Policía
Mató a su compañero de celda
El Occidental
30 de octubre de 2010

Jorge Zamora Fuentes



Porque se negaba a pagarle la cantidad de 300 pesos que le debía, un interno del Penal de Puente Grande agredió a golpes a uno de sus compañeros de celda, causándole lesiones que lo llevaron a la tumba.

Juan de Dios Larios González, interno de la celda número 13, declaró que Ramiro Luna Arellano, de 44 años, desde hace tiempo le pidió prestado el dinero, y como se burlaba de él cuando le cobraba, optó por retarlo a los golpes, sólo que le ganó la pelea y durante la riña le causó la muerte.

Fueron los mismos compañeros de dormitorio quienes avisaron al área de enfermería y a los custodios de vigilancia que dos internos se estaban peleando, y al llegar encontraron tirado en el suelo a Ramiro, mientras que Juan Daniel se refugiaba en su celda.

Los custodios llevaron a la enfermería al herido, que al ser examinado por los médicos se percataron que éste no presentaba ya signos vitales, optando por solicitar la intervención del personal del Servicio Médico Forense.

Ramiro Luna Arellano tenía su domicilio en la calle Camarena, en San Pedro Tlaquepaque, y se desempeñaba como gestor de Vialidad.Éste contaba con una sentencia de 13 años y seis meses, habiendo ingresado al Reclusorio Preventivo el 28 de mayo del 2007, bajo el proceso 328/2007- B por el delito de robo calificado, y enfrentaba otros cuatro procesos más, por el citado delito.

El cadáver del interno fue reconocido de manera legal ayer en la tarde por su esposa Alejandra Romero Ruiz, de 32 años.

Sobre el hecho, el caso ya fue turnado a la Procuraduría de Justicia del Estado y será un agente del Ministerio Público el que se encargue de darle seguimiento al caso.

Por otra parte, autoridades del Penal de Puente Grande dieron a conocer que Juan Daniel Larios González apodado "El Buda", de 26 años, ingresó al reclusorio en el mes de abril del 2003, y se encuentra a disposición del Juzgado Octavo de lo Penal por los delitos de robo y portación de arma de fuego bajo el proceso 764/2007.