Puebla
El Hospital General del Norte será el mejor del estado; hoy lo entregan a la Ssa
HOY LA Secretaría de Desarrollo Urbano y Obra Pública iniciará el proceso de entrega-recepción de las instalaciones del Hospital General Zona Norte al Sector Salud. Foto: Bibiana Díaz
El Sol de Puebla
17 de enero de 2008

Norma Marcial

Sin duda alguna, el Hospital General Zona Norte se coloca como el mejor nosocomio de asistencia social que opera en la entidad poblana, ya que sus instalaciones cubren hasta la más mínima recomendación en materia de higiene y seguridad.

Y es que, una vez finalizada la segunda y última etapa de construcción de este policlínico, es fácil notar los beneficios que este espacio médico traerá a los poblanos, sobre todo aquellos de escasos recursos económicos.

Todas las áreas médicas cuentan con equipos de alta tecnología, adquiridos en países como Estados Unidos, Italia, Alemania, Japón y otros, mismos a los que tendrán acceso los pacientes, a cambio de bajas cuotas de recuperación.

Cabe mencionar que hace dos años atrás, el Gobierno del Estado empezó a trabajar en este gran proyecto hospitalario, que comprende una superficie territorial de 50 mil metros cuadrados, de los cuales sólo 27 mil se asignaron al proceso de edificación. En ese entonces, se comenzó la primera etapa del complejo, en la cual se destinaron 190 millones de pesos para construir áreas de consultorios de medicina familiar, urgencias y el estacionamiento, mismas que quedaron terminadas antes de que concluyera ese año.

Para mayo del 2007, se inicia con un presupuesto mayor a los 400 millones de pesos, los trabajos de la segunda y última etapa, considerada la más importante, debido a que la propuesta comprendía un edificio hospitalario de cuatro pisos, donde se incluía un área de quemados, un auditorio, un espacio especial de servicios generales, así como la terminación de la apertura de una nueva vialidad que hiciera más rápido el acceso al hospital, a través de la autopista México-Orizaba, a la altura de la Unidad habitacional Villa Frontera.

Precisamente fue en el transcurso de esta semana, cuando el mandatario estatal, Mario Marín Torres, acudió a verificar la conclusión de esta segunda etapa, la cual marca de forma oficial, la apertura pública de este hospital que tiene la encomienda de atender a miles de poblanos que necesiten de un servicio médico, más en especial, los habitantes que viven al norte de la ciudad capital.



CONCLUIDA LA SEGUNDA ETAPA

A través de un recorrido que El Sol de Puebla realizó por los pasillos de este complejo hospitalario, se pudo constatar que las diferentes áreas médicas operativas que comprenden la segunda etapa de construcción, están listas para recibir a la población que requiera de un auxilio médico.

De acuerdo a declaraciones realizadas por Javier García Ramírez, titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas (Seduop), para hoy está programado el inicio del proceso de entrega- recepción de cada una de las áreas médicas que conforman los cuatro pisos del edificio, acto que debe ser avalado por la dirección general del policlínico, Sedecap y Secretaría de Salud, donde autoridades de estas últimas, deberán asignar la fecha oficial para abrir públicamente las puertas de este nosocomio, porque de ellas depende la contratación del personal médico, así como de otros servicios necesarios para el buen funcionamiento del inmueble.

García Ramírez detalló que la segunda etapa de la obra, incluyó la edificación de tres edificios: auditorio, zona de hospitalización y otra más, destinada a servicios generales.

Para hacer posible el levantamiento de la estructura, dijo, fue necesaria la contratación de 900 personas que laboraron en las diferentes actividades, tanto de construcción, decorado y acabado.

En total, el edificio cuenta con espacio suficiente para 80 camas, aunque dicho número puede emplearse a futuro a 120.

El personal médico podrá hacer uso de cinco quirófanos, tres salas de expulsión, un área de quemados y varias unidades de cuidados intensivos, tanto de tipo pediátrico como para adultos.

De igual forma, en esta segunda etapa se acondicionó un espacio para habilitar un área de urgencias, así como laboratorios, salas de Rayos X, zonas de quimioterapia y otras.

Aparte de estos sitios, fue posible construir una cisterna con capacidad de más de 300 mil litros de agua para almacenamiento, una cancha deportiva, una planta tratadora, contenedor de residuos y zona de helipuerto.

El secretario dijo que el diseño arquitectónico del hospital aprueba todas las medidas de seguridad, en caso de que llegue a presentarse una contingencia o en su defecto, fenómenos naturales como un temblor.

Cabe precisar que a comparación de muchos policlínicos, el Hospital General Zona Norte cuenta con un sistema en circuito cerrado de vigilancia en video, el cual opera a través del funcionamiento de 29 cámaras, asimismo, hay conexiones en red, que permiten comunicar de forma inmediata al personal, en caso de que se registre un incendio o cualquier otra falla que pueda suscitarse en la planta generadora de clima y de luz.



UN HOSPITAL DE CALIDAD

Decorados en colores claros y acabados que dan una buena imagen a las instalaciones, porque los pisos y muros resaltan materiales en grano de mármol, loseta y poliflor, dan una vista diferente a los pasillos y áreas que conforman este hospital.

En el primer piso del nosocomio, según mostró el doctor Daniel Minero, integrante de la empresa Urban Fix SA de CV, se acondicionó el área de urgencias, la cual cuenta con 17 camas y zonas aisladas para pacientes graves.

En otro punto de esa superficie, se encuentra la recepción principal, así como el área de imagenología, el mastógrafo, zona de ultrasonidos, Rayos X, tomógrafo y el área de vigilancia.

La segunda planta, fue dedicada a tratar todo lo relacionado a la especialidad de la cirugía. Aquí se pueden recorrer los cinco quirófanos y diferentes salas dedicadas al cuidado intensivo de pacientes pediátricos y adultos. Entre los aparatos médicos encontrados resalta, la unidad digital de radiología "Arco C", que apoyó al personal médico con señales de visualización al momento de intervenir quirúrgicamente a un paciente, también en esta zona, se adecuaron las oficinas administrativas.

Mientras que el tercer piso fue asignado al área de hospitalización, donde se concentra el mayor número de camillas. En este mismo radio se encuentra el área de quemados, espacio que cuenta con seis camas; tres para adultos y tres para niños, así como un quirófano especial.

En la parte externa al hospital, es notorio el edificio de servicios generales, donde operarán áreas esenciales como: cocina, lavandería, calderas, departamento de combustión, electricidad y mantenimiento.

Mientras que en la entrada del mismo, se aprecia el auditorio, que cuenta con una capacidad para 150 personas.

Es necesario precisar que todavía se puede observar a oficiantes de la construcción haciendo diferentes tareas, mismas que ya resultan fáciles, puesto que algunas son enfocadas como pruebas, para que al momento de que entre en función el hospital, no sorprendan los desperfectos.