Internacional
Perú intensifica lucha antinarco; anuncia récord en erradicación de hoja de coca
Organización Editorial Mexicana
20 de diciembre de 2012


Reuters

Lima, Perú.- El Gobierno del presidente peruano Ollanta Humala mostró el jueves logros sin precedentes este año en la lucha contra el narcotráfico, meses después de haber despedido a un jefe antidrogas que irritó a Estados Unidos por detener la erradicación de cultivos ilegales de hoja de coca.

El ministro de Interior, Wilfredo Pedraza, afirmó en una conferencia de prensa que el país andino logró erradicar 14,171 hectáreas de cultivos ilegales de hoja de coca en el 2012, superando sus planes iniciales, en el marco de un programa que cuenta con el financiamiento de Estados Unidos.

En el 2011, Perú -que junto con su vecino Colombia son los mayores productores mundiales de hoja de coca y cocaína- erradicó 10,275 hectáreas, una baja frente a las 12,033 hectáreas destruidas en el 2010.

A inicios de año, Perú dio un giro en su programa de erradicación de cultivos ilegales de hoja de coca al sustituir a su anterior jefe antidrogas, que había criticado la ayuda de Washington y a este tipo operaciones en el país.

Países productores de hoja de coca en Latinoamérica como Colombia y Bolivia y otros golpeados por la guerra contra el narcotráfico como México han reclamado una revisión de la política antidrogas de Estados Unidos, el mayor consumidor y mercado de cocaína en el mundo.

Para el 2013 el ministro Pedraza afirmó que su portafolio ha planteado preliminarmente erradicar 16,000 hectáreas de cultivos ilegales de hoja de coca, ubicados en los andes y la selva del país donde opera el narcotráfico en alianza con los remanentes del grupo rebelde Sendero Luminoso.

"Puedo decir algo sin ser confidente, hemos llevado al Presidente una propuesta elaborada por las áreas técnicas en erradicación; sí, él nos ha pedido metas mayores", confesó Pedraza.

"En este esfuerzo estamos reformulando (la meta) y esa es una expresión de su propia voluntad y el Gobierno por supuesto, de luchar más frontalmente contra el narcotráfico", agregó.

Pedraza informó asimismo que este año la policía peruana decomisó 32.1 toneladas de pasta básica de cocaína y clorhidrato de cocaína, superior a los decomisos de años anteriores.

Durante al año pasado los agentes antidrogas lograron desactivar 55 "organizaciones criminales dedicadas al tráfico ilícito de drogas", una cifra mayor frente a las 22 bandas en el 2011 y 28 bandas en el 2010, precisó.

Según analistas, el narcotráfico en Perú está en proceso de expansión y a medida de crece la incautación de cocaína también aumenta la producción y cultivos ilegales de hoja de coca.

De acuerdo a expertos y a Naciones Unidas, la producción de cocaína en Perú sumaría al menos unas 300 toneladas anuales.

"Esto es una guerra que toma mucho tiempo", reflexionó Pedraza.