Justicia
Sangre y muerte en la vía Comalcalco-Paraíso
En el lugar del accidente pereció una señora, ocupante del Tsuru que se encontraba estacionado, además de tres de los jóvenes que viajaban en una camioneta. (Foto: Tomás Sánchez/El Heraldo de Tabasco)
El Heraldo de Tabasco
10 de diciembre de 2012

Tomás Sánchez

Comalcalco, Tabasco.- Cuatro personas muertas y tres heridos más gravedad fue el resultado de un accidente vial ocurrido sobre la carretera federal Comalcalco-Paraíso y en la que se combinaron el alcohol y el exceso de velocidad.

Los primeros informes señalan que en la zona conocida como "La Raya", un automóvil en color gris tipo Tsuru, que era conducido por una persona en estado de ebriedad se encontraba orillado ya que uno de los neumáticos se encontraba ponchado.

Allí sus ocupantes bajaron para arreglar el desperfecto, cuando de repente apareció el taxi con número económico 056 del municipio de Comalcalco que no notó que la otra unidad se encontraba orillada.

Por lo que se presentó el primer impacto, golpeando al conductor del Tsuru, a la suegra, quien murió en el lugar, la esposa de este y su bebé estaban fuera de la unidad motriz.

Pero la cosa no termino allí, ya que seguidamente otra camioneta en donde viajaban varios jóvenes y menores de edad en estado de ebriedad y que circulaba a gran velocidad se fue a impactar contra el taxi

No obstante, los ocupantes del carro de alquiler que fueron embestidos por la camioneta, resultaron aparentemente ilesos dándose a la fuga el taxista; sin embargo, los cuerpos de los muchachos que viajaban en la unidad grande quedaron regados sobre la cinta asfáltica muriendo en el sitio tres de ellos, mientras que dos más agonizaban.

Debido a esto personal de la Cruz Roja, delegación Comalcalco les proporcionaba los primeros auxilios y trasladaba a un nosocomio.

Y como si se tratara del pase de revista uno a uno los occiso fueron identificados por conocidos y vecinos de los mismos, "este es Lichón, vendía agua, mira a Daniel, Dios mío como terminó" "Jesucristo no; el hermano de mi vecina, mira el pariente de Marquitos".

Cabe destacar la escena de una madre que buscaba a su hija hablándole por el celular quien a esa hora de la madrugada viajaba en el taxi siniestrado procedente de Paraíso hacia la Perla de la Chontalpa, fue finalmente localizada, estaba maltrecha pero viva dentro de unos matorrales, y al llamado de su madre salió con las zapatillas en la mano ante la mirada incrédula de los presentes.