Policía
Festejaba a papás enseñando pistola
Detenido por policías de El Salto en la Guadalupana

El Occidental
21 de junio de 2011

Rita Vega

El Salto, Jalisco.- Un anciano al que de buenas a primeras la noche de ayer, los años quizás le alteraron la razón, tomó un arma de fuego que presumió como de su propiedad con la que comenzó a causar terror por toda la colonia Guadalupana, en El Salto; policías adscritos a ese municipio consiguieron calmarlo y capturarlo.

Se trata de un tendero vecino de la misma colonia donde hacía sus desmanes y cuya identidad responde a la de José Bonilla Esquivel, de 58 años de edad, con domicilio en la calle 12 de Diciembre, quien fue acusado a Base Palomar de lanzar amenazas con pistola en mano contra sus inmediatos y viandantes, aparentemente sin otro motivo que el de estarse entreteniendo en molestar al prójimo.

Este sujeto que terminó con la parsimonia y alegría del Día del Padre, fue localizado por los patrulleros saltenses de la unidad S-043, todavía en actitud agresiva y tripulando una camioneta Nissan color blanca, de redilas o estaquitas con placas de circulación JE-75759, del estado de Jalisco, en la intersección de las calles Las Torres y Carrillo Puerto.

Los uniformados, en el acto lo invitaron a que sin resistencia colaborara para una revisión precautoria a lo que el hombre con marcado nerviosismo, no se opuso y accedió de manera voluntaria a exponer su persona, la cual estaba "limpia".

Al no encontrarle entre sus ropas el arma de fuego, los azules procedieron a examinar el vehículo, en el que se halló debajo del asiento del chofer: una pistola tipo escuadra 9mm marca Glock, con dos cargadores abastecidos con 28 cartuchos útiles al calibre, ésta con todo y senil dueño fue consignada para su investigación con un agente del Ministerio Público de la Federación.

El abuelito empistolado aseguraba que el arma es de su propiedad y que como es abarrotero la necesita para ahuyentar a los delincuentes y para su defensa personal, no obstante, serán las autoridades pertinentes las que lo deslinden por el delito federal de portación ilegal de arma y por su desatinado actuar con la gente.