Comarcas
Vamos a Unión de Tula
Foto: Archivo.
Visite Jalisco
El Occidental
15 de febrero de 2010

Redacción

Jalisco.- Esta región estuvo habitada por indígenas que dependían del señorío de Amollan o Amula, que tenía como tributarios a los pequeños cacicazgos de Juchitlán y Ejutla.

La conquista la efectuó el capitán Francisco Cortés de San Buenaventura en 1524. Estas tierras figuraron dentro de la encomienda de Pedro Gómez y Martín Monje, que comprendía toda la provincia de Tenamaxtlán.

Según consta en documentos que se han conservado a través del tiempo, los antecedentes de la fundación de Unión de Tula se originaron en las primeras décadas del siglo XIX en Ixtlahuacán, pueblo de esta jurisdicción que actualmente se encuentra a una distancia de 13.2 kilómetros en dirección noreste, y que en ese tiempo correspondía a la feligresía de Ejutla, Jalisco.

En ese lugar, el día 10 de octubre de 1820 se sometió a discusión la inquietud de muchos vecinos en el sentido de solicitar la formación de una nueva congregación que les permitiera poder vivir cómodamente y les evitara bajar a Ejutla a ejercer sus funciones públicas y particulares.

Como resultado de esa reunión, los vecinos decidieron nombrar una comisión que se encargaría de buscar un terreno apto para fundar la nueva población. Para el 24 de diciembre, los señores comisionados ya habían encontrado un terreno adecuado dentro de los linderos de la hacienda de San Cristóbal; el cual fue comprado al señor José María Villaseñor por la cantidad de dos mil 800 pesos.

La fundación de Unión de Tula se hizo el 28 de mayo de 1821, participando en ese hecho las siguientes personas: Antonio Darío Enríquez Topete, José Antonio Enríquez Topete (hijo del anterior), Ignacio Villaseñor, José María Lazcano, José Ignacio García Lazcano, Francisco Javier Arriola, Domingo Arreola y Andrés Avelino Arreola.

Desde 1825 perteneció al sexto cantón de Autlán y desde esa fecha ya aparece como pueblo con ayuntamiento, y comprendía a las haciendas y ranchos de San Cristóbal, Santa Rosa, Santa Ana, Lagunillas, San Miguel, San Rafael y La Trinidad. En un decreto de fecha 21 de septiembre de 1832 ya se registra a Unión de Tula como municipalidad.

En el decreto número 134, del 6 de mayo de 1885, se erige al municipio de Unión de Tula como cabecera de departamento en el sexto cantón.

SUS ATRACTIVOS

El clima del municipio es semiseco con invierno y primavera secos, y semicálido sin estación invernal definida. La temperatura media anual es de 21.2º C y tiene una precipitación media anual de 817.5 milímetros con régimen de lluvia en los meses de junio a octubre. Los vientos dominantes son en dirección sureste. El promedio de días con heladas al año es de 27 grados centígrados.

ARQUITECTURA

De impresionante belleza es la parroquia de la Virgen del Rosario: tiene atrio al frente con barda de hierro forjado. Su portada es de un cuerpo con arco de medio punto y clave con fecha de 1872; flanquean el arco, columnas de cantera con fuste estriado en tramos y capitel compuesto que sostienen entablamento y frontón; el imafronte guarda un reloj al centro y remata en frontón recto con jarrones; las dos torres son de dos cuerpos con arcos de medio punto y remates de linternilla.

El interior muestra la planta de cruz latina, bóvedas de arista y cúpula de base octagonal que remata también con linternilla; las pechinas están decoradas con pinturas de los evangelistas, y alrededor relieves vegetales dorados; los retablos son de estilo neoclásico con columnas y pilastras de capitel compuesto; el sotocoro tiene arco de tres centros; en el bautisterio se observa una pintura mural.

La Hacienda de San Clemente, data del siglo XIX, al frente se observan arcos de medio punto, en cantera, sostenidos por columnas adosadas a pilares; arriba una balaustrada con remates de jarrón; el acceso con arco escarzano, y a los lados ventanas rectangulares; los techos son de tabique sobre vigas de madera, los pisos de cantera y algunos muros conservan la pintura original; las trojes, cocheras y caballerizas se encuentran semidestruidas.

También destacan las siguientes construcciones: la hacienda de Santa Ana con capilla; y la Hacienda Ganadera con su capilla, que datan del siglo XVIII.

Otra obra arquitectónica es la Casa Arreola, construida en el primer tercio del siglo XIX.

Aún quedan vestigios, además, del acueducto surtidor de la Hacienda, construido en el primer tercio del siglo XVIII. Se ubica en la localidad de San Clemente.

TRADICIONES

Las fiestas populares se celebran el tercer domingo de octubre en honor de la Virgen del Rosario, patrona del pueblo.

El 1 de julio se festeja al Señor de la Misericordia. Del 25 de diciembre al 2 de enero se celebran corridas de toros.

El 28 de mayo se festeja la fundación de Unión de Tula con Fiestas Taurinas; del 23 al 28 de mayo se celebran eventos deportivos y culturales.

En los festejos de Nuestra Señora del Rosario se lleva a cabo un desfile de carros alegóricos, acompañando al recorrido música, danzas y el estallido de cohetes.

En la festividad del Señor de la Misericordia, se acostumbra sacar en procesión, a dicha imagen, por las calles de la población. Los devotos que siguen el cortejo van acompañados con música. En los barrios de El Espinazo, Paso Prieto, La Loma, La Parota y El Pepino, se improvisan altares en donde colocan la imagen del santo.

El 2 de noviembre se festeja el Día de los Santos Difuntos con un concurso de altares en los cuales participan escuelas así como instituciones de la población.

El 15 de agosto se festeja el Día de las Paseadoras, donde se reúne toda la población a la orilla del pueblo, siendo la más común tradición, pasear a caballo.

ARTESANÍAS

Destaca en Unión de Tula la elaboración de sillas de montar, huaraches, muebles típicos y trabajos de alfarería. Se tienen por trajes típicos el traje de charro y el vestido de china poblana. En la gastronomía recomiendan los que saben, probar pozole, birria y enchiladas, y de sus bebidas, el tequila.

PARA VISITAR

No olvide el paseo El Pedregal, ubicado en el kilómetro dos de la carretera a Ejutla, y la visita es obligada a la presa "Tacotán", donde se puede practicar la pesca de carpa y bagre.

Asimismo, es hermosa la cascada "El Laurel", que se localiza en el kilómetro cuatro de la carretera a Ejutla. Por último, échele una mirada a la vista de la zona desde el mirador en el vertedero, situado en la barranca.

(Fuente: Seijal y Biblioteca de los Municipios de Jalisco)