Zona Metropolitana
Advierten de las consecuencias negativas de la autohemoterapia
LA TRANSFUSIÓN de sangre propia podría generar daños celulares irreversibles.
El Occidental
25 de noviembre de 2013

Isaura López Villalobos/El Occidental

GUADALAJARA, Jalisco(OEM-Informex).- El uso constante y sin vigilancia de los tratamientos de autohemoterapia pueden tener reacciones adversas del tipo "injerto contra huésped" y crear daño celular irreparable, señaló el médico hematólogo clínico adscrito al Hospital General Regional número 110 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Martín Hernández Guadarrama.

El tratamiento consta de someter al paciente a una dosis de su propia sangre con el fin de modificar una respuesta en su sistema de defensas con la finalidad de contrarrestar enfermedades existentes o hasta fortalecer el sistema inmunológico y prevenirlas.

En los últimos años, informó que el tratamiento ganó popularidad como un método alternativo para tratar una gran cantidad de enfermedades que van desde procesos cancerígenos, VIH o condiciones crónico degenerativas.

Hernández Guadarrama indicó que el tratamiento puede variar en dosis y frecuencia dependiendo de la enfermedad, aunque aclara no existe un proyecto de investigación contundente que pueda respaldar los resultados o consecuencias de dicho método.

Por esto apuntó la importancia de estar alerta a los riesgos que pueda conllevar dicha terapia, el paciente puede desarrollar un proceso de reacción contra su propia sangre expresado por una severa reacción alérgica, denominada comúnmente "reacción injerto contra huésped".

Detalló que dicha reacción es una complicación que ocurre por lo general después de un trasplante de células madre, que se genera cuando el cuerpo desconoce las células ajenas y comienza atacarlas.

En el caso de la autohemoterapia muchos pacientes confían que no pueda existir reacción alguna al tratarse de su propia sangre, sin embargo, este tejido sanguíneo puede verse contaminado en el proceso de la transfusión y de tal forma general un proceso de rechazo en el cuerpo del paciente.

Agregó que hasta el momento no se tiene un conocimiento exacto del proceso para saber a ciencia cierta hasta dónde se tiene respuesta y se puede controlar el proceso, porque todo se encuentra a manera de experimentación.

El especialista recomendó a los pacientes que si desean utilizar este tipo de terapias, consideren sus riesgos y lo hagan únicamente con expertos en hematología que puedan actuar de manera pronta y oportuna en caso de algún contratiempo.

De igual forma indicó que es importante en caso de tener una enfermedad mayor, no suspender su tratamiento previo bajo ninguna circunstancia y utilizar este tipo de tratamientos alternativos como un apoyo complementario a su tratamiento original.