Justicia
Líos de faldas terminaron en homicidio
El Occidental
18 de julio de 2012

Antonio Neri

Guadalajara, Jalisco.- Fue por líos de faldas el crimen registrado la semana pasada en la Unidad Basílica en Zapopan, concluyó la Procuraduría de Justicia de Jalisco al localizar al agresor en el estado de Sinaloa.

El inculpado dijo llamarse Víctor Alfredo Baldovinos Alcázar, de 24 años, quien tiene su residencia en la calle de Fray Domingo de Juncosa, de la colonia Parques de Zapopan, quien fue detenido por un reten militar cuando abordaba un autobús de pasajeros en la población de Escuinapa, Sinaloa.

Personal militar al llevar a cabo una revisión de rutina le aseguró una pistola del calibre .38 Súper, por lo tanto fue entregado al agente del Ministerio Público de Sinaloa, quien identificó que este sujeto era buscado por sus homólogos de Jalisco por un asesinato.

Baldovinos Alcázar está señalado de haber victimado a balazos a un hombre el pasado 12 de julio, en la calle de Andador Artilleros número 399- B, en la Unidad Basílica, donde se encontraba Marco Antonio Ahumada Álvarez, de 25 años, quien estaba platicando con una joven de 22 años.

En la averiguación previa la muchacha explicó que ese día llegó su ex novio a bordo de un vehículo VW Cabrío en color gris, junto con tres sujetos, enseguida se bajó para comenzar a discutir con el ahora extinto, después sacó una pistola y la accionó en cuatro ocasiones para darse a la huída.

Los peritos de Ciencias Forenses, localizaron cuatro casquillos del calibre .38 Súper, además que el responsable de la muerte fue identificado, pero supieron que había huido a otro estado hasta que fue detectado en Sinaloa.

Agentes de la Policía Judicial de Jalisco, se trasladaron hasta aquella entidad donde esperaron a que Víctor Alfredo recuperara su libertad al depositar una fianza en un Juzgado de Distrito por la portación del arma de fuego para cumplimentarle la orden de arresto, por lo tanto fue remitido al complejo carcelario de Puente Grande en donde el Juez Décimo Tercero de lo Criminal por el delito de homicidio calificado.

El señalado explicó que se dedicaba a la compra-venta de automotores, pero que la pistola la adquirió por un pago que le realizaron, agregó que vivía con su ex novia, pero al encontrar al ahora finado dentro de la vivienda lo asesinó.