Guadalajara
Sorprende nevada a Jalisco
El Occidental
16 de enero de 2010

Víctor M. Chávez Ogazón

Guadalajara, Jalisco.- Y alcanzó la nieve a Jalisco... desde la noche del jueves y todo el viernes, se suscitaron varias nevadas que cambiaron el árido campo de la Región Norte, en un desierto blanco con temperaturas de menos cinco grados, con riesgo para comunidades indígenas de bajos recursos, al grado de que mientras a algunos grupos se les cobija y da albergue, a otros de plano se les ha tenido que evacuar.

Se bloquearon caminos y hay acceso a algunos puntos sólo por aire, por lo que el Gobierno de Jalisco ordenó, mediante un operativo especial y amplio, todo el respaldo a la zona y a sus ocupantes, especialmente de ocho localidades, donde 549 escuelas podrían suspender clases la siguiente semana.

Para tal efecto, Protección Civil Jalisco envió la tarde de ayer el primer contingente de auxilio a las poblaciones y áreas sensibles al fenómeno.

De hecho, el gobernador Emilio González Márquez consideró la acción como emergente y permanece al pendiente de cómo se desarrolla el despliegue de ayuda a las personas afectadas.

Cabe mencionar que especialistas reconocieron que al menos en la Zona Metropolitana de Guadalajara hay condiciones similares a las de 1997, para que se registre caída de nieve, aunque habría que esperar la situación en las próximas 48 horas.

El primer indicio se dio entrada la noche del jueves, pero fue por la mañana, para sorpresa de los habitantes de la zona, que se vivió la más intensa, según confirmó el director de Protección Civil y Bomberos del Estado, mayor Trinidad López Rivas.

En Villa Guerrero, Huejúcar, Huejuquilla, entre otros municipios, están preocupados por esa nevada.

El cambio de escenario en la zona, una de las más calurosas durante el año y frías en el invierno, ahora cubierta por nieve y posibles tormentas de aguanieve para este sábado, ocasionó que incluso se implementara un amplio despliegue y una caravana de siete vehículos y 31 elementos de Protección Civil Jalisco, que salieron hacia la zona, llevando cobijas y ropa para apoyar a los pobladores afectados por la nevada de esta mañana.

El director de Comunicación Social de Protección Civil Jalisco, Juan Pablo Viguera, explicó el objetivo: "Hay que calentar a esa gente, tenemos algunas cobijas, cientos de cobijas que se van a enviar este día, suéteres, chamarras, ropa abrigadora, que es lo que más necesitamos para la gente de allá".

Llegaron por la noche y así se encontraron con muchas comunidades de la zona norte de Jalisco incomunicadas por la intensa nevada de este viernes.

Los reportes eran de daños menores en Mezquitic, Huejúcar, Huejuquilla, Santa María de los Ángeles y Villa Guerrero.

Intentaron una revisión por aire, en helicóptero, pero fue prácticamente imposible un sobrevuelo debido a las condiciones climatológicas en esa región.

Este descenso de temperaturas en Santa María de los Ángeles y en Colotlán, trajo como consecuencia las nevadas; las comunidades de wixárikas que se localizan en la Sierra Madre Occidental, prácticamente quedaron aisladas,

Los primeros en reaccionaron fueron los trabajadores y alumnos del Centro Universitario Norte de la Universidad de Guadalajara, ubicado en Colotlán, a 206 kilómetros de esta capital, que entonces iniciaron una campaña para recolectar ropa y cobertores, además de equipos para calentar y queroseno.

Juan Camacho Ochoa, administrativo del Centro Universitario, explicó al respecto: "Los habitantes de las comunidades wixárikas se encuentran aislados debido a que las camionetas por el mal tiempo no pueden pasar por los caminos y sabemos que en varios pobladores utilizan leña, misma que por el frío no pueden prender, por eso estamos recolectando queroseno, cobijas y ropa, pues el frío allá es mayor",

Ayer por la tarde se buscaba darles una ayuda inmediata, también, a los huicholes de San Andrés Comihata, víctimas de una nevada que de igual forma ha afectado a los estados de Aguascalientes y Zacatecas, que son limítrofes con la región.

PLAN EMERGENTE

El Gobierno de Jalisco, por otro lado, desplegó un amplio operativo emergente sobre ocho poblaciones: Mezquitic, Bolaños, Villa Guerrero, Huejúcar, Huejuquilla el Alto, Totatiche, Colotlán y Santa María de los Ángeles.

Se informó que el gobernador Emilio González Márquez, al pendiente de la situación en todo momento, giró instrucciones para la pronta atención de los afectados por las nevadas y de esa forma se dio la salida de un convoy integrado por siete vehículos de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos, 10 unidades 4 x 4 de Seguridad Pública, siete del Sistema DIF Jalisco, una unidad para abastecer de combustible a los helicópteros, todas con su respectiva tripulación, y se encuentran al pendiente en la zona para brindar apoyo e insumos a la población que lo requiere.

Dio a conocer el Gobierno de Jalisco que en algunas localidades de Santa María de los Ángeles el termómetro ha marcado incluso cinco grados bajo cero, aunque el promedio de temperatura que se registra en esas comunidades fluctúa entre los dos y tres grados centígrados.

Ante las bajas temperaturas, la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ), suspendió las clases del turno vespertino en las escuelas ubicadas en esa región.

Durante el turno matutino, debido a que los niños ya se encontraban en clases cuando iniciaron las lluvias y la caída de nieve, que alcanzó entre los 20 y 30 centímetros de altura, se dispuso que los directores resguardaran a los alumnos dentro de las aulas, y se facilitó la salida de aquellos a quienes sus padres los fueron a recoger.

Se informó que las autoridades educativas estarán al pendiente de las condiciones climatológicas que se registren en esa zona este fin de semana, a fin de tomar decisiones respecto al desarrollo de las actividades escolares la próxima semana. En la zona norte de Jalisco, hay 549 escuelas (entre preescolares, primarias y secundarias) y 21 mil 390 alumnos.

En cuanto el clima lo permita, se informó que se realizará el ansiado sobrevuelo de verificación de las condiciones que ha dejado la nevada en los municipios afectados, mientras tanto una veintena de oficiales de Protección Civil realiza una valoración pie a tierra en las comunidades afectadas y la ayuda llega a esas localidades afectadas por ese fenómeno histórico que no se daba desde hace 12 años.