Policía
Revive la banda del "Pollo"
Este es uno de los tres sujetos que imita la forma de operar de la legendaria banda.
El Occidental
10 de octubre de 2009

Jorge Zamora Fuentes

"Refugio Alfredo Hernández Jurado, apodado 'El Tortas', involucrado en el millonario asalto a una joyería de la Plaza Tapatía, ocurrido el pasado 26 de julio del presente año, no es un novato, al contrario esto quiere decir que el personal de la Procuraduría de Justicia del Estado tendrá que enfrentarse a un peligroso grupo de delincuentes que les dará mucha guerra", reveló un ex elemento de la entonces Policía Judicial del Estado.

Agregó que si "El Tortas" intervino en el atraco, junto con un grupo de sujetos vestidos de payasos, eso quiere decir que esta "reviviendo" la banda del extinto Javier Llamas Sánchez, apodado "El Pollo", muerto hace varios años durante un enfrentamiento con la policía, que a finales de los años 80's se especializó en el asalto a instituciones bancarias, robos a mano armada en talleres de joyería, pero sobre todo a los asaltos de tiendas departamentales dedicadas a la venta de joyas.

ANTECEDENTE

Como antecedente de esta banda, se puede decir que eran por lo menos 20 sujetos que la integraban, quienes se distinguían por violentos y por su modo organizado de actuar, donde siempre la policía supo que el líder era "El Pollo" por inteligente, ya que se encargaba de planear bien diseñados los atracos que después perpetraría Antonio Peña Lomelí "El Güero Peña", preso actualmente en el penal de alta seguridad de Almoloya de Juárez.

Víctor Manuel Hernández Jurado, se ganó a pulso su apodo, debido a que su mamá se dedicaba a la venta de tortas ahogadas en la esquina de la avenida Revolución y la calle 68, en el sector Reforma de Guadalajara.

"El Tortas", quien también se cambiaba el nombre por el de Refugio Alfredo Hernández Jurado, casi siendo un niño inició su carrera delictiva, pisando por primera vez el penal de Puente Grande, el 13 de marzo de 1984, quedando a disposición del Juez Primero de lo Penal, acusado del delito de robo.

Desde ese año a la fecha, Víctor Manuel Hernández no dejó de delinquir ya que al quedar libre del delito mencionado "cayó" otra vez al penal, siendo capturado por el comandante de la Policía Judicial, Javier Ramírez Parga.

OTRO INTEGRANTE

Otro de los integrantes de la banda de "El Pollo" fue un individuo identificado como Agustín Jaime Beltrán Ortiz, apodado "El Chango", quien se relacionó sentimental con la abogada, Isabel Jurado Nevares, tía de "El Tortas", cuya mujer en una ocasión lo liberó de un proceso judicial donde estaba acusado de matar a tiros a Silvino Ruíz Sánchez, logrando obtener su libertad utilizando documentación falsificada.

En otra ocasión la litigante le dio alojamiento al "Chango", en su casa de la calle 78, del sector reforma de Guadalajara, tras de haber participado en un atraco donde resultó herido a tiros y fue asistido hasta que sanó, por una enfermera particular que contrataron.

ARCHIVO

En los archivos de la Procuraduría de Justicia del Estado, existe el antecedente que Javier Llamas Sánchez "El Pollo", nació el 6 de abril de 1969, poniendo fin a su carrera delictiva en el mes de noviembre de 1995, tras de enfrentarse a tiros contra agentes de la entonces Policía Judicial del Estado de Jalisco, cayendo abatido por las balas disparadas por los agentes y muriendo cuando era atendido por médicos del Hospital Civil de Guadalajara.

El día que falleció, las instalaciones del Servicio Médico Forense fueron fuertemente custodiadas por elementos de las diferentes corporaciones policías, pero para esto los integrantes de su banda pretendían rescatar el cadáver, protagonizando un violento asalto a la sucursal bancaria de la población de Santa Anita, en Tlaquepaque, esto para distraer la atención de las corporaciones policiacas, llegaron disparando a diestra y siniestra, victimando a dos policías, pero les falló, porque la calle Belén continuó custodiada.

LA BANDA

Otros de los integrantes de la peligrosa banda antes señalada, fue un sujeto apodado "El Balijas", otro de nombre Arturo Guevara Reyes, todos ellos violentos y dispuestos a todos, pero sobre todo a matar sin piedad a los policías, tal fue el caso cometido en las instalaciones de Telégrafos Nacionales, del edificio ubicado en la avenida Alcalde y Hospital, donde victimaron sin misericordia a dos policías mayores de edad, a quines ni tiempo les dieron de utilizar sus pistolas del tipo revólver que portaban.

La banda de "El Pollo", dio mucha guerra a las autoridades de Jalisco, e incluso hasta se comentaba que había personal de la Procuraduría involucrado, ya que cada que tenían cercado a Javier Llamas, este misteriosamente se "esfumaba".

MÁS MUERTE

Otro de los asesinatos en los que se les involucró fue en la muerte de un agente de la Policía Judicial apodado "El Bigotes", al que acribillaron brutalmente por la avenida Javier Mina, provocando que su carro gran Victoria que conducía, derribara un poste de la empresa Teléfonos de México. Cuando los compañeros de "El Bigotes" llegaron a lugar de los hechos, se enteraron que este ni tiempo tuvo de hacer uso de su metralleta UZI, la que se encontró en medio de los dos asientos delanteros.

Después se supo que asesinaron al elemento policiaco porque los traicionó y se robo un kilo de oro que le dieron para vender, se enteraron que comercializó el metal precioso, pero el dinero nunca llegó a la organización del "Pollo".

EL FINAL

Javier Llamas Sánchez, finalizó su carrera delictiva en un enfrentamiento a balazos contra elementos de la entonces Policías Judicial, acontecimiento donde el hoy desaparecido comandante de la Policía Investigadora de Jalisco, Fray Martín Gutiérrez Arreola, "El Fray" perdió un ojo, al ser alcanzado por uno de los proyectiles disparados. El agente judicial fue a parar al hospital, mientras que el líder de la banda al panteón, ya que murió horas después del tiroteo.

Ex agentes judiciales, que integraron el grupo denominado los "Thundercats", creado por el ex director de la Policía Judicial, Refugio León Cervantes, para combatir a la citada banda, dicen que en caso de seguir "trabajando" los integrantes del "El Pollo", donde podría estar integrada gente "nueva" dará mucha guerra a la sociedad con sus asaltos violentos, pero también a las autoridades, porque es gente que sabe su oficio y nos son fáciles de detener.