México
Detienen a "El Pariente", fundador del grupo "La Línea"
Organización Editorial Mexicana
20 de abril de 2012


Noel F. Alvarado/ La Prensa

Ciudad de México.- Luis Guillermo Castillo Rubio, "El Pariente" -fundador del grupo delictivo "La Línea", encargado de organizar los campamentos de adiestramiento de sicarios al servicio del Cártel de Juárez que dirige Vicente Carrillo Fuentes, El Viceroy, fue detenido por la Policía Federal. Por este narcotraficante, el gobierno de Estados Unidos, ofrecía un millón de dólares por su captura.

"El Pariente", fue remitido ante las autoridades ministeriales de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) de la PGR, donde declarara en torno a las actividades ilícitas que se venía dedicando, principalmente al trasiego de droga hacia Estados Unidos.

Además, es cuestionado en torno a los lugares donde se refugia Vicente Carrillo Fuentes "El Voceroy", así como de otros integrantes de la organización criminal.

Autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR) informaron que el sospechoso era el responsable de los gatilleros de La Línea y Los Aztecas, organizaciones que operan como brazos armados del grupo delictivo.

Los funcionarios consultados comentaron que este sujeto proporcionaba armas y entrenaba a los integrantes del grupo, principalmente para enfrentar a miembros del Cártel de Sinaloa, liderado por el capo Joaquín El Chapo Guzmán.

"El Pariente" fue el jefe directo de José Antonio Acosta, El Diego, quien fungió como cabecilla de La Línea y fue capturado el año pasado por personal de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) Federal

Acosta fue extraditado a Estados Unidos, donde la Corte del Distrito Oeste de Texas lo sentenció recientemente a 10 cadenas perpetuas por homicidio, narcotráfico, lavado de dinero, delincuencia organizada y uso de arma de fuego.

"El Diego" está vinculado por autoridades mexicanas en la masacre de estudiantes confundidos con delincuentes durante una fiesta en la colonia Villas de Salvarcar en Ciudad Juárez, Chihuahua, perpetrada el 30 de enero de 2010, así como en la ejecución de dos estadunidenses adscritos al consultado en esta ciudad fronteriza.

Castillo Rubio fue arrestado el miércoles en Querétaro por fuerzas especiales de la Policía Federal y se encuentra a disposición de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) de la PGR en la Ciudad de México.

Servidores públicos de la procuraduría manifestaron que el inculpado rinde su declaración y que aceptó ser el responsable del entrenamiento de sicarios del cártel de Juárez, cuya prioridad es eliminar a los miembros del cártel de Sinaloa que pretenden apoderarse de la plaza para el trasiego de drogas en la urbe fronteriza.

Dijo que a partir de las labores de inteligencia desplegadas por autoridades federales tuvo que trasladarse a Querétaro, desde donde emitía órdenes a sus lugartenientes que operan en Ciudad Juárez. Por este sujeto se ofrecía una recompensa de un millón de dólares y se le decomisó una pistola, una granada y un vehículo.