Tabasco
Inicia celebración al "Señor de Tabasco"
Las calles de Villahermosa fueron abarrotadas por fieles católicos, quienes peregrinaron hacia Catedral para dar inicio a la celebración a "El Señor de Tabasco".
El Heraldo de Tabasco
14 de noviembre de 2010

Maria Albert Hernandez

Villahermosa, Tabasco.- Con la petición de que pronto Tabasco cuente con un obispo al frente de su diócesis, fieles católicos comenzaron las procesiones hacia la catedral de esta ciudad para celebrar a Cristo Rey "El Señor de Tabasco", cuya fiesta será este próximo domingo al final del año litúrgico.

Y es que, este sábado, sacerdotes, monjas y feligresía en general participaron de una caminata que abarcó la Avenida Paseo Tabasco hasta llegar a la catedral que lleva el mismo nombre de la figura religiosa a la cual veneran, para llevar fruta, animales de corral, imágenes y otros objetos que fueron ofrendados entre cánticos y un ambiente de fiesta.

"cada año se tiene la misma fiesta, todas las parroquias nos organizamos en nuestros decanatos y venimos a hacer nuestros agradecimientos por todos los beneficios obtenidos, y algunos más a traer nuestras ofrendas".

Expresó el cura Germán, quien junto con miembros de 6 parroquias en Comalcalco y Paraíso, que pertenecen al decanato José de Jesús del Valle y Navarro, demostraron en procesión su amor por el Cristo Rey.

"Todos los que venimos lo hacemos con la finalidad de agradecerle a Dios y al mismo tiempo ponernos en sus mandos para seguir creciendo en nuestra fe a favor de nuestra propia salvación decanato" afirmó.

Al grito de "queremos obispo" los fieles coincidieron en que además de pedirle a Jesucristo por el bienestar de los tabasqueños que sufrieron pérdidas por las inundaciones en esta ocasión también ruegan porque en próximas fechas en la entidad se cuente con un obispo para que dirija a la grey católica.

Cabe destacar que la imagen del "Señor de Tabasco" representa a Nuestro Señor Jesucristo, coronado de espinas y las manos atadas delante, y que cuando llegó a Tabasco, también se hizo símbolo del pueblo tabasqueño sufriendo las consecuencias de la persecución religiosa que ya había terminado.

Fue precisamente el obispo José del Valle y Navarro quien mandó fabricar la imagen en Toluca para posteriormente traerla a Villahermosa por el río Grijalva, específicamente al "paso del Macuilí", como a las tres de la tarde del día 4 de abril de 1944, un martes santo, en ese entonces un grupo de fieles lo condujo hasta la pequeña ermita de ceto con techo de guano, que era un jacalito y que hacía las veces de Catedral.

Del Valle y Navarro presentó la imagen al pueblo como "el Señor y Rey de Tabasco, Cristo Jesús, Dios hecho hombre, nuestro Redentor que bajó del cielo para salvarnos del pecado", lo cual está contenido en el "Cántico al Señor de Tabasco", compuesto por el presbítero José Barcenas y la música de un sacerdote de Morelia.

Al tenerse como centro a esta imagen, el obispo comenzó un plan para unificar la Diócesis y organizó dos fiestas al año: la del Buen Pastor, que en el calendario antiguo era el II Domingo de Pascua, y la del último Domingo del Año Litúrgico que será este domingo 21 de noviembre.