Puebla
Temporada de auge para Chignahuapan; miles van por sus esferas
FABRICANTES de esferas de Chignahuapan elaboran cien modelos diferentes. Foto: Julio César Martínez
El Sol de Puebla
26 de noviembre de 2007

Norma Marcial

CHIGNAHUAPAN, Pue.- Como cada año, globiadores de este municipio son los encargados de diseñar la magia navideña, a través de llamativos modelos de esferas que elaboran, para decorar y dar vida a esta temporada tan especial para el pueblo mexicano.

Chignahuapan es un lugar que goza de renombre nacional, por considerarse cuna de la industria de la esfera, pues sus fabricantes cubren gran parte de la demanda de este producto, en los mercados más importantes del país.

Para este año, los ocho fabricantes más consolidados, de forma separada, fijaron como meta producir, por lo menos un millón de cajas de esferas, en los cien modelos existentes, para abastecer la exigencia del consumidor, asimismo, aprobaron que se mantuvieran precios de años anteriores, aún cuando el costo de la materia prima presento ligeros aumentos.

Mientras propietarios de los más de 300 talleres familiares, estimaron que su producción superó las 40 mil cajas, para proveer puntos desatendidos por la venta al mayoreo y de esta forma, la población en general, pueda encontrar la docena de esfera a precios menores de los 6 pesos hasta los 40 pesos.

También confían que las ventas logren despuntar hasta en un 30%, objetivo que puede ser mermado por la competencia desleal que representa la producción de esferas en el país de China, la cual está acaparando trascendentes pedidos en cadenas comerciales.

Sin embargo, personal dedicado a la elaboración de la esfera señaló que Chignahuapan, seguirá siendo una sede comercial importante en este rubro, porque desde que el empresario pionero, Rafael Méndez implantó este oficio, aproximadamente cuatro décadas atrás, en el municipio fue consolidándose y actualmente subsisten importantes fábricas de este giro.

La artesanía de la esfera, según lo explicó Armando Pérez Rodríguez, globiador con más de cinco años de experiencia, es un arte artística donde forzosamente se requiere habilidad y tolerancia para ejecutarla.

"En un día, puedo elaborar más de mil 200 esferas, porque el proceso es muy sencillo", detalló el trabajador, mientras realizaba una demostración sencilla a este rotativo.

Resumió que el proceso inicial lo comanda el globiador, persona que trabaja directamente con fuego y vidrio, instrumentos básicos para formar una esfera. El tiempo máximo para hacerla requiere de sólo 30 segundos, porque es cuestión de dar forma al vidrio bajo una temperatura alta y soplar de forma natural a la mezcla.

Calificó que el apartado de transformación es el más rápido de todo el proceso, pero el más complicado, porque es donde se da forma a las figuras, se define su tamaño y nivel de calidad.

En este sentido, explicó, la presentación de una esfera, en cuanto a tamaño puede ir desde el número cero hasta el tipo jumbo, donde en esta última se rebasan dimensiones inesperadas.

La calidad de una esfera se define en base al grosor del vidrio y las figuras dependiendo de la variedad de modelos, dado que pueden diseñarse cualquier tipo de frutas, ángeles, globos y hasta el Santa Claus.

Una vez que los globiadores terminan la producción del día, las esferas pasan a la zona de metalización, donde éstas son colocadas en aparatos llamados arañas, para después ser introducidas a una maquinaria especial durante un tiempo estimado de 20 minutos. En esta área las figuras salen cromadas en color gris, listas para recibir pintura y luego la decoración asignada.

No obstante, Jaime Romero Sánchez, pintor de esferas, consideró que la decoración es el apartado más atractivo, porque ahí se da vida al producto y para ello, hay infinidad de materiales que apoyan esta causa.

Para empezar, la esfera ya metalizada debe llevar una capa de pintura, ya sea en tono brillante o mate, dependiendo el diseño, a excepción de la que tendrá fondo transparente.

Los colores que más se aplican son: dorado, rojo, morado, verde, plateado, amarillo y azul, así como en tonos mate el rosa, blanco, crema y gris. En lo que respecto a mi área, al día "puedo pintar más de seis mil esferas", contrario a lo que opinó Miguel López, encargado de implementar figuras en estas estructuras de vidrio frágil.

"Hay esferas que llevan flores, nacimientos, y todas deben diseñarse a pulso, porque todavía no hay un molde que nos apoye en ese aspecto", añadió.

