México
En el 73% de las familias en México hay rezago educativo
Organización Editorial Mexicana
7 de octubre de 2008

Judith García

Resultados preliminares del Índice de Pobreza Educativa en los Hogares Mexicanos señalan que en el 73 por ciento de las familias en el país, por lo menos uno de sus integrantes no ha concluido la educación básica o es analfabeta.

Durante el foro denominado "Los olvidados del sistema educativo", Eduardo Backoff, integrante del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) adelantó parte de la evaluación que se realiza e indicó que en Chiapas, Veracruz, Hidalgo, Oaxaca y Guerrero, se concentra el 40 por ciento de la población que no ha concluido la primaria y secundaria.

En esta mesa de discusión, exfuncionarios y funcionarios del sector educativo, así como especialistas reconocieron que el sistema educativo no ha sido capaz de evitar que cerca de 800 mil personas se integren anualmente al rezago educativo.

En el foro organizado por el Fondo Mexicano para la Educación y el Desarrollo, donde participó el periodista de esta casa editorial Miguel Reyes Razo, coincidieron que el Estado no ha sabido cerrar la llave a este problema que se viene arrastrando desde el Porfiriato.

En breve entrevista al término del foro, Fernando Solana, exsecretario de Educación Pública, se sumó a las propuestas que presentaron por más de dos horas expertos para abatir el rezago educativo así como la inyección de más recursos económicos y humanos, y partir de cero con programas innovadores.

Sin embargo, dio su voto de confianza al Programa Alianza por la Calidad Educativa propuesto por el Ejecutivo Federal para atender este problema. "Creo que es un esfuerzo y un acto de voluntad que hay que darle la oportunidad de que muestre los resultados".

Minutos antes, José Antonio Carranza, exsubsecretario de Educación e Investigación Tecnológicas de la SEP, precisó que para atender a los 33 millones de personas en rezago y los que se incorporan cada año, el Gobierno requerirá 800 años para alfabetizar a esta población.

Según sus cifras, el Gobierno federal sólo certifica a casi 400 mil personas al año, mientras que los 400 mil restantes fallecen o migran. Esto sin contar a los casi 800 mil estudiantes que se integran al regazo educativo.

Los especialistas Carlos Muñoz Izquierdo de la Universidad Iberoamericana y Pablo Latapí, maestro emérito de la UAM, coincidieron en que la familia juega un papel para incidir en la educación.

Asimismo, los expertos se pronunciaron por incrementar los recursos que se otorgan al Instituto Nacional de Educación para Adultos (INEA), ya que no exceden más del 1 por ciento del presupuesto que se proporciona a la Secretaría de Educación Pública (SEP).

El maestro emérito de la UAM, Pablo Latapí aseveró que si los problemas de rezago no se resuelven desde la educación formal es difícil que se puedan resolver más adelante. Se pronunció por explorar métodos no convencionales y más creativos para que los estudiantes aprendan y permanezcan dentro del sistema educativo.

En su participación, Fernando Solana consideró necesario quehacer una nueva historia en la política educativa para no repetir lo mismo.

Por su parte, el periodista Miguel Reyes Razo destacó la necesidad de promover más la participación de la sociedad, a través de campañas de difusión y que la gente conozca que la educación es útil para lograr un mejor y un mayor desarrollo social y económico.