Espectáculos Local
Roberto Enrique refresca el panorama musical
Roberto Enrique compone, actúa, canta, toca la guitarra y participó en la producción de su nuevo material. Foto: Ulises González Hernández / El Occidental.
Sencillo, carismático y talentoso, está dispuesto a conquistar a las mexicanas
El Occidental
30 de enero de 2008

Angeles Serna Gálvez

Guadalajara, Jalisco.- "¿Eres vaquero o roquero?", le preguntan a menudo en Los Angeles, California al cantautor Roberto Enrique, quien fusiona en su último material discográfico titulado "Nuevo día" algunos géneros mexicanos con el rock pop. Y él, hijo de migrantes mexicanos nacido en aquella ciudad, asegura que ambos estilos lo ayudaron a encontrar una identidad que expresa realmente lo que es y cantar en español ha sido para él una manera de llevar a todos lados su cultura.

"Mis canciones me nacen en español, leo mis libros en inglés, pero pareciera que la inspiración me llega en español, creo que es más sensible, los sentimientos se expresan con mayor facilidad, se puede reflejar lo que soy. Para mí decirle a una muchacha 'te amo' es mucho más romántico que decirle 'I love you'", comentó el también actor de 23 años de edad en entrevista con EL OCCIDENTAL.

Roberto Enrique comenzó cantando en eventos sociales los temas que nostálgicamente sus padres escuchaban en la Unión Americana, ya fueran de Antonio Aguilar, de Vicente Fernández o de Chalino Sánchez, "a mí me gustaban y me interesé mucho en ellas". Luego, a los 14 años, grabó con banda un disco y al cumplir su mayoría de edad ya contaba con cuatro producciones de música norteña. "Llegó Nirvana, Gun's N' Roses... y me gustaron mucho, no sabía qué cantar, ambos géneros me llenaban", agregó.

Fue algunos años más tarde cuando le ofrecieron audicionar para Nickelodeon, con quienes participó en el filme "The brothers García-Mysteries of the maya", con él le llegó luego un papel protagónico en la cinta "La mujer hambrienta" (2006), de producción estadounidense y una temática que se acopla perfectamente a su convicción como hijo de mexicanos: "Mi personaje es el muchacho que cruza la frontera con el sueño americano, pero encuentra la cruel realidad de que no todo es tan fácil allá. Lleva un mensaje muy personal y muy real y creo que la audiencia se va a identificar con los personajes. Para mí realizar este papel fue algo muy importante, porque me ayudó a reconocer el esfuerzo que han hecho mis antepasados. Es lo que ocurre con mi disco, yo no puedo olvidar mis antepasados, entonces yo los cargo y hago la mezcla de mis estilos musicales".

La cinta fue exhibida en todas las salas Cinépolis de Baja California, pero el mismo Roberto Enrique afirma que por la temática de interés para el mexicano es muy probable se distribuya también al interior de la República en este año.

"Nuevo día" fue grabado con Planetal, su propia disquera y se encuentra a la venta en su sitio www.robertoenrique.com. En él se hace evidente una influencia de baladistas como Noel y Joel del dueto Sin Bandera o el guatemalteco Ricardo Arjona, de quien asegura haber tomado la libertad que tienen al expresar su propia intimidad. Y al respecto nos confesó que de entre los 10 tracks que aparecen marcados en la contraportada de su álbum, el número 6 fue eliminado de último momento debido a que fue escrita para su anterior pareja, de quien tuvo que separarse definitivamente porque ella decidió regresar a vivir a Guadalajara, su ciudad natal. Por lo que en nombre del especial lugar que en él ocupa aún esa historia, decidió sacar de la lista el tema.

"Lo más que yo le puedo ofrecer al público es lo que he vivido, y mis experiencias son las que le ocurren al público joven, por lo que se pueden identificar con mis canciones; al igual la gente mayor porque ellos ya pasaron por eso".