Tabasco
Sufren autismo dos mil niños en México
Aun con los avances de la medicina no se sabe la causa que origina esta patología. (Foto: Marcelo López/El Heraldo de Tabasco)
El Heraldo de Tabasco
2 de abril de 2009

Liliana Carrera Moreno

Villahermosa, Tabasco.- Se estima que en México existen 20 millones de niños que padecen autismo, enfermedad que se manifiesta con deficiencia auditiva, trastorno de desarrollo de lenguaje, imitación ausente o alterada; juego social nulo o anormal, así como incapacidad para relacionarse con las demás personas, informó el director del Centro Mexicano de Enseñanza e Investigación en Autismo, Eduardo Díaz Tenopala, quien de acuerdo a estadísticas internacionales reveló que existe una persona con autismo por cada 150 nacimientos.

En Tabasco, la incidencia de este problema es mínima, pues sólo se han detectado 45 casos de niños con dicha enfermedad, los cuales se encuentran recibiendo una atención especializada en el Hospital del Niño "Rodolfo Nieto Padrón", indicó el neurólogo pediatra de esta institución, José Ovidio Cornelio Nieto.

En el marco del Día Internacional del Autismo, el cual se celebra hoy, el galeno explicó que el trastorno del espectro del autismo es un padecimiento que afecta el neurodesarrollo de los niños y se manifiesta con tres signos: el trastorno del lenguaje verbal y no verbal, trastornos en las relaciones adaptativas y la presencia de movimientos estereotipados o rituales.

El experto en el tema comentó que existen otras características que pueden hacer a un pediatra, o incluso a los propios padres, sospechar que su hijo es autista ya que los niños con esta enfermedad suelen comunicarse con señales, se aíslan, no responden al llamado de su nombre, no realizan un contacto visual con las demás personas, prefieren utilizar el tacto y el olfato y recurren a los movimientos rituales, tales como aplaudir, el aleteo, corren alrededor de las cosas, caminan de puntillas cuando les quitan los zapatos y tienen atracción por las luces brillantes.

El especialista del Hospital del Niño, comentó que a pesar de los avances de la medicina aún no se sabe la causa que origina esta patología; sin embargo, mencionó que esta enfermedad tiene un trasfondo genético, por lo que cuando hay un niño con autismo existe el riesgo de que la madre pueda tener otro con ese mismo padecimiento.

Aunque no es una enfermedad que se puede detectar antes del nacimiento, el entrevistado, afirmó que existen algunos síntomas tempranos que pueden hacer sospechar el problema, siempre y cuando los padres sean observadores, por ejemplo: que el niño le guste quedarse solito y no demande atención y que disfrute de estar en su cuna sólo moviendo las manos.

Agregó que para hacer el diagnóstico del trastorno autista no se requiere de tantos estudios sino de la experiencia de haber visto niños con este problema y a veces aplicando algunos cuestionarios que vienen en algunos manuales, con preguntas que van orientados a detectar este tipo de problema.

Cornelio Nieto destacó que los niños autistas requieren de una educación especializada con la intervención de un personal que tenga la sensibilidad y entrenamiento para tratar este tipo de pacientes, mediante algunos programas que se diseñan para ir mejorando la relación del niño en el ambiente donde vive.

"El autismo no tiene una cura pero con apoyo de terapia psicológica y de lenguaje se puede lograr integrar al niño al medio social. En algunas ocasiones cuando estos niños presentan algunas conductas de agresión o autoagresión, son hiperactivos ó que tengan asociada la epilepsia sí requieren de un tratamiento farmacológico para tratar de corregir esas conductas pero un tratamiento para niños autista como tal, no existe", puntualizó.

El neurólogo consideró que en Tabasco, los psicólogos y psicoterapeutas, están capacitados para hacer este tipo de diagnósticos. "Estamos cada vez más capacitados para no confundirnos. Hacemos diagnóstico diferenciado, para evitar confusión y que no diagnostiquemos inadecuadamente".

El especialista comentó que en algunas comunidades se cree que el autismo está asociado a un retraso mental, cuando no hay relación entre autismo y discapacidad intelectual.

"El mejor tratamiento es lo educativo. Lo mejor es que los niños vayan a la escuela ya que en la etapa adulta podría causarles dificultades sociales, pero con atención oportuna se vuelven independientes", indicó.