Policiaca
Cae abatido, el coreback de jaguares
Equipo de futbol americano del CBTIS 128. Foto: El Mexicano
Luto en el CBTIS 128.
El Mexicano
1 de febrero de 2010

Juan Ramón Rosas / El Mexicano

Ciudad Juárez, Chihuahua.-"No puede ser", dijo el entrenador del equipo de futbol americano del Cbtis 128, Fernando Gómez, una vez que dio su primera entrevista con relación a la muerte de Rodrigo Cadena Dávila, de 17 años de edad.

Con palabras entrecortadas por el dolor de haber perdido a uno de sus jugadores, a un mariscal de campo, a un líder que acudió a todos sus entrenamientos, a un joven, que nunca, según palabras de su dirigente desobedecía una orden, un estudiante disciplinado, cursaba el sexto semestre del bachillerato, su promedio era bueno, o de lo contrario no jugaba, mencionó el couch.

Rodrigo Cadena llevaba en su camiseta el número 62, mismo que era identificado por los jugadores contrarios como uno de los peligrosos, uno de los que tenían que cuidar más, esto debido a que acudía a diario a sus prácticas que duraban hasta dos horas, tiempo que le dedicó al deporte al cien por ciento, y el resto del día, lo ocupaba en estudios, no se puede pensar que andaba en malos pasos, dijo Gómez mientras se limpiaba las lagrimas y tomaba un respiro para seguir hablando, ya que el dolor lo ahogaba.

Cuatro años en el equipo defendiendo los colores amarillo, blanco y negro, y en su pecho un jaguar, símbolo que representa la institución que ahora está de luto, en el campo que se encuentra al fondo de la escuela, faltará un jugador, un grito de apoyo, un joven que podría realizar la jugada clave para ganar un partido, uno de esos, que como él, pese a la lesión se levantaba y seguía jugando por el amor a su camiseta.

Con seguridad nadie ocupará el número 62, a cualquiera le quedaría muy grande, necesitaría tener el amor, la pasión, el coraje y la voluntad de un jaguar que jamás dejará de serlo, "el nombre de Rodrigo siempre se escuchará en este equipo, él no falta, su espíritu seguirá aquí, con nosotros, porque nació en estos campos, en esta tierra, en este corazón de todo el equipo, que somos uno solo, alguien sin amor a la vida se la arrebató, pero estará siempre aquí", dijo Gómez.

Por último, dijo que está pendiente de cuidar a los otros jóvenes que están internados en el IMSS número 66, y que al parecer a uno de los otros cuatro habrá de realizarle cirugía para extraer la bala.

Los cuatro jóvenes del equipo de futbol que están convalecientes son, Raúl Parra, Misael Beltrán, Alan Borunda y otro de apellido Medrano.