Córdoba
Limón persa, de $3 a $40 el kilogramo
Mientras que en el mercado Revolución el kilogramo del limón persa se expende hasta en 40 pesos en el mercado La Isla su valor oscila en $20.
El Sol de Córdoba
28 de diciembre de 2010

Teresa Herrera González

Córdoba, Veracruz.- El precio del limón persa se disparó de los 3 pesos el kilo hasta $30 ó 40 pesos, manifestaron vendedores del mercado Revolución, en contraparte, los de La Isla lo mercan a $20 el kilogramo debido a la baja producción del cítrico en todo el país.

De acuerdo con los citricultores, desde ayer comenzó a aumentar la demanda del agrio, lo que llevó a los minoristas a ofrecerlo a ese costo.

Las amas de casa, que son las que llevan el gasto familiar, están sorprendidas que de un día para otro haya una tendencia alcista, "de plano yo me llevó únicamente lo que voy a ocupar, ya no es como antes, ya ni agua de limón vamos a poder tomar", dijo Eufrosina López.

Del mismo modo, ha subido el jitomate, lamentaron comerciantes de La Isla que de $12 el kilo pasó a $16, el chile huachinango para rellenar de $12 ahora a $15, ejotes de $15 ahora valen $18, calabacitas de $9 a $13, zanahoria de $5 pasó a $10 y el chile serrano está a $40 el kilo.

En el caso de Evelia Dolores, señaló que da barato y aún así la gente no viene a comprar, "sabemos por la situación tan difícil que estamos pasando, sólo sacamos lo líquido para comer, si doy caro no vendo", dijo.

Para don Zeferino Bautista Rivera, "desde que nos pasamos para acá no han repuntado las ventas, son pérdidas totales ya que lo poco que compramos si no se vende se echa a perder y pues se va a la basura, es dinero tirado a la basura", sostuvo.

Y es que comenta que los productos del campo que él expende los traen de Huixcolotla, Puebla, donde las heladas que han caído últimamente han hecho que el producto encarezca y por ende las ventas descienden.

Otro que coincide con Zeferino es David Osorio Solís, quien argumenta que desde que se pasaron a La Isla no ven la suya, "hemos implementado estrategias de venta para que salga el producto, pero ni así, hoy vengo a abrir arriesgando no vender nada".

En el caso de José Zepahua, se dijo contento porque tiene un lugar para ofertar su mercancía, "de 20 días para acá sí acrecentó un poco la venta, yo tengo por ética que si compro barato doy barato, de lo contrario mermaría la economía de quienes vienen a este zoco, se trata de mantener cautivo al cliente, no de alejarlo", dijo para finalizar.