existen innovaciones anticonceptivas que responden a las necesidades de la mujer en sus diferentes etapas de la vida", subrayó.

Así también, mencionó que "actualmente existen opciones para el control de la fertilidad que pueden ser usadas por las jóvenes de manera regular como la pastilla de la "Y", una píldora que combina baja dosis de dos hormonas ("etinilestradiol" y "drospirenona"), que cuenta con un innovador regimen de administración de 24 pastillas activas y 4 comprimidos inactivos, por medio del cual se logra un mayor control del ciclo menstrual y de los síntomas físicos y emocionales asociados al Síndrome Premestrual.

Incluso, de acuerdo con publicaciones médicas, cuenta con beneficios agregados -complementó- este anticonceptivo oral además de brindar 99.9 por ciento de eficacia anticonceptiva, por su efecto antiandrogénico permite a las mujeres lucir un cutis más terso, mejorar problemas leves o moderados de acné y reducir la presencia de grasa en el cabello. La también columnista e investigadora Elsy Reyes, subrrayó que "el uso regular de algún método anticonceptivo hormonal impacta positivamente en la vida íntima femenina, aún más en las adolescentes, puesto que al sentirse seguras y protegidas pueden vivir con libertad e intensidad sus relaciones sexuales y por tanto, lograr la plenitud en los

distintos ámbitos de su vida".

Finalmente ambas especialistas concluyen sobre la implicación de un embarazo no planificado, aún más para una madre adolescente, que significa la alteración de su vida y acortamiento de sus aspiraciones personales.

Por esta razón, es indispensable hacer frente a la necesidad insatisfecha de anticoncepción como un objetivo y Derecho Humano fundamental; trabajar para brindar información pero sobre todo dar acceso a la anticoncepción es el reto actual para padres de familia, aolescentes y profesionales de la salud.

www.mexfam.org.mx

Susari7@yahoo.com

Susari7@gmail.com