Comunidad y Cultura Local
El Hospital-Granja de Guadalajara
El Occidental
13 de julio de 2008

Guillermo Zenteno Covarrubias *, Isaac Maldonado Alvarez ** y Sandra Gabriela Rodríguez Palafox ***

Guadalajara, Jalisco.- Hace un par de semanas el doctor Alejandro Ramos tuvo a bien regalarnos uno de sus libros que recientemente publicó; en él, además de dedicarlo, se tomó la gentileza de expresar un agradecimiento que no es más que el reflejo de la amistad que nos une.

Esta obra trata acerca de la historia de la granja de recuperación para enfermos mentales de Guadalajara, su trayectoria, los métodos usados para el tratamiento de los enfermos, así como el contraste de los cambios a través de su historia.

Inicia con una relatoría de los primeros hospitales psiquiátricos de México, el de San Hipólito y el llamado del Divino Salvador durante el siglo XVI, que estuvieron ubicados en la capital del país; durante la mayoría de la época del virreinato, éstos fueron los encargados de atender a la mayoría de enfermos mentales provenientes de la Nueva España. Posteriormente en el año de 1794 se decide abrir un manicomio dentro de las puertas del recientemente inaugurado Hospital de San Miguel de Belén en la capital de la provincia de la Nueva Galicia, el cual sería de gran apoyo para atender la demanda de atención y reclusión a enfermos mentales provenientes del occidente del país. Hasta que, ya entrado el siglo XX, gracias al doctor Gustavo Baz, se introduciría en el país un nuevo concepto de atención psiquiátrica, aquel que se basaba en la rehabilitación del enfermo mediante las labores agropecuarias.

El doctor Ramos nos comenta que como a principios de la década de los cuarenta el doctor Gustavo Baz había realizado un viaje en el que tuvo acercamiento con un hospital psiquiátrico localizado en Bélgica, en el cual se buscaba la rehabilitación del enfermo mental mediante labores propias de la agricultura y la ganadería; tal fue el impacto de la idea, que éste, a su regreso a México, promovió la idea entre los altos mandos gubernamentales, a los cuales les gustó el planteamiento de crear un hospital de este género en San Pedro del Monte, Guanajuato. Después de ver los resultados posteriores a la apertura de este nosocomio, durante las décadas de los cincuenta y sesenta se abrieron nueve hospitales más alrededor del país entre los que se encontraba el Hospital-Granja de Guadalajara "La Esperanza".

Durante el transcurso de la década de los cincuenta, durante el gobierno en Jalisco del licenciado Agustín Yáñez, se llevó a cabo el proyecto de crear un hospital-granja que atendiera a los enfermos mentales del occidente del país y que apoyara al antiguo manicomio del Hospital Civil, el cual ya no contaba con la capacidad para cubrir la demanda de atención a este tipo de pacientes. Así en el año de 1958 se inaugura en el municipio de El Salto, Jalisco, en un predio de 70 hectáreas ubicadas a un costado del aeropuerto internacional de Guadalajara "Miguel Hidalgo" el Hospital-Granja "La Esperanza", el cual tomaría dicho nombre de una antigua hacienda ubicada en las inmediaciones del nuevo hospital. Este nosocomio en un principio sería administrado por personas que no simpatizaban totalmente con el concepto de funcionamiento del Hospital-Granja basado en labores agrícolas e intentaron influenciarlo bajo el antiguo método de los electrochoques y medicamentos sedantes para los dementes.

Esto llevó a un cambio en la administración de éste, el cual llevaría a un funcionamiento acorde al concepto fundamental de un Hospital-Granja; durante varios años este método sería el predominante en el nosocomio.

Ya en las décadas de los setenta y ochentas el déficit de productividad de la actividad agrícola, así como el aumento de eficiencia en calmantes y medicamentos para controlar los estados de locura de los pacientes, llevaron a una gradual conversión de métodos de tratamiento al enfermo mental, por lo cual se tomó la decisión de eliminar las actividades del campo para un mayor tratamiento terapéutico basado en sesiones psiquiátricas y psicológicas, así como la administración de los nuevos medicamentos a los pacientes, esto llevaría al modelo agrícola al desuso, lo que a su postre convertiría al hospital-granja en lo que actualmente es el Hospital Psiquiátrico de Jalisco.

Esta conversión en metodologías de tratamiento al enfermo mental, haría que cambiara también físicamente el inmueble del Hospital Psiquiátrico, ya que las tierras destinadas al cultivo y la ganadería serían devueltas a ejidatarios, lo que reduciría la extensión del hospital de setenta a sólo catorce hectáreas, así como una remodelación total, y construcción de nuevos pabellones para los enfermos.

El Hospital se encuentra dividido de acuerdo al tipo de pacientes que aloja, los cuales se clasifican en enfermos mentales infantiles, mujeres y hombres crónicos, así como hombres y mujeres en estado agudo. En esta parte de la obra se nos relata una pequeña descripción de un día normal dentro de este nosocomio.

Actualmente este Hospital, de acuerdo a lo estudiado por el doctor Ramos, realiza tanto consultas externas, así como la reclusión de enfermos en caso de ser necesario, o en caso de que su familia no disponga de los recursos económicos para atenderle de la manera adecuada, siempre apegándose a su tradición de ayudar a los necesitados, así como el contar con el mayor apego a la ley y cuidado de los derechos humanos de los pacientes, personal y familiares.

La obra, elaborada por la compañía editorial con el apoyo del Departamento de Ciencias Sociales del Centro Universitario de Ciencias de la Salud, está a disposición de los interesados en la salud mental.

Felicitamos desde esta columna al doctor Alejandro Ramos, quien es miembro de la Academia de Antropología de la Salud y catedrático del propio CUCS.

* Vice Presidente de la Federación de Colegios, Sociedades y Asociaciones de Médicos del Estado de Jalisco, AC, Presidente de la Academia de Antropología de la Salud, CUCS-UdeG, Región Sanitaria X, SSJ.

** Estudiante de la Carrera de Psicología del CUCS-UdeG.

*** Lic. Enfra. Especialista en Salud Pública, adscrita al Centro de Salud Mercado Bola, SSJ.

zenteno_gmo@yahoo.es