Comunidad y Cultura Local
Virgen Puerta del Cielo
El umbral
El Occidental
13 de marzo de 2011

Victoria Avalón

(Segunda parte)

La semana pasada les contaba de la Virgen Puerta del Cielo, un icono propiedad de Martha Mercado y que tenemos el privilegio de poder admirar en las afueras de nuestra ciudad. Una imagen de la que brotó milagrosamente sangre.

Si ustedes ven las fotografías podrán apreciar que este líquido al llegar a las cejas de la Virgen se desvió como si la imagen tuviera cuerpo. ¡Es un portento divino!

Bien a partir del milagro acaecido el primero de junio la primera vez en casa de la familia Mercado y repetido en varias ocasiones, la familia, en especial Martha se dedica a dar la palabra de Dios y a explicar el milagro, el significado y el simbolismo del icono.

El 5 de febrero se considera fiesta de Nuestra Señora Puerta del Cielo ahí en su rinconcito ubicado rumbo a Chapala, en el camino vecinal que va a la colonia el Capulín, en la casa campestre número 8, donde toda persona que se interese puede ir a admirarla y a hacer oración o a escuchar de viva voz los milagros que ha regalado la Virgen a quienes le regalan su fe y admiración.

Les compartiré uno de esos milagros que tomé del librito que Martha mandó editar para promoverla.

"Hace un año me operaron de una apendicitis en un hospital de Tucson, Arizona. Gracias a Dios todo salió bien. Sin embargo, al momento de salir me encontré con la sorpresa de una cuenta enorme que pagar que no bastaría toda mi vida para pagarla.

Ante mi gran sorpresa me llamó la telefonista del hospital y me dijo: 'Señor no se preocupe su deuda ha sido saldada'. No lo podía creer y me solté a llorar. Al llamar a mi madre en Hermosillo me dijo que había sido una gracia de Nuestra Señora Puerta del Cielo que ella le había pedido para que me ayudara a pagar las cuentas tan grandes. Estoy lleno de alegría: mi familia y yo tenemos fe en ella". Marco Antonio Ortega 20 de junio del 2009, Hermosillo, Sonora.

"Soy Perla Carina de la Cruz. En diciembre del 2008, el doctor me diagnosticó cáncer en la matriz. Fuimos mi esposo y yo, con dos matrimonios amigos a visitar a Nuestra Señora Puerta del Cielo, autopista de Chapala. De mano en mano que la señora Martha nos iba explicando la bella historia del icono, me identificaba y me iba enamorando de la Virgen".

"Poco tiempo después, mi ginecólogo me aseguró que el cáncer había desaparecido y mi hermoso niño vino a la luz sin dificultades".

"Sin embargo las gracias más grandes que nos regaló la Virgen fueron dos. La primera que creamos una cadena de oración ente matrimonios de familiares y amigos para su fidelidad y mejoramiento y segunda, el mejoramiento de mi matrimonio".

"He oído de la señora Martha que a alguna persona la sencilla estampita del icono dio aceite perfumado, y yo también albergaba la esperanza de recibirlo. Sin embargo tuve presentes las palabras de Marthita: 'No hay que quedarse en el signo del aceite, porque la Virgen quiere que nosotros mismos seamos iconos vivientes de Jesucristo'".

"UN CÚMULO DE GRACIAS"

Soy María Elena Villaseñor de Muñoz y resido en El Salto, Jalisco. Doy gracias al Señor porque por medio de su Madre, la Señora Puerta del Cielo, ha colmado gracias y grandes favores a mi familia. Mi esposo Francisco que era diabético, y sentía quemar el estómago, sanó perfectamente con solo ungirse con el aceite de Nuestra Señora Puerta del Cielo".

"Una nietecita de tres años, Xóchitl, que había chocado corriendo contra la pared, se le hincho la frente de forma peligrosa, le pusimos el aceite de la Virgen y el morete desapareció antes que volvieran sus papás que nos la habían encargado".

"A nuestra sobrina, la doctora Andrea Álvarez Villaseñor, tenía un niño pequeño que iban a operar del riñón y de una hernia, la Virgen Puerta del Cielo lo sanó sin ninguna intervención quirúrgica".

"Me salió una bolita en el seno izquierdo de color negro y una más grande y me dolían, al untarme el aceite de la Virgen se me desaparecieron". María Elena Villaseñor. El Salto.

Si les interesa visitar la Virgen Puerta del Cielo llamen antes para pedir informes de cómo llegar y los horarios para que no se pierdan al 3688-0239. Si necesitan un milagro acérquense con fe. ¡Ella les espera con los brazos abiertos, como la Madre que es!

Sugerencias y comentarios al correo: victoriavalon@gmail.com