Dependiendo el detallado es el tiempo de elaboración, porque ejemplificó "si el modelo implica noche buenas grandes, entonces al día, sólo puedo terminar cien esferas, porque a aparte los dibujos deben ser remarcados con barniz, para que puedan agarrar la diamantina u otro material brilloso que se adicione".

Decorar una esfera, prosiguió, es un arte que requiere tiempo, concentración, habilidad pero sobre todo curia para hacerlo, porque todo el trabajo se hace a mano.

Además, argumentó, en esta actividad factores como la imaginación y creatividad resultan indispensables, porque se deben crear nuevos modelos e implementar materiales como la sosa, que requieren de un manejo especial.

Cabe mencionar que en esta parte del proceso, las manos mágicas de los artesanos de Chignahuapan, transforman en cuestión de segundos una sencilla estructura de vidrio soplado.

Posteriormente, cuentan trabajadores de la Fábrica de Artesanías Navideñas "Francisco Javier", las acciones siguientes que debe seguir el tratado de la esfera, es la colocación de gancho y el empacado; en caso de que se tenga que realizar decorados especiales como racimos, coronas y semblanzas de árbol de navidad, entonces se realiza lo correspondiente.

Los expertos de esta artesanía, coincidieron en que Chignahuapan, aunque es un municipio de la Sierra Norte de Puebla y presenta considerable distancia de la ciudad capital, seguirá siendo reconocido en el país, por elaborar las más altas producciones de esfera navideña y de renovar el concepto de estos productos que se convierten necesarios cada temporada decembrina.



CHINA, UNA AMENAZA

Lastimosamente la competencia desleal de China representa una amenaza para los artesanos de este municipio, porque aunque no ha podido igualar la calidad de las esferas poblanas, empresarios asiáticos han sabido arrebatar mercados de venta importantes en el País.

Lucila Losada, empresaria de la fábrica "Francisco Javier", -considerada la más grande en la zona-, detalló "los chinos por desgracia ya copiaron modelos, pero no han lograrnos desbancarnos porque sus productos son elaborados con plástico en lugar de vidrio, y ese detalle ha hecho que como mexicanos sigamos consumiendo la esfera tradicional".

No obstante, en este año tiendas departamentales solicitaron más mercancía china que poblana, pero aún con este retroceso, Chignahuapan sigue calificándose como la cuna de la esfera.

Dijo que su producción total en este 2007, fue superior al millón de cajas, pero con la postura de incrementarla si la demanda así lo exigiría, aunque consideró que, en lo que resta del mes y diciembre, definitivamente baja el ritmo del trabajo, porque la carga más pesada se realiza durante el resto de los demás meses.

La empresaria comentó: "existe la posibilidad de que para el año próximo, ya estemos haciendo esfera de plástico como una forma de contrarrestar la competencia de los chinos, sin embargo nuestra producción fuerte seguirá comprometida con el uso del vidrio".

Finalizó al sostener que para la temporada espera tener ventas de un 30%, ya que el cliente potencial es la firma Sears, sumando también revendedores de mayoreo.

En su turno, José Luis Hernández, dueño del taller familiar Leo, apuntó que en su caso, su producción fue de 40 mil cajas y pese a que el vidrio subió de precio, los costos de la esfera al público en general son los más bajos".

Relató que por su esposa, Leonor Díaz Méndez, se involucró en esta artesanía porque ella fue una de las primeras mujeres que aprendió el oficio. Actualmente su taller acumula una tradición de ocho años y pese a esto, aseguró "todavía hay trabajo para rato".

Otra fabricante, Amparo Vázquez sostuvo que aunque hay competencia hasta en el mismo municipio, hay la confianza de que habrá buenas ventas, ya que a lo largo del año, su personal trabajó arduamente para sacar avante la producción.

Es necesario resaltar que habitantes de Chignahuapan consideran que la actividad económica más importante en la región recae en la industria de la esfera, porque consecutivamente fabricantes organizan Expo ferias, para difundir nuevos modelos y avances tecnológicos que competen al proceso de elaboración de estos productos que resultan obligatorios en la decoración navideña de un hogar, un árbol de navidad y de los miles de nacimientos que se exponen en centros religiosos.

También existe el anécdota que este municipio a realizado esferas de gran tamaño que han sido adquiridas para eventos especiales, aunque Guadalajara sigue teniendo el mérito de ser la ciudad que elabora las más gigantescas.