Finanzas
Sólo 8 de cada 100 jóvenes terminan sus estudios universitarios
Propone GNP mitigar este problema a través de fideicomisos o mecanismos de ahorro para el pago de una carrera universitaria.

Organización Editorial Mexicana
9 de febrero de 2013


Yazmín Zaragoza / El Sol de México

Ciudad de México.- De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en México sólo 8 de cada 100 alumnos concluyen una carrera universitaria, la principal razón es "la falta de recursos económicos", ya que los costos de las universidades privadas pueden ir desde 14 mil 700 pesos a 111 mil pesos semestrales.

Asimismo, la Encuesta Nacional de Deserción en la Educación Media Superior  de la SEP, revela que la matrícula de las universidades públicas es insuficiente y los costos de las universidades privadas pueden ir de igual forma hasta los 111 mil pesos semestrales. La encuesta cita que de 2006 a 2012, la generación de 1999 a 2010 de un 100 por ciento de alumnos que ingresaron a primaria egresaron 80.4 por ciento; de ellos, salieron 60.1 por ciento de tercero de secundaria; y al concluir la preparatoria egresaron el 36.1 por ciento.

Por su parte, Norma Luz Navarro Sandoval, en su artículo Marginación Escolar en los jóvenes, del Instituto Nacional de Esatdistica y Geografía  (INEGI), detalló que  las causas de la deserción en jóvenes de 15 a 19 años son multisectoriales, pero "de los jóvenes que desertaron del sistema educativo, el 37.4 por ciento no quiso o no le gustó estudiar y el 35.2 por ciento fue por causas económicas".

El resto, el 5.8 por ciento dejó de estudiar porque se casó o vive en unión libre; el 5.4 por ciento por haber terminado sus estudios; un porcentaje menor (2.3 por ciento) declaró que no existía escuela o que estaba lejos, la causa de tipo familiar presentó un porcentaje bajo (2.4 por ciento), en tanto que el 3.1 por ciento de las respuestas fueron para otra causa y el restante 8.5 por ciento no especificó por qué dejó los estudios".

Según Navarro se ha avanzado mucho en los últimos años al grado que se ha disminuido el nivel de deserción "sin embargo aún falta mucho por hacer ya que el objetivo del sistema educativo es que al menos un 90 por ciento termine una carrera universitaria".

Por ello, Rafael Fronjosá, director de Seguros de Personas de Grupo Nacional Provincial (GNP) propone combatir la deserción escolar que se da como consecuencia de la falta de recursos económicos a través de fideicomisos o mecanismos de ahorro para el pago de una carrera universitaria.

Fronjosá cito los datos de la Guía Universitaria 2012, donde se revela que en México los costos de las universidades privadas van desde los 14 mil 700 hasta los 111 mil pesos semestrales dependiendo de la institución y de la profesión; a este gasto hay que sumarle la compra de útiles escolares y materiales específicos para cada carrera; así como gastos de inscripción y actividades extracurriculares.

Indicó que "iniciar un ahorro para la educación de los hijos en sus primeros años permite contar con el tiempo suficiente para alcanzar el monto requerido sin poner en riesgo la estabilidad económica".

Y alertó "la colegiatura de una universidad promedio puede superar los 80 mil pesos semestrales, pagar esta cantidad puede representar un riesgo para la economía familiar, sin embargo si se difiere en el tiempo a través de una instrumento de ahorro, las aportaciones mensuales serían menores".

Los seguros educativos, dijo "son una buena alternativa para hacer frente a los gastos de una carrera universitaria, pues tienen como objetivo construir un ahorro a largo plazo para garantizar el pago de colegiaturas".

GNP Seguros, indicó "cuenta con Profesional, un seguro que te permite garantizar la educación de tus hijos desde su nacimiento, brindándote la seguridad de pase lo que pase tu hijo recibirá el ahorro que se generó para su educación al cumplirse el plazo pactado".

Además, dijo que en el desafortunado caso de que el o los padres fallezcan o sufran alguna incapacidad permanente, GNP suspende el pago de primas, entrega la suma asegurada por fallecimiento y/o invalidez y al finalizar el plazo de ahorro entrega el ahorro garantizado.

Ejemplificó que si un hombre de 35 años inicia su ahorro al momento del nacimiento de su hijo, estaría pagando un promedio de 30 mil pesos de prima anual, muy por debajo de los 160 mil pesos anuales (por dos semestres de 80 mil 000 pesos, en promedio) que tendría que pagar si no contara con un ahorro.

En los últimos cinco años, la suma asegurada promedio en los planes de ahorro Profesional de GNP Seguros es de 750 mil 558 pesos, lo suficiente para cubrir el costo de una carrera completa -incluidos los gastos adicionales- en la mayoría de las universidades privadas del país.