Comarcas
"Chachita" engalanó el festival Tercer Milenio
"Desde que era muy niñita sabía que lo mío era actuar... además de que ya he trabajado en muchísimos países...": Evita Muñoz "Chachita". Foto: Fabiola Rosales Calderón / El Occidental.
El Occidental
14 de noviembre de 2010

Alejandra Molina Serna

Ajijic, Jalisco (OEM-Informex).- Innumerables niños actores han surgido del espectáculo mexicano; sin embargo, ninguno posee la categoría de superestrella que aún ostenta Evita Muñoz "Chachita", quien se robó el corazón de su público y, a varias décadas de su debut, permanece fiel a su leyenda.

La delegación de Ajijic, en la Ribera de Chapala, es sede del Festival Internacional de Cine (FIC) "Tercer Milenio", mismo que se engalana con la presencia de la multipremiada "Chachita", cuyo legado histriónico ahora la cataloga como una de las máximas glorias del Cine Mexicano.

Una de las protagonistas -junto con Pedro Infante- de la trilogía del director Ismael Rodríguez: "Nosotros los pobres", "Ustedes los ricos" y "Pepe El Toro", nació un 26 de noviembre de 1936 en Orizaba, Veracruz.

Su carrera comenzó justo durante la Época de Oro del Cine Mexicano; no obstante, ya contabiliza 70 años de carrera ininterrumpida y desde entonces "Chachita" se ha consagrado como una artista con logros importantes en el cine, televisión, teatro, radio, centro nocturno, cabaret e incluso el circo.

Al hablar de su trayectoria, Evita Muñoz -quien reconoció que era la primera vez que visita Ajijic- recordó que a pesar de tener poco menos de cuatro años ya estaba filmado su primer película, empezando de esa manera una carrera de grandes éxitos con interpretaciones estelares en el género infantil.

Comenzó participando en "El secreto del sacerdote" en el año de 1941, mientras que su segunda película fue "¡Ay Jalisco, no te rajes!", en ese mismo año, donde recibió el sobrenombre de "Chachita": diminutivo de muchachita.

Evita Muñoz además de mantenerse en el mundo del espectáculo, logró permanecer vigente dentro de la memoria de su público durante su carrera como actriz infantil, adolescente, adulta, madura y mayor.

Entre las anécdotas que narró la protagonista de la serie televisiva "Nosotros los Gómez" (1986), detalló que para promover su película "La Hija del Payaso" en 1946, en la cual actuaba al lado de elefantes y perros entrenados, aprendió a tocar la marimba y el botellófono; asimismo, efectuó presentaciones personales en el Circo Atayde Hermanos cuando apenas tenia ocho años.

"En una ocasión, Jorge Negrete, quien pocas veces tenía ese tipo de detalles, ingresó a una de las funciones del circo acompañado de un mariachi para deleitarme con una canción... la gente en verdad estaba extasiada cuando lo vio. No cabe duda que era un gran ser humano y todavía lo recuerdo como si fuera ayer", añadió.

A pesar de que en su memoria conserva un sinnúmero de vivencias, anécdotas e infinidad de historias, la intérprete de la "Hermana Carmela" y la "tía Bladimira" en la telenovela "Mundo de Juguete" -junto con Gloria Marín, Sara García, Ricardo Blume y Graciela Mauri, entre otros- reconoce que escribir sus memorias tampoco es algo que le inquiete y prefiere que su público la recuerde por su legado artístico.