Córdoba
Cumplí mi misión: Sandra Leticia Pérez
Sandra Leticia Pérez del Valle.
El Sol de Córdoba
29 de agosto de 2009

José Francisco García

Córdoba, Veracruz.- Visiblemente consternada, pero con una mirada de satisfacción nos recibió la hasta ayer administradora local de Servicios al Contribuyente del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Sandra Leticia Pérez del Valle, aún incrédula que tras 6 años 9 meses, una vez más debe dejar a su familia en su natal ciudad y marcharse al nuevo reto que le espera en el estado de Hidalgo, en Pachuca para ser exactos, donde será la titular a partir del próximo martes primero de septiembre.

Sandra Leticia Pérez del Valle se postuló para una vacante en el SAT dando como resultado su nombramiento como jefa de departamento en las oficinas de Hacienda en Orizaba, posteriormente la trasladan a Puebla, donde se establece sólo un mes; en Acapulco se desempeñó un año como coordinadora y posteriormente inicia su trayectoria al interior de las unidades de asistencia y de servicios en la ciudad de Xalapa donde permanece un año para posteriormente retornar a su ciudad natal Córdoba y ocupar el cargo de subadministradora para finalmente ser la titular durante casi 7 años.

"Humildemente puedo decir que de los principales logros está la certificación de ISO 9000 para nuestra unidad del SAT, porque Córdoba fue una de las cinco ciudades que la empresa eligió para acreditar a las 66 unidades del país, establecer convenios de colaboración con los municipios aledaños a éste, los cuales estipulaban que cualquier contribuyente que se acercara a pedir permiso para poner un negocio debería contar en primera instancia con el Registro Federal de Contribuyentes, pero principalmente fortalecer la atención al contribuyente, es decir, tratarlos de manera cálida, oportuna y amablemente, logramos pues humanizar al SAT, hoy, satisfactoriamente, la ciudadanía ya nos ve de forma diferente a hace 7 años atrás".

Pérez del Valle, quien confiesa que la noticia de su cambio fue de asombro y tristeza, comenta que su familia continuará en esta ciudad, aunque desde luego en constante comunicación y viéndose cada fin de semana, "lamentablemente mi trabajo es así, de sacrificios, pero al mismo tiempo irme a Pachuca representa un reto muy grande profesional y laboralmente, que implica crecer como persona aunque para ello, reitero, haya que sacrificar una de las cosas por las cuales vives en la vida, a mi familia".

Una de las primeras acciones que la hasta ayer titular del SAT de Córdoba emprendió en su gestión fue fortalecer el programa de síndicos del contribuyente, pues inicialmente eran 4 los que había y actualmente hay 18, con ello, logró tener acercamiento con agrupaciones como Canaco, Canacintra, Colegio de Contadores, entre muchos más.

"Aunque debo destacar que también me tocó el cambio de pagos a través de Internet y acomodar las instalaciones pues anteriormente eran poco espaciosas y muy amontonadas, hoy lucen completamente diferentes más cómodas y con mejor vista".

La siempre amable Sandra Leticia, humildemente reconoce precisamente este último punto como el que dejara pendiente al momento de su salida del SAT cordobés: "Ya no tendré la oportunidad de llevar a efecto este importante y necesario proyecto para la Local de Córdoba, es muy necesario tener un nuevo edificio que por decir algo, cuente con estacionamiento e instalaciones más amplias dado el gran número de contribuyentes que a diario viene a realizar diferentes gestiones, por lo que espero que el nuevo administrador impulse este ambicioso plan que ya estaba en el tintero de las prioridades".

La Administración Local de Servicios al Contribuyente del Servicio de Administración Tributaria de Córdoba, al frente de Sandra Leticia Pérez del Valle, se consolidó como una de las mejores a nivel nacional, al no tener quejas del personal o servicios y tener el mayor acercamiento con diferentes agrupaciones del ramo, ayuntamientos y ciudadanía en general, es por ello, que orgullosa pero sin jactancia reitera: "Cumplí mi misión, hicimos un SAT más humano".

Pérez del Valle aún sin entenderlo del todo, resignada, dice haber tenido la oportunidad de haber durado un buen tiempo en su ciudad y junto a su familia, pues otros administradores fueron cambiados en dos o tres años, en tanto que ella duró 6 años y 9 meses.

La abogada y contadora de profesión, emocionada, aunque indiscutiblemente triste, pasadas las 15:00 horas, cuando el último contribuyente salió de la oficina, aprovechó para tomarse la foto del recuerdo con el personal, la mayoría del cual, empezó con ella su gestión, por lo que para ellos también representa un duro golpe su partida.

Desde hace algunos años, la capacidad de la mujer, reflejada en su desempeño en los diversos rubros laborales, le ha valido posicionarse cada día ganándose a pulso, también, cada peldaño que ha escalado superando en la mayoría de las ocasiones el ahora ya falso mito de que las mujeres tienen menos capacidades que los hombres.

Es motivo de orgullo que una cordobesa destaque en los arduos menesteres fiscales, en los que verdaderamente para hacerlo es necesaria una vocación, excelente formación y una férrea disciplina que le permitan tener, cada día y al día, los conocimientos suficientes y el criterio para la adecuada atención al contribuyente, ella es la licenciada Sandra Leticia Pérez del Valle, quien luego de un exitoso desempeño como administradora local de Servicios al Contribuyente en las oficinas de Hacienda federal de Córdoba y Orizaba, el próximo 1º de septiembre tomará posesión, del mismo cargo, en la oficina de Hacienda Federal en la ciudad de Pachuca, Hidalgo.

Nuevos retos y aspiraciones le esperan a la siempre bella, amable y cortés Sandra Leticia Pérez del Valle en la denominada "bella airosa", Pachuca, por lo que se le desea el mayor de los éxitos y el más pronto de los regresos a esta ciudad donde no sólo sus compañeros extrañarán su presencia, también los representantes de los medios, sin duda añorarán sus atenciones.

Como amiga y colaboradora editorial de Los Soles, le deseamos el mayor de los éxitos.