Regiones
Regresan extranjeros a su país por la inseguridad
Los extranjeros que se han quedado alzan la voz sin ser escuchados, puesto que el sistema legal no les ha hecho justicia.
El Occidental
30 de noviembre de 2012

Víctor Manuel Chávez Ogazón

Chapala, Jalisco.- Cada vez más crímenes sin castigo, en la Ribera de Chapala, empujan a ciudadanos extranjeros a irse, volver a su país, mientras que otros se quedan para alzar la voz y reclamar la lentitud del sistema de justicia, que al final deja a libres sin castigo y ocasiona más impunidad. Sólo en la colonia Chula Vista, de 300 casas 44 ya sufrieron robos.

Y es que ya no hay contacto con la autoridad. La única mesa de diálogo que se tenía desapareció y los delitos siguen.

Aseguran que desde que acuden ante el agente del Ministerio Público comienzan con un difícil camino, ya que pocos casos son consignados ante un juez.

Luego ante jueces penales o civiles viene el segundo escenario que les es desfavorable, ya que por más abogados que contraten, al final las resoluciones son desfavorables. En el 95 por cinco de lo casos no hay alguna solución y por lo tanto los delitos son impunes, incluso aseguró que hay un alto porcentaje de homicidios impunes, aseveró Paul East Raza, abogado y médico de origen hindú-británico y comisario de Chula Vista.

El abogado Paul Jerry Ascencio Valdez, es abogado de Frank Vegan, también ahí presente, pero que habla poco español. El pensionado a través de su litigante denunció el robo de más cinco mil monedas de plata tamaño Libertad y los principales sospechosos fueron los jardineros.

Se capturó a dos personas, que resultaron ser los jardineros de la finca propiedad del afectado, mismos que confesaron su participación en los delitos, y después de 10 meses, ambos fueron puestos en libertad por resolución de magistrados de la Sexta Sala del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco, que revocaron el auto de formal prisión.

El abogado comentó que su cliente les dio toda la confianza, los dejaba en su casa cuando salía de viaje y al regreso de uno de ellos, se topó con que ellos se daban lujos, compraban camionetas y alhajas.

Se decretó como ilegal la detención y al quedar libres, señala el litigante, no les quedó otra opción que: "traernos el asunto a Guadalajara, por lo que se les detuvo y los consignaron". Sin embargo ahora los magistrados están determinando que deben de quedar en libertad debido a que su declaración confesional fue arrancada con violencia. No presentaron parte médico y en cambio si pidieron el desahogo de una prueba confesional en la que señalaron: "nos golpearon y por eso confesamos".

La conclusión es sencilla: "El sistema no sirve ni para nosotros ni para los mexicanos", comentó el abogado Paul East Razza.

Sandra M. Loridans, con traductor de por medio, mencionó: "justicia demorada es justicia negada" y explicó que "cuando llegamos aquí de otro país nos dimos cuenta que también es otro sistema de justicia, pero tenemos una gran esperanza de que hay seguridad para nosotros aquí, que la autoridad va a protegernos como cualquier otro nacional en su país, por ley tenemos los mismos derechos y yo lo sé, pero no siempre las reglas de la justicia van en dirección correcta".

Indicó que hay varios casos en donde norteamericanos adquirieron sus casas, invirtieron ahí todos sus ahorros, y registraron sus inmuebles en el Registro Público de la Propiedad, pero se han encontrado con que otras personas, empezando de cero, ya tienen derecho sobre esos inmuebles, y por lo tanto los norteamericanos han tenido que invertir sus ahorros que tenían para el resto de sus días, en contratar abogados. Algunos de estos casos ya llevan años en los juzgados sin resolución".

"Yo no lo haré por que amo este país, pero lo han hecho obligados por la inseguridad", agregó.

El abogado Paul East solicita acciones inmediatas, una intervención inmediata de la Procuraduría de Justicia de Jalisco y del Poder Judicial, pero además otras medidas emergentes como cerrar algunas calles, sobre todo aquellas cerradas o sin retorno.

Dijo que hay la propuesta para que la autoridad les permita instalar kioscos o módulos con vigilancia privada, esto para frenar este tipo de ilícitos. "Sabemos que comprar una calle es caro y prácticamente imposible, pero si podemos controlar el paso de personas, para que sólo se identifiquen y puedan transitar sin mayor problema".