Córdoba
Misa en honor del Divino Niño Jesús
Ayer tuvo lugar la celebración en honor al Divino Niño Jesús. Foto: Fernando Coria/El sol de Córdoba
El Sol de Córdoba
6 de septiembre de 2010

Teresa Herrera González/El Sol de Córdoba

Córdoba, Veracruz.- Una gran festividad se vivió ayer en la comunidad San Marcial en honor al Divino Niño Jesús, al comenzar desde las 5 de la mañana con las tradicionales Mañanitas norteñas, a las 6 con mariachi y a las 7 con música de banda, señaló Margarita Sánchez Zilli, quien también dio su testimonio por los milagros recibidos.

Asimismo, a las dos de la tarde se llevó a efecto la celebración eucarística por parte del sacerdote Antonino Ameca Rodríguez, en el predio que donó la señora Sánchez Zilli para la construcción de la capilla por los milagros que ha hecho.

"La gente está muy entusiasmada, recordamos su infancia, las personas le piden favores según la fe que ellos tengan, y de esta forma ellos agradecen y cooperan, como la piedrilla para que no se haga lodo, los arreglos florales, la gente se motiva viendo esos favores que Dios les otorga", indicó muy emocionada la entrevistada.

Del mismo modo, señaló que se tiene planeado que sea un santuario porque viene gente de muchas partes de la República para dar gracias por los favores recibidos. "A mí en especial me hizo un favor muy grande, aparte había promesas antiguas de edificarle un templo".

Al término de la misa se coronó al Divino Niño Jesús, posteriormente hubo testimonios de personas que padecían males incurables como el cáncer y situaciones difíciles que al no encontrar cura a sus padecimientos se refugian en el Divino Niño Jesús, quien les concede la gracia de mitigar su dolor a través de su devoción y fervor.

Asimismo, se prosiguió la fiesta en la que por doquier se escuchaba de los milagros, curaciones, reconciliaciones de familias, salud de los enfermos, y más que nada para darle gracias a Dios y al Divino Niño Jesús por permitirles gozar de su presencia en esta gran celebración a la que acudieron decenas de feligreses para agradecer su intercesión.