México
Atentan contra exalcalde de Tequisquiapan
Raúl Orihuela González fue trasladado a Querétaro para extraerle una bala.
Organización Editorial Mexicana
28 de julio de 2013


POR YANELI FAUSTINO / El Sol de San JUAN

TEQUISQUIAPAN, Qro.- El expresidente municipal de Tequisquiapan, Raúl Orihuela González, sufrió un atentado la madrugada de éste sábado cuando seis sujetos armados entraron a su domicilio, irrumpieron en su habitación y le dispararon.

Los hechos se suscitaron pasada la una de la madrugada, cuando Orihuela y su esposa, Karla Martínez Valenzuela, dormían. De pronto, un grupo de hombres estaba dentro de la habitación y amagaron al ex presidente con un arma de fuego, mientras que la señora fue golpeada y atada de pies y manos.

Los sujetos dispararon y salieron de inmediato del domicilio, minutos después la esposa de Orihuela logró desatarse y pedir auxilio.

De inmediato arribó la policía y los servicios de emergencia que lo trasladaron hasta el hospital Pedregal de Tequisquiapan, ahí fue estabilizado.

El balazo que recibió en la boca le destrozó parte de la dentadura y la bala quedó alojada muy cerca de las cervicales, situación que lo mantuvo en un estado de salud delicado durante la mañana.

La información fue confirmada por el licenciado José Gaytan Alcaráz, representante legal de la familia Orihuela, quien al exterior del hospital detalló a los medios de comunicación que por estos hechos se levantó la denuncia SJRII/1060/2013, por intento de homicidio.

Dijo además que se desconoce si se trató de una agresión planeada en contra del ex alcalde, o si fue un intento de robo a la vivienda, y descartó que Orihuela hubiera recibido recientemente algún tipo de amenaza.

Ya por la tarde, Raúl Orihuela fue valorado por médicos especialistas y se decidió trasladarlo a un hospital privado en la capital del estado, en donde se haría un estudio más detallado sobre su situación y se determinaría el procedimiento quirúrgico para extraer la bala.

Su estado se reportaba delicado pero estable.

En todo momento Orihuela estuvo acompañado por familiares y amigos en el hospital, mientras que su esposa Karla fue sometida a una prueba de radisonato por parte de las autoridades ministeriales, como parte de las investigaciones del caso.

Por otra parte, Cristian Orihuela Gómez, hijo mayor del exalcalde, exigió que se investigue a fondo este caso, sobre todo porqué consideró "extraño" que estos hechos se susciten después de que su padre hiciera público su interés por contender a un cargo de elección popular durante la próxima contienda electoral.

Finalmente Orihuela Gómez dijo que esperarán a que las autoridades ministeriales realicen los trabajos correspondientes y aclaren este hecho, y aunque no descartó la posibilidad de que pudiera tratarse de un intento de asalto, pidió que se resuelvan todas las dudas que tienen la familia sobre el atentado a la brevedad posible.