Comarcas
Los Ruiseñores es tierra de nadie
Vidrios rotos, graffiti y basura en las casas sin habitar. Foto: Fernando Carranza / El Occidental.
TEMEROSOS VECINOS DE FRACCIONAMIENTO EN TALA
El Occidental
20 de abril de 2010

Francisco Aguiar Barajas

Tala, Jalisco (OEM-Informex).- Gabriela Martínez Cisneros dice vivir en la incertidumbre, la angustia y un permanente reclamo ante los incumplimientos de quienes le vendieron su casa. Valiente y decidida, la joven madre de tres niños denuncia inseguridad, constantes robos, falta de servicios, prostitución y venta de drogas en lo que define "un pueblo sin ley, ante la ausencia de las autoridades".

Asegura haber llegado al fraccionamiento Los Ruiseñores ilusionada, convencida de que viviría en un clima de paz y tranquilidad junto a su familia; sin embargo, no necesitó de mucho tiempo para darse cuenta de la realidad que viven los habitantes de este núcleo habitacional. "Van tres veces que roban mi casa, se carece de alumbrado en la mayor parte del fraccionamiento, lo que da pie para que ladronzuelos mantengan asolados a los vecinos. ¡Están vaciando nuestras casas...!", explica la mujer.

Hay tema para largo porque acepta platicar sobre los problemas, ya que son muchos, buscando que su testimonio contribuya para que el Ayuntamiento de Tala se decida a enfrentar la delincuencia y los robos que se dan a todas horas del día y la noche, y que regrese la tranquilidad a las miles de familias que habitan en Los Ruiseñores.

Explica que "antes los robos eran por la noche, sin embargo, ahora se dan de día y de noche, existe una banda dedicada a asaltar a quien se cruza con ellos; aquí a la vuelta, hace apenas tres semanas, que asaltaron a mano armada a una tienda de celulares, días después regresaron y golpearon al encargado para que les entregara todo lo de valor que tenía. No se puede vivir en un clima así, sobre todo cuando tienes hijos y salen a la calle, viven con el temor de que puedan ser objeto de este grupo de delincuentes", refiere.

- La Policía, ¿que hay de los guardianes del orden?

"Existe un módulo, pero de nada sirve porque no hay patrullas, se les vio una motocicleta, pero cuando hay algún percance o cosa por el estilo no hay capacidad de respuesta y menos para ir por los delincuentes. No tienen en qué moverse", aseguró Patricia.

Sobre los problemas de alumbrado público, dice que la mitad del fraccionamiento tiene este problema. "Yo creo que lo hacen a propósito para darles facilidades a los ladrones. Dynámica, la empresa constructora, señala que ya entregó el fraccionamiento al Ayuntamiento de Tala, quien es, en este caso, el que tiene la obligación de proporcionar el servicio. Las autoridades dicen que no, lo cierto es que se pasan la bolita entre ellos y los que vivimos en la angustia somos nosotros".

Invita al reportero a pasar a la pequeña sala de su casa, donde ofrece asiento. "Para que no se canse -nos dice-. Yo como usted, espero sentada a que la fraccionadora cumpla sus ofrecimientos. Mire, nos prometieron agua, luz, un templo, transporte, una escuela, una clínica y seguridad. El agua no es segura porque recientemente tuvimos tres días sin ella; el servicio de alumbrado es deficiente, insisto, la mitad del fraccionamiento carece de luz pública; el templo y la clínica no sabemos cuándo los terminan, promesas que temo que nunca puedan cumplirse".

Para abonar lo anterior, dice desconocer las razones por las que los encargados, dueños o quienes manejan el fraccionamiento, no permiten el ingreso de los autobuses urbanos. "Te dejan en la entrada, de donde para trasladarte a tu casa debes tomar un taxi que te cobra 20 pesos. ¡Un atraco! Se construyeron paraderos para el camión que no sirven de nada, murieron antes de nacer".

Recuerda que hubo un tiempo en que la ruta 629 del Sistecozome entraba al fraccionamiento, pero de un día para otro dejaron de hacerlo, quién sabe por qué, "intereses con toda seguridad", insiste.

Decidida a revelar el estado que guarda el fraccionamiento y los riesgos que enfrentan sus habitantes, asegura que la única escuela pública que existe está asignada como kinder, primaria y secundaria, asolada por vendedores de droga y donde, asegura, existe prostitución, tema que refiere es sumamente delicado, que conviene enfrente la autoridad municipal y la federal. "Estupendo caldo de cultivo para quienes comercian con droga porque no hay vigilancia policiaca, los padres preocupados por ello van y llevan a sus hijos, pero no todos pueden hacerlo".

BANDA DE DELINCUENTES SIEMBRA EL TERROR

Dice no conocer el nombre de la banda de delincuentes que tiene asolado el núcleo habitacional, lo cierto es que saben que existe, pero nadie hace nada por denunciar sus fechorías por temor. "Vivimos en un ambiente de miedo porque no sabemos en qué momento podemos ser objeto de alguna agresión por parte de estos vándalos". Pide la intervención inmediata de las autoridades, tanto que sugiere la intervención de la Dirección de Seguridad Pública del Estado. "¡Queremos vivir en paz!", insiste.

No pasa por alto las comidas que cada domingo ofrece Dynámica a "incautos clientes", a quienes les ofrecen "el oro y el moro", con tal de convencerlos de que compren. "Estamos organizándonos para manifestarnos y exigir el cumplimiento de sus ofrecimientos", anuncia la joven mujer.

Advierte que se han dado una serie de robos de cables en las casas deshabitadas. "Detuvieron al ladrón, pero fue dejado en libertad porque no hubo denuncia, y cuando la hubo, la Policía lo dejó libre".

Un recorrido por el fraccionamiento permitió ver decenas de casas con los vidrios rotos y el clásico graffiti. Un vecino, quien pidió omitir su nombre, comentó que en la zona donde se construyen viviendas dúplex se están entregando sin puertas, a pesar de que el contrato refiere lo contrario.