Córdoba
Padre Lino Larios, 56 años de vida sacerdotal
El Sol de Córdoba
27 de abril de 2012

Yolanda Reyes Apodaca

Córdoba, Veracruz.- Con una misa de acción de gracias, el padre Lino Larios Pastrana celebró 56 años de vida sacerdotal y qué mejor que hacerlo al lado de su familia y la comunidad de la rectoría de Nuestra Señora de la Merced.

Con 86 años de vida y 56 de sacerdote, dio gracias a Dios por haberlo llamado a ser su pastor y llevar su mensaje evangelizador a la humanidad, que lo necesita ante tantos problemas de diversa índole.

En un día tan especial lo acompañaron sus familiares: Mara Soto Larios, Blanca Larios Pastrana, Jimena Leyva Soto, Domingo Larios Pastrana, Ofelia Morales Acosta, Lucila Larios Morales, Néstor Larios Morales, Guadalupe Morales Acosta y Rosa del Carmen Maciel Barbosa.

Y entre las religiosas: Ricarda Juárez Ochoa, Alejandra Estela Sánchez Loyo, y Manuela Hernández Molina, quienes han estado con él en los últimos años, cuidándolo y pendientes de su bienestar.

En esta ocasión la misa de 18:30 horas fue emotiva, porque el padre Lino, tan querido por todos, agradeció con mucha alegría y devoción a Dios por haberle permitido llegar con bien a sus 56 años de vida sacerdotal.

Con voz emocionada agradeció las muestras de cariño que le demostraron sus familiares y feligreses de la comunidad, con quienes ha compartido los últimos años y ahora ya los siente parte de su familia.

Al terminar la eucaristía, los feligreses se formaron para felicitarlo y externarle palabras de cariño, porque lo quieren y lo ven como el sacerdote amoroso que siempre está pendiente de su comunidad.

El padre Lino es muy querido por los católicos, porque es sencillo y bondadoso, y lo transmite con tan solo verlo.

Después de la misa, se ofreció un convivio en un salón ubicado frente a la rectoría, donde hubo pastel, música y le obsequiaron regalos.

El padre Lino nació en Ciudad Mendoza, Veracruz, el 4 de agosto de 1925, es hijo de Lino Larios y Angélica Pastrana, fue ordenado sacerdote el 25 de abril de 1956 por el arzobispo Edein Berte, en el Seminario de Moctezuma, Nuevo México, Estados Unidos, en la fiesta de San Marcos.

Le gusta mucho la naturaleza y siempre que puede siembra árboles, incluso, ese amor lo plasmó en el libro "Rosario Ecológico". También escribió el libro "Breve Catecismo del celibato sacerdotal y la virginidad consagrada".