regionales
Muere operador de cañero
Un operador de un camión cañero murió con el cráneo destrozado al ser impactado por otro carro, en el ejido El Refugio.
El Sol de Córdoba
21 de febrero de 2013

José Luis Jiménez Zaragoza

Cosolapa, Oaxaca.- Un operador de carro cañero del ingenio El Refugio murió con el cráneo fracturado al ser embestido en reversa por otro camión que lo remolcaba para orillarlo, después de sufrir una falla mecánica, en la carretera estatal Cosolapa-Acatlán de Pérez, frente el ejido El Refugio.

Pablo Serrano Morgado, de 42 años de edad, con domicilio en Playa de Jícama en San Miguel Soyaltepec, murió al instante a un lado de su carro al tiempo que el presunto responsable, desapareció de la zona, ante el temor a ser detenido y procesado por homicidio culposo por tránsito de vehículo de motor.

La desgracia ocurrió alrededor de las siete de la mañana del miércoles, en el ejido El Refugio cuando la víctima pidió apoyo de otro compañero fletero para orillar su camión Chevrolet rojo, placas XV-26803 de Veracruz, que sufrió una falla mecánica.

Según informes, un carro cañero jaló el camión de la víctima, con un cincho que sujetaba la carga que transportaba, y pretendía orillarlo para no congestionar el tránsito vehicular.

Al pretender destrabar el cincho para que su compañero siguiera su camino, según informes, el carro cañero lo embistió en reversa e impacto contra la defensa de tubulares de su propio camión.

Otros informes señalan que el cincho del otro camión no soportó del cañero y cuando el fletero pretendía quitarlo, se reventó y ocasionó la desgracia.

El presunto responsable abordó su carro y escapó de la escena de la desgracia apoyado de otros compañeros quienes señalaron que podrían detenerlo por la muerte del infortunado.

Fortunato Álvaro Poblete Bautista, agente del Ministerio Público Investigador tomó conocimiento de la desgracia y libró un oficio a la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) para identificar al chofer y el carro que remolcaba el camión de la víctima al momento de la desgracia.

Gloria Leticia Mederos Ñeco, identificó el cuerpo como el de su esposo, Pablo Serrano Morgado, de quien dijo era originario de Matatenatito, Omealca y actualmente radicaba en San Miguel Soyaltepec... "salió anoche (martes) de la casa con dirección a El Refugio con una carga de caña y no supe más de él hasta hoy (miércoles) que me avisaron que estaba muerto".

La fiscalía del fuero común inició el expediente número 32/2013 por homicidio culposo contra quien o quienes resulten responsables.