Chihuahua
Descubren en Jiménez fósiles de dinosaurios
En el lugar se aprecian a flor de tierra vestigios de especies prehitóricas. Foto: Archivo
El Heraldo de Chihuahua
17 de marzo de 2008

David Piñón Balderrama

Jiménez, Chihuahua.- Un cementerio de fósiles petrificados de dinosaurios con más de 60 millones de años de antiguedad fue descubierto en los límites del estado, a unos kilómetros de la Zona del Silencio, según las investigaciones que ya inició la Universidad Nacional Autónoma de México.

Los restos encontrados corresponden a los dinosaurios pico de pato y saurópodo, especies de enormes dimensiones denominadas también "patas de reptil", cuyos huesos hechos piedra quedaron casi al descubierto en los arenales desérticos, que se mantienen bajo custodia por autoridades de Jiménez para evitar el saqueo.

Marisol Montellano, investigadora del Instituto de Geología de la UNAM, determinó en un primer acercamiento a la zona del llamado cementerio que se trata de dinosaurios que habitaron en las cercanías del legendario Mar de Tethis que cubrió los estados de Durango, Coahuila y Chihuahua.

La Presidencia Municipal de Jiménez, a través del Departamento de Turismo que dirige Antonio Holguín, fue la que descubrió el impresionante cementerio de fósiles, el cual es de grandes dimensiones, ya que se trata de una extensión considerable cuya ubicación, informó la dependencia, se mantiene bajo reserva para impedir la depredación.

Antonio Holguín informó que los restos localizados e inventariados se mantienen resguardados por pobladores de la zona, quienes cooperan en la labor de vigilancia para conservar el hallazgo en su mejor estado.

Tras el hallazgo, se enviaron notificaciones a investigadores de la Universidad Nacional, los cuales hicieron una primera evaluación de las muestras, determinando que se trata de una zona rica en evidencias de la prehistoria.

"A primera vista se trata de los dinosaurios pico de pato y saurópodo, los cuales existieron hace más de 60 millones de años, cuando el mar inundaba toda la comarca", hizo notar la investigadora de la UNAM.

A nivel local, fue notificado el Instituto Nacional de Antropología e Historia, Delegación Chihuahua, para que proceda a establecer los lineaamientos para proteger y estudiar este importante descubrimiento para el municipio de Jiménez y toda la entidad.

Aunque la ubicación se ha mantenido en secreto para evitar que haya robos de los restos como sucede en otras latitudes, la Presidencia de Jiménez indicó que se encuentra en el fundo legal del municipio, muy cerca de la Zona del Silencio y de las salinas que colindan con Coahuila, región desértica en la que son pocos los pueblos con habitantes.



DINOSAURIOS

Los dinosaurios que poblaron esta región hace millones de años eran de enormes proporciones, incluso en algunos libros especializados se citan como animales del tamaño de un camión de dos pisos.

En el caso de los saurópodos tenían un característico cuello largo, cabeza pequeña, patas gruesas y una cola robusta. Estos han sido los restos, según los especialistas, que se han encontrado en esta región del valle desértico de Jiménez.

Los saurópodos habitaron en todos los continentes a excepción de la Antártida, por lo que, tanto en Jiménez como en la zona conocida como Valle de los Dinosaurios, en Ojinaga, dejaron rastros visibles de su permanencia.

Los conocidos como Pico de Pato eran dinosaurios de gran tamaño. Normalmente caminaban sobre sus largas patas traseras y tenían una cola grande y aplanada lateralmente, que les ayudaba a mantenerse erguidos. Cuando comían del suelo, probablemente se apoyaban en las patas delanteras, y cuando tomaban hojas de los árboles se erguían sobres las dos traseras. Tenían el hocico en forma de pico de pato, con varias filas de dientes en la parte posterior de la boca con los que trituraban las hojas que cortaban con el pico. En la parte superior de la cabeza, sobre los ojos, tenían una prominencia ósea, lo que se demuestra con los restos encontrados en la zona de Jiménez.



INSISTEN EN EL TURISMO

Debido a que el desierto de Jiménez se encuentra relegado como zona turística, el director de Turismo Municipal, Antonio Holguín, dijo que se buscará promover la zona ahora con más atractivos, ya que tras el descubrimiento en días pasados se tiene contemplado instalar un museo rural cerca del cementerio, a fin de promover un circuito completo para atraer a los visitantes.

Hace días, recordó, se difundió el hallazgo del cenote El Hundido, ubicado cerca del ejido Liberación, el cual se convierte en otro atractivo junto con la Zona del Silencio, el cementerio de fósiles.

"Ahora tenemos la posibilidad de impulsar un circuito turístico con el cenote El Hundido, un museo rural de restos fósiles, las salinas de Estación Carrillo, la zona de producción agrícola, la Cueva del Agua de la Hacienda de los Remedios, además de la posibilidad de establecer un museo completo en Jiménez", afirmó el funcionario.

Además, dijo, se están haciendo gestiones para tener acceso a la Zona del Silencio por el lado de Chihuahua, a través de la Reserva de la Biósfera de Mapimí, a fin de apoyar a los habitantes de la región con la derrama económica del turismo.