Zona Metropolitana
Hoy vuelve la Virgen de Atengo a su Basílica
ESTA enorme peregrinación es reconocida como la más antigua de toda América.
El Occidental
30 de agosto de 2013

Redacción/El Occidental

ATENGO, Jalisco(OEM-Informex).- Están por cumplirse cuatro siglos de tradición en Atengo, donde el pueblo y sus autoridades, renuevan una tradición de 398 años donde la taumaturga y antiquísima imagen de la Virgen de la Natividad, regresa a su Basílica.

Hoy viernes 30 de agosto, después de permanecer durante tres meses en el pueblo vecino de Tenamaxtlán, tiempo durante el cual visitó hogares y comunidades aledañas, la venerada imagen de la Virgen retornará en multitudinaria romería a la insigne Basílica de Atengo, su centenaria casa.

La pequeña escultura que representa a la Virgen María está hecha de pasta de caña de maíz, de tan sólo 37 centímetros de altura y un peso de 328 gramos; tiene las manos juntas ante el pecho, pues su advocación primitiva era la de la Limpia Concepción. Esta imagen ocupó un lugar importante en la tarea del evangelizador de esta región, el padre Fray Diego Serrano, pues luego de traerla desde Michoacán, fue su inseparable compañera en la difícil tarea predicadora y de conversión para los habitantes de esta región a finales del siglo XVI.

En el año 1598, el Padre Fray Diego Serrano, quien siendo guardián del Convento Franciscano de Cocula, debiendo de entregar esta doctrina al clero secular por órdenes del Rey de España, viendo y palpando la enorme tristeza con que se quedaba la población de Atengo con su partida, quiso regalar esta imagen, como vivo testimonio, quien para esas fechas era muy querida y venerada por los naturales de Atengo, Tenamaxtlán y Soyatlán.

Apenas habían transcurrido 17 años de aquel bendito día en que Fray Diego Serrano dejara esta imagencita en la comunidad indígena de Atengo, cuando ya existía a orillas del pueblo de Tenamaxtlán, una pequeña capilla donde era recibida la Virgen de Atengo que andaba de peregrina, tal vez colectando limosnas para la construcción de su Santuario como en ese tiempo se acostumbraba. Y desde aquel lejano día, año tras año, siglo tras siglo, a lo largo de 398 años, esta tradición hasta el día de hoy sigue más viva que nunca: la visita de Nuestra Señora de Atengo a Tenamaxtlán.

Si se toma en cuenta que la población de Atengo, es de mil 500 habitantes, este acontecimiento religioso es único en el país por reunir en tan sólo medio día más de 25 mil peregrinos venidos de distintos lugares de Jalisco, incluso de los Estados Unidos para acompañarla algunos de ellos descalzos con marcada y notoria devoción.