Policiaca
Avioneta da "campanazo"
Gran despliegue de corporaciones policiacas y de rescate generó el accidente.
El Sol de Córdoba
10 de noviembre de 2012

Antonio Osorio

Córdoba, Veracruz.- El empresario transportista José Abella García y un instructor de vuelo se accidentaron la tarde de ayer, cuando la aeronave que tripulaban se les "capoteó", volcando y derrapando sobre la aeropista "Juan Antonio Perdomo Díaz", debido a condiciones adversas de viento y a una mala maniobra que realizó el empresario al momento de aterrizar.

Por fortuna, gracias a que portaban cinturones de seguridad, ambos ocupantes de la aeronave sólo resultaron con golpes y heridas leves.

El accidente generó movilización de cuerpos de rescate y las diferentes corporaciones policiacas, quienes arribaron y tras inspeccionar el área determinaron que no había mayores riesgos.

Decenas de automovilistas, vecinos y peatones se concentraron en el área, ante el asombro que causó ver la aeronave con el tren de aterrizaje hacia arriba.

Los hechos se suscitaron alrededor de las 14:00 horas de ayer, cuando procedente del puerto de Veracruz y con destino a Córdoba, llegó a la aeropista una aeronave tipo Waco-Biplano, color rojo, con matrícula XB-HFX, piloteada por el empresario José Abella García, de 50 años de edad, vecino de la avenida 11 y calle 22, quien iba en compañía del instructor de vuelo José de Jesús Medina, de 66 años de edad, quien tiene su domicilio en la calle Sardinas, número 52, del fraccionamiento Costa de Oro, en Boca del Río.

Cuando aterrizaban por el lado oriente de la aeropista, esto es por el lado de la curva de la carretera a la congregación 20 de Noviembre, descendieron de forma normal, pero antes de que tocaran tierra, el piloto perdió el control de la aeronave cuando ésta se le empezó a "capotear", es decir se empezó a ir de lado, hacia ambos extremos, provocando que se volcara y derrapara más de 30 metros.

Gracias a que ambos tripulantes portaban el cinturón de seguridad no se salieron de la aeronave, y posteriormente fueron auxiliados por personal que resguarda la torre de control y militares que permanecen apostados en la zona, logrando salir para ponerse a salvo.

Debido al accidente hubo derrame de turbosina, por lo que de inmediato fueron alertados los servicios de emergencia, ante la posibilidad de un incendio.

Al lugar acudieron paramédicos de la Cruz Roja, que valoraron a los ocupantes de la aeronave ya que el empresario sufrió algunas lesiones leves en la mano izquierda y la pierna derecha, así como abrasiones en el cuello, mientras su acompañante también sufrió raspaduras en el cuello y tuvo una herida en la cara, a nivel del ojo izquierdo.

Asimismo, al sitio se presentaron más de 30 policías municipales en unas 15 patrullas, al mando del inspector Jorge García Pérez; también acudieron Bomberos a bordo de una motobomba, encabezados por el teniente Arturo Juárez Chimal, siendo estos últimos quienes inspeccionaron la aeronave y prepararon espuma para prevenir cualquier siniestro por el derrame de turbosina.

Conforme pasaban los minutos fueron llegando familiares y conocidos, así como empleados del empresario para saber lo que había ocurrido.

También llegaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Fortín y personal de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI), al mando del delegado Pablo Rached Cruz.

Luego de varias horas de permanecer acordonando la zona la aeronave fue incorporada con la implementación de grúas.

"SE ME CAPOTEÓ" LA NAVE: PILOTO

De acuerdo con el piloto de la aeronave accidentada ayer, el empresario José Abella García, el accidente se debió a un error de piloteo, al maniobrar para aterrizar, debido a que es un aparato que adquirió hace apenas un mes, distinto a los que tiene, y prácticamente andaba aprendiendo a volarlo.

Explicó que previamente se dirigió al aeropuerto internacional "Heriberto Jara Corona", del puerto de Veracruz, y tras regresar para cargar combustible hizo lo que llamó 2 "malos" aterrizajes.

A preguntas de los reporteros, aseguró que el accidente fue por falta de habilidad para maniobrar: "así es, por tonto, muy pocos se atreven a decir las causas, pero fue un error de piloteo, estaba yo aprendiendo a volar este avión, diferente a los que tenía, andaba de aprendiz y se me capoteó, tiene un mes que adquirí el avión", dijo.

Se trata de un aparato tipo Waco-Biplano, con valor aproximado al medio millón de dólares, que arribó a Córdoba apenas el mes pasado, dijo ante la prensa.

Agregó que "tengo experiencia, pero en muy diferentes especificaciones, éste se llama Patín de cola, es medio barrioso".

Precisó que "lo que pasó fue que se me perdió el control, no nos pasó nada, porque ya veníamos como a 30 millas; Tengo unas raspaduras leves en la mano", finalizó mientras observaba la avioneta accidentada.