Ciudad Juárez
Incumple gobierno con seguridad en hospitales
Advierten médicos.
El Mexicano
6 de enero de 2011

Marina Martínez Orpineda / El Heraldo de Chihuahua

Chihuahua, Chihuahua.-Una nueva amenaza, que en cualquier momento se hará efectiva, fue lanzada por el gremio médico de Juárez al demandar que siguen sin recibir vigilancia en hospitales como lo han solicitado.

El pronunciamiento fue hecho por Leticia Chavarría, líder del comité médico en la frontera, al afirmar que a pesar de las reuniones que han efectuado para evaluar la seguridad que exigen, no han tenido respuesta.

De manera insistente, el Comité Médico de Juárez, ha hecho pronunciamientos para que las autoridades competentes destinen garantías de seguridad en los hospitales por los riesgos que los médicos han sufrido en el cumplimiento de sus funciones.

Leticia Chavarría afirmó que se han sostenido varias reuniones con la finalidad de evaluar las acciones que se deben aplicar para proveer de seguridad a los médicos, así como protocolos efectivos, en ese sentido que se instaurarían en los hospitales pero no hay respuestas hasta el momento.

Debido a la falta de acuerdos y acciones, nuevamente el comité ha hecho la amenaza de suspender labores en los hospitales públicos porque no existen las condiciones para que trabajen, afirmaron los médicos pertenecientes al comité.

Es destacable que las peticiones se reducen en vigilancia en las instituciones médicas donde se atienden a pacientes heridos a consecuencia de la lucha contra el narcotráfico, asimismo indicaron que el gobernador César Duarte se ha comprometido a dar seguridad pero no ha cumplido su palabra.

Afirmaron que están dispuestos a ejercer otras acciones, entre las que incluyen el paro de labores por tiempo indefinido pues dicen no estar en condiciones de continuar arriesgando la vida por los incidentes y percances que ya se han generado, entre los que se encuentran la muerte del doctor Betancourt.

Cabe destacar que ante esta situación, recientemente surgió una segunda propuesta considerada como último recurso y tiene que ver con la exigencia de que personal médico del Ejército Mexicano se concentre en dos hospitales de la ciudad y atienda a personas baleadas para deslindar a los doctores de esta responsabilidad y así velar por su seguridad atendiendo otras cuestiones médicas.