Guadalajara
Nuevo director del Ipejal
Foto: Alejandro Madera
El Occidental
26 de enero de 2010

Elsa Arenas

Martín Guadalupe Mendoza Flores, ya es el nuevo director general del Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal), luego de la renuncia, el pasado 15 de enero, de Ignacio Novoa y la aceptación de la misma el pasado día 21, por parte del gobernador Emilio González Márquez.

En rueda de prensa ayer por la mañana, Mendoza Flores aseguró que sus prioridades serán "trabajar fuerte por un fondo seguro, garantizar prestaciones a afiliados, otorgar mejores servicios médicos, ampliar sus beneficios, que tengan mayor cobertura en hospitales de primer nivel de calidad y prestamos a los trabajadores y pensionados".

Óscar García Manzano, presidente del Consejo Directivo del Ipejal, aseguró que el cambio "definitivamente no va a afectar la continuidad de la institución, gracia a la experiencia que tiene el licenciado Mendoza dentro del Instituto de Pensiones" y es que desde hace ocho meses, Mendoza se desempeñaba como subdirector de la institución y desde hace 23 años trabaja en el servicio público, sobre todo en la asesoría de finanzas.

NO HAY PELIGRO

El nuevo Director de Pensiones, aclaró que la institución no está en crisis "estaba en una situación difícil, no había dinero para pagar a los pensionados, pero hoy las condiciones son buenas".

García Manzano añadió que "el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco es número uno en la República, en cuanto a fondos, seguridad, rendimientos, absolutamente todo", como ejemplo, cinco estados de la República le ha pedido ayuda para consolidar un organismo similar.

El Ipejal tiene aproximadamente 120 mil afiliados y aseguraron es la segunda institución financiera más grande del país, después de Banorte, con cinco mil 500 millones de prestamos "Pensiones es la que tiene mayor numero de activos y da mayor numero de créditos, 120 mil créditos al año, aproximadamente 45% se concentran en dos meses y medio, de noviembre a enero" cuando se satura el sistema como cada año, por la abundancia de solicitudes de crédito, pero según García Manzano, es la que menos cartera vencida tienen.

Para aclarar que no hay posibilidad de que Pensiones quiebre, tendría que quebrar el Gobierno mexicano, donde tienen gran parte de bonos, así como en Pemex y otro tanto en bienes raíces.



FALTA DE INFORMACIóN

Respecto a los más de cinco mil amparos que han presentado trabajadores afiliados a Pensiones contra la reforma que se hizo a la ley el pasado mes de noviembre, Mendoza Flores aseguró que tienen derecho a ampararse, pero en el fondo se trata de "desconocimiento de algunos compañeros, pues la ley no es retroactiva, es para nuevas generaciones, para los que ya trabajaban tendrán beneficios extra, por eso se dice que desconocen la ley, porque no afectará generaciones pasadas".

Óscar García aseguró que "no han leído la ley" y se están aprovechando algunos despachos de abogados para cobrar dos mil pesos por amparo, "es un buen negocio para ellos".

Señalaron que sí les preocupa el asunto de los amparos, pero el resultado no tanto, ya que cuatro jueces de cinco opinan en sus tribunales que no hay bases para justificar los amparos contra la reforma a la Ley de Pensiones.

Sobre los trabajadores de los cuatro ayuntamientos que están afiliados y perdieron su puesto en el cambio de administración, aseguró García Manzano que deberán seguir cubriendo su crédito, ya que tienen un aval o está algún bien en garantía.