Guadalajara
¿Sabe usted cuánto gana un diputado?
El Occidental
8 de febrero de 2010

Víctor Manuel Chávez Ogazón

El sueldo mensual de un diputado local en Jalisco (75 mil 164.54 pesos), supera cualquier otro con el que lo comparen. Ganan más que incluso un legislador federal, quien percibe 68 mil 730 pesos mensuales -es mejor negocio estar aquí que en el Congreso de la Unión-; y qué decir en comparación con alguien que gana el mínimo, ya que un día de salario de ellos equivale a lo que dos personas (con salario mínimo) obtienen en un mes.

Los legisladores estatales ganan en un día lo que el 21.7% de los jaliscienses -que tienen precisamente un sueldo arriba del mínimo- ganan en un mes de trabajo, y lo que el nueve por ciento de la población (con salario mínimo) gana en dos meses.

Esto de acuerdo a un estudio que realizó el Congreso Ciudadano, y que hoy por hoy es uno de los principales cuestionamientos a los legisladores, comparando sobre todo lo que perciben y su productividad.

De acuerdo a ese mismo estudio, se convierte en una "cañería sin fondo" cuando nos percatamos que ahí va a parar gran parte del presupuesto que año con año aumenta (40 mil millones de pesos en los últimos seis años), y el cual poco se refleja en la inversión en obra pública, donde sólo -en ese mismo lapso de un sexenio- se han destinado cuatro mil millones de pesos para ese rubro.

En cambio, dice el Congreso Ciudadano, con base a datos obtenidos de la Secretaría de Finanzas, que los servicios personales han aumentado de 2004 a 2010 en nueve mil millones de pesos, superando incluso a la inversión en obra pública.

Sólo en 2010 se prevé destinar en obra pública la suma de cinco mil millones 270 mil pesos, contra 24 millones que se irán a servicios personales de funcionarios, es decir, en nómina.

Así, nos encontramos con que en tiempo de crisis, el Gobierno de Jalisco le resta los apoyos a rubros importantes como el empleo, donde la asignación de recursos disminuyó en uno por ciento. Asimismo, el presupuesto para el campo cayó 46%; para la preservación del medio ambiente, 41%; y para la participación ciudadana, en un 55%.



TODO CRECE...

De 2004 a 2010 todo aumenta. Se incrementa la deuda en un 67%, el costo financiero en 143% y el presupuesto sólo se incremento en 60%, pero una buena parte de éste se va al Congreso del Estado, el cual en ese lapso de tiempo ha duplicado su presupuesto.

En 2004, los diputados tenían 312 millones 482 mil 573.12 pesos; y para 2010, al menos ya tienen destinados 762 millones 170 mil pesos.

Durante el año electoral como fue el 2009, cuando se advirtió una escasa asistencia de diputados, quienes andaban de candidatos a presidentes municipales o diputados federales -y que por momentos se vivió una verdadera parálisis legislativa-, de cualquier manera se gastaron a "manos llenas" la suma de 740 millones de pesos, es decir, 119 millones de pesos más de lo que se había presupuestado en un inicio.

En el lapso de 2004 a 2010, ha aumentado su sueldo, pero también otros beneficios para ellos. Por ejemplo: el presupuesto autorizado para servicios generales creció 429%, las erogaciones un 209% y la nómina un 173%.

CONTRASTES

De esta manera, hallamos graves e inequitativos contrastes entre el resto de la población y los mismos legisladores.

Nos encontramos por ejemplo, que en los últimos cinco años el salario mínimo mensual para los jaliscienses se ha incrementado en 267 pesos. Mientras que la dieta para los legisladores y diputados se ha incrementado en 87 mil 441 pesos.

Los diputados ganan al día lo que 21.7% de jaliscienses ganamos en un mes de trabajo.

El sueldo de un día de un diputado equivale al sueldo mensual de dos personas que ganan el mínimo, las cuales representan el nueve por ciento de la población.

SALEN MUY CAROS

De esta forma, de acuerdo al estudio realizado por el Congreso Ciudadano, hay diputados que "nos salen caros". Los cinco más "caros" de la LVIII Legislatura son:

1. Diputado Carlos Bernardo Guzmán Cervantes, del Pan en el Distrito IV, quien intervino en la tribuna 26.43 minutos, con un salario total de dos millones 705 mil 923.44 pesos; por lo tanto, cada minuto que desquitó defendiendo a jaliscienses fue de 102 mil 380.76 pesos, lo que equivale a 68.65 salarios mínimos.

2. Diputado Felipe de Jesús Pulido García, de PAN por el Distrito XIII, quien intervino 29.17 minutos, con un salario total de dos millones 705 mil 923.44 pesos; por lo tanto, cada minuto tuvo un costo de 92 mil 763.92 pesos, equivalente a 62.20 salarios mínimos.

3. Diputado José Luis Íñiguez Gámez, del PAN por el Distrito III, quien intervino 36.47 minutos, con un costo de 74 mil 195.87 pesos el minuto, equivalentes a 49.75 salarios mínimos.

4. Diputado Francisco Javier Padilla Mancilla, del PAN por el Distrito XI, quien intervino 40.28 minutos, con costo de 67 mil 177.84 pesos el minuto, equivalentes a 45.05 salarios mínimos o tres años con siete meses de trabajo para reunirlos.

5. Lorenzo Moccia Sandoval, de Nueva Alianza y plurinominal, quien intervino 48.12 minutos y costo al erario público 56 mil 232.28 pesos el minuto, es decir, lo equivalente a 37.71 salarios mínimos o tres años con un mes para quien gana esa cantidad.

Los legisladores Felipe de Jesús Pulido y José Luis Iñiguez, no obstante lo anterior, fueron candidatos a diputados federales en 2009 por sus respectivos distritos.