Opinión / Columna
 
Ezequiel Zamora Flores 
Calidad en la educación
El Occidental
13 de marzo de 2013

  En el ensayo "Una guerra larga", publicado en la revista Nexos 422, del mes de febrero pasado, escriben tres autores en relación a la batalla educativa vigente hoy en día debido a la reforma de la educación; uno de ellos, Eduardo Andere M., en su artículo "Las dos estrategias", comenta que a dicha reforma no se le debe de ver como una batalla en la que se gana o se pierde de una vez, sino de una larga, compleja guerra institucional. El resultado deseable de esa guerra no puede ser sino una mejor educación, la cual no podrá producirse sin un cambio serio en la calidad y dignidad de la profesión magisterial. Sin buenos maestros no habrá buena educación. Y no habrá buenos maestros sin una carrera magisterial fincada en el mérito, más que en la influencia burocrática, política o sindical.

Uno de los objetivos principales del Gobierno en el poder es "recuperar para el Estado la Rectoría de la Educación", incorporando entre otros elementos: el valor "calidad" dentro de los rasgos de la educación que imparta el Estado. Preservar para el Poder Ejecutivo la capacidad de decidir en materia de planes y programas de estudio, previa consulta obligatoria con los sectores involucrados, etcétera.

Y precisamente a lo anterior, en días pasados, integrantes del Colegio de Profesionistas de la Educación del Estado de Jalisco Alberto Orozco Romero AC, tratando también de incorporar el valor de la calidad en la educación se pronunciaron en un desplegado, ante el nuevo presidente del Consejo General Sindical de la Educación Pública del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, (SNTE), maestro Juan Díaz de la Torre, quien sustituyera a la Maestra Elba Ester Gordillo, de la dirigencia nacional, para que se continúe con las acciones en defensa de los derechos laborales, sociales, económicos y profesionales de sus agremiados. Asimismo solicitaron el fortalecimiento del Sistema Educativo Nacional. La calidad y equidad en la educación, los principios de laicidad, gratuidad, democracia y el carácter científico de la educación y la escuela pública; sin menoscabar la exigencia en el cumplimiento, la vigilancia, la transparencia y la rendición de resultados del quehacer sindical.

De igual forma, dicho colegio además del pronunciamiento propone al nuevo ejecutivo estatal, maestro Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, así como a su actual secretario de Educación, Francisco Ayón López, que para que se alcance el propósito tan anhelado del pueblo mexicano: "la calidad en la educación", los padres de familia y todos los actores sociales se involucren con responsabilidad en conjunto con los docentes para así obtener la educación esperada; además que haya la infraestructura adecuada que responda a las condiciones sociales de todos los lugares donde se imparta la educación, ya que en algunas regiones existen aulas improvisadas y a la intemperie, causando debilidades en el aprendizaje de los educandos, máxime cuando las condiciones climatológicas son adversas, lo que repercute que en los maestros no haya una eficiencia al cien por ciento. Asimismo que los maestros y maestras realicen funciones de acuerdo a su perfil determinado y no ejerciten una multifuncionalidad que a la larga no les permita concretar los objetivos fijados. Otra de las propuestas es que se incluya más recursos humanos en tiempo y forma, ya que el director, en algunas ocasiones funge como tal y a la vez como docente, por lo que no existe una imparcialidad a la hora de tomar decisiones, provocando inseguridad en el desempeño de una y otra función.

Las Evaluaciones deben ser diferenciadas y contextualizadas, es decir, que no se estandaricen. También que la reforma curricular responda a la realidad, es decir, haya una vinculación entre la teoría y la práctica profesional de los docentes, y así de esta forma se apliquen favorablemente las estrategias y metodologías impartidas a los alumnos. Que los cargos públicos por oposición se deben dar en todos los niveles iniciando desde el propio secretario de educación. Que la actualización sea congruente, eficaz y con objetivos precisos para que se favorezca la carrera profesional y dejen de ser acciones improvisadas y mediáticas. Que se integren programas de estímulos al desempeño docente para una mejor eficiencia en sus actividades académicas, entre otros.

La finalidad de dichas propuestas obedece a que el valor "calidad" en la educación no se quede como un mero elemento en la reforma, sino como un valor que se fortalezca y se concrete al impartir la calidad educativa anhelada a las presentes y futuras generaciones de México.

squiel27@yahoo.com.mx

@ezequielzamora7
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas