México
Es el miedo el que impide denunciar la desaparición de sus familiares, afirman protestantes
Organización Editorial Mexicana
11 de mayo de 2013


Fernando Aguilar / El Sol de México

"Es el miedo, señor; es el miedo el que impide denunciar la desaparición de sus familiares, por eso somos pocos", dice la señora María Guadalupe Fernández, mientras camina por la avenida Reforma de la Ciudad de México, durante la marcha del Monumento a la Madre rumbo al Monumento a la Independencia, donde permanecieron en plantón hasta las 15:00 horas.

Al frente de la marcha estuvieron, las representantes de las organizaciones convocantes, el obispo de Coahuila, Raúl Vera, representantes de Amnistía Internacional, organizaciones sociales, quienes coincidieron que desde el inicio del sexenio del panista Felipe Calderón, "vivimos en una emergencia nacional", por lo que demandaron a la actual administración sacudirse la complicidad criminal para empezar a aplicar la justicia.

Son las "Madres buscando a sus hijos y buscando justicia", que agrupadas en las Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y en México (FUNDEM), entre las 20 organizaciones de desaparecidos convocantes, quienes caminaron juntas y juntos, precisamente en su día, el Día de las Madres para exigir a los gobiernos de los tres niveles para buscar y presentar a sus familiares, porque, gritaron: "¡vivos se los llevaron, y vivos los queremos!".

Portando mantas y pancartas con los nombres de sus familiares ausentes, para exigir su presentación, dijeron que esta es la segunda marcha, que "quedará como referente de que nos vamos a estar manifestando en este día, que es tan difícil para nosotras, madres de los desaparecidos; aquí vamos a estar hasta que encontremos a nuestros hijos, cada 10 de mayo".

De la Fundación Unidas por nuestros Desaparecidos en Coahuila (FUNDEC) aseguraron que son 290 desaparecidos del 2007 a diciembre de 2012 y de FUNDEM de desaparecidos en otros estados son 90, todos documentados y todos victimas inocentes estaban trabajando cuando fueron desaparecidos. Los que estamos aquí, apenas somos un cinco por ciento, porque no todos denuncian.

-Pero entonces, ¿a qué se debe que no denuncian?

"Es el miedo señor, es el miedo, porque hemos encontrado familias, que viven en los municipios de Coahuila, por ejemplo, que han ido a levantar su denuncia al MP por desaparición de su hijo, y les dicen, regrésate a tu casa porque sigues tu, o puede seguir tu esposo, o puede seguir otro hijo...", dice Lupita Fernández Martínez, quien busca a su hijo José Antonio Robledo Fernández.

Y ellos se van. Luego, si el desaparecido es el esposo, las madres tuvieron que agarrar el control económico y moral de la familia, si el desaparecido es el esposo, entonces hay muchos factores por los que las personas no denuncian, y también por miedo. El norte está dominado por los carteles de la droga.

En su oportunidad, el Obispo Raúl Vera, dijo: "Estamos ante un monumento simbólico que nuestra patria fue rescatada de la sumisión a una potencia extranjera, fue rescatada por medio de un baño de sangre, la de los hombres y mujeres que lucharon para que México fuera una nación libre.

"Desafortunadamente, agregó el religioso, quienes venimos el día de hoy a estar cerca de los restos de las mujeres y los hombres que ofrecieron su vida a cambio de la vida de los que habitamos estas tierras, en estos momentos de nuestra historia somos victimas y testigos de cómo se daña la vida de las y los mexicanos el día de hoy".