Justicia
Mortal balacera en Ocotlán
El Occidental
18 de diciembre de 2011

Elizabeth Ibal

Ocotlán, Jalisco.- Con gran incertidumbre y miedo despertaron los ciudadanos ocotlenses luego de que se enteraran de que pasada la media noche del sábado se registrara un enfrentamiento entre policías locales y presuntos delincuentes, en calles de la cabecera municipal. El saldo fue de dos pistoleros abatidos e igual número de gendarmes lesionados de bala.

Según información proporcionada por la Secretaría de Seguridad Pública de Jalisco, la balacera se originó en punto de las 00:10 horas ya del sábado, en el cruce de las calles Río Colorado Sur, Río Santiago y 20 de Noviembre, en la colonia Riberas de Zula en el municipio de Ocotlán, luego de que en un recorrido de vigilancia se toparan con dos sujetos pie a tierra los cuales les marcaron el alto.

Los uniformados al detenerse fueron cuestionados sobre la ubicación de un hotel, sólo que al estar contestando la pregunta la pareja que se hacía pasar por visitantes desenfundó un par de armas cortas de entre sus vestimentas, las cuales accionaron a la brevedad, hiriendo a los oficiales.

Éstos, al verse atacados y lesionados por los proyectiles, repelieron la agresión utilizando sus armas de cargo con las que, las balas emitidas lograron que los hampones no escaparan del sitio. Sin embargo, los balazos fueron mortales y los empistolados quedaron sin vida sobre dicha vialidad.

Enseguida arribaron varias unidades de la Dirección de Seguridad Pública destinadas a la vigilancia del municipio, así como paramédicos de los Servicios Médicos y agentes de la Fiscalía Estatal para dar fe ministerial de la doble muerte, así como de la balacera.

En el lugar, se aseguraron varias armas de fuego: dos calibre .40 con su respectivo cargador con 3 y un cartucho útiles al calibre 9 milímetros y un cargador extra abastecido con 10 cartuchos para este último calibre ubicado en la recámara, el cual correspondía al tipo 380 y su respectivo cargador abastecido con 8 cartuchos para ser usados.

Mientras se llevaba a efecto el levantamiento de los cuerpos por parte del Servicio Médico Forense que por ciento se localiza a escasos 400 metros del lugar de los hechos, los patrulleros fueron trasladados a un conocido nosocomio de la jurisdicción para ser atendidos. De inmediato, las corporaciones de Seguridad Pública de Jamay y Tototlán, así como la estatal se presentaron para brindar apoyo a sus homólogos baleados.

Al cierre de la edición ambos cadáveres continuaban sin ser identificados, únicamente se dio a conocer que aparentan una edad aproximada a los 24 años de edad y presentaban varios impactos de arma de fuego en su economía corporal.