Tabasco
Policías no confiables no deben ser reinstalados: Yasmín Esquivel
Yasmín Esquivel Mossa, Magistrada presidenta del TCA del DF. (Foto: Rodrigo Magaña/El Heraldo de Tabasco)
El Heraldo de Tabasco
22 de septiembre de 2012

María Albert Hernández

Villahermosa, Tabasco.- Sin importar si es de manera justificada o no, los elementos de las corporaciones de seguridad pública despedidos por no aprobar sus pruebas de confianza, bajo ninguna circunstancia deberán ser reinstalados en sus puestos, coincidieron los asistentes al IX Congreso Nacional de Justicia Contenciosa Administrativa y Derechos Humanos.

"Más allá del derecho que pudiera tener el policía de ser reinstalado está proteger un bien jurídico de la sociedad que es el derecho a la seguridad" expresó Yasmín Esquivel Mossa, magistrada presidenta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Distrito Federal.

En ese sentido, indicó que sólo en el D.F cerca de 4 mil asuntos se han recibido este año por demandas de policías que consideraron injustificado su despido. Ante ello, reconoció la necesidad de llevar a debate nacional la creación de políticas públicas para brindar alternativas a los elementos cesados para no convertirlos en vulnerables de ser reclutados por la delincuencia.

"Definitivamente no es alejado que el policía despedido pudiera ser sujeto de la captación de las bandas, sin embargo la preocupación mayor es limpiar los cuerpos policíacos" señaló.

Y es que la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó mediante jurisprudencia que en ningún caso se les puede reinstalar, lo que ha originado inquietud nacional entre el derecho individual del policía y por otro lado el derecho social a la seguridad. "Sin embargo, yo considero que el debate está muy avanzado y podría decir que cerca del 80 por ciento de los magistrados consideran que debe respetarse el mandato de no reinstalar policías", abundó.

Por su parte, Pedro de León Sánchez, magistrado presidente del Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Estado y Municipios de Zacatecas expuso que "hay criterios diferentes, algunas opiniones señalan que si el despido es injustificado se les regrese a sus cargos. Pero el criterio general es que no deben volver, porque así lo marca la constitución".

Destacó que la mayor parte de los despidos se dan en el nivel de los municipios, lo que también genera que una vez que se determina que quienes han sido cesados sí tienen derecho a que se les paguen sus prestaciones, quienes ocupan las alcaldías se nieguen a cumplir con tal determinación.

Finalmente, el magistrado presidente del Tribunal Fiscal Administrativo de Hidalgo, Prisciliano Gutiérrez Hernández, apuntó que independientemente de la justicia o injusticia que esto conlleve, lo cierto es que constitucionalmente la reinstalación está prohibida. "Entiendo que la línea divisoria entre la policía y la delincuencia es muy tenue, pero no todos los policías son corruptos".

"Pero al cerrárseles las puertas a veces de manera injustificada es evidente que se les hace más fácil unirse a la otra parte. Por eso esta polémica no se termina, va más allá de lo jurídico hasta lo moral, pero por el momento nosotros tenemos que aplicar irrestrictamente la ley", puntualizó.