Tabasco
Impostergable tipificación de Trata de Personas en Códigos Penales
Foto: Beethoven Chable/El Heraldo de Tabasco
Rafael Miguel González Lastra
El Heraldo de Tabasco
28 de febrero de 2009

Azarias Gomez Gonzalez

Villahermosa, Tabasco.- Al presentar la ponencia Implementación de las Mejores Prácticas de Combate y Atención a las Victimas de Trata de Personas, en el marco de l Segundo Seminario Internacional sobre ese tema, el procurador general de justicia Rafael González Lastra, consideró como impostergable la armonización de la legislación de los Estados a los instrumentos internacionales, para la correcta tipificación del delito de trata de personas en sus Códigos Penales, mediante la promulgación de una ley que prevenga y sancione dicha conducta en cada entidad federativa a como ya lo realizó el gobierno federal.

En el evento en el que participaron 26 exponentes de siete países y tres organizaciones internacionales, González Lastra particularizó el análisis del Código Penal de Tabasco, y consideró que se debe señalar que además de considerar al lenocinio y la trata de personas como "Delitos contra la moralidad pública" y no como ilícitos contra el libre desarrollo de la personalidad; se contempla una tipificación limitada de los mismos, sancionando únicamente "al que obtenga algún beneficio económico explotando de cualquier forma el comercio carnal de las personas", es decir, sólo se tipifica al delito de lenocinio.

El abogado de Tabasco afirmó que la carencia de una legislación que contemple integralmente el delito de trata de personas, es el origen de la escasez de denuncias por desconocimiento o violencia ejercida en contra de las víctimas, y la carencia de datos proporcionados por éstas, cuando al fin se deciden a denunciar, en lugar de coadyuvar, por tantas lagunas se presente una obstaculización a la labor de las instituciones ministeriales en la investigación del mencionado ilícito.

A lo anterior se suman los problemas de competencia; la escasa conciencia social sobre el problema; la falta de capacitación en el tema, y la ausencia de una visión de género.

En este segundo y último día de trabajo del foro internacional, el procurador abrió un paréntesis para dar a conocer que el gobierno federal por conducto del Presidente de la República Felipe Calderón Hinojosa expidió el "Reglamento de la Ley para Prevenir y Sncionar la Trata de Personas"

Agregó que la trata de personas incluidas sus modernas modalidades, es considerada como un delito de los que suelen llamarse internacionales, en virtud de que los diversos actos que lo integran se desenvuelven más allá de las fronteras de un país, provocando una serie de esfuerzos y acuerdos internacionales para combatirla.

Puntualizó que la preocupación de la comunidad internacional por erradicar este problema, se ha traducido en la celebración de diversos instrumentos internacionales. México se ha adherido a Convenciones, Convenios y Protocolos Internacionales en la materia desde hace ya varios años, tales como:

La Convención Internacional para la Represión de la Trata de Mujeres y Menores (adoptada en Ginebra, Suiza el 30 de septiembre de 1921 y ratificada por México el 10 mayo 1932); la Convención Internacional Relativa a la Represión de la Trata de Mujeres Mayores de Edad (adoptada en Ginebra, Suiza el 11 de octubre de 1933 y ratificada por México el 3 mayo 1938). La Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional (adoptada en Nueva York, Estados Unidos el 15 de noviembre del 2000 y ratificada por México el 4 marzo 2003), y el Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños (adoptado en Palermo, Italia el 13 de diciembre de 2000 y ratificado por México el 3 de febrero de 2003).

El responsable de procurar la justicia en la entidad, precisó que la definición sobre el delito de trata de personas, es contemplado en el Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños, en los siguientes términos: "la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación."

Precisando la terminología en términos del referido Protocolo, que constituye el documento más avanzado en la materia, dicha explotación, incluye como mínimo: la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre, y la extracción de órganos.

Dijo que complementando el marco jurídico internacional de protección, dos instrumentos han sido significativos para la reivindicación de la mujer como lo son: la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres (adoptada en Nueva York, Estados Unidos el 18 de diciembre de 1979 y ratificada por México el 3 de septiembre de 1981).

Esos datos muestran, dijo, el interés de México para combatir tan lasciva práctica en contra de la dignidad y la integridad de las personas, a fin de regular y fortalecer la prevención y sanción de la trata de personas, la protección, atención y asistencia a las víctimas, residentes o trasladadas al territorio nacional, así como a las personas mexicanas en el exterior, así, el 28 de noviembre de 2007 entró en vigor la Ley para Prevenir y Sancionar la Trata de Personas, de aplicación federal, misma que a la fecha no ha sido reformada ni replicada como tal en ninguna entidad federativa.

Abundó que no obstante, de que solo el Distrito Federal cuenta con una ley integral, sobre la tipificación y el combate y la sanción de la trata de personas, en las demás entidades se encuentran conductas tipificadas como delitos en el Código Penal Federal, así como en algunos de los Códigos Penales locales, indistintamente, como en el caso de Tabasco (artículos 327 y 328), que en parte cumplen con las obligaciones contraídas en diversos instrumentos internacionales, en particular del Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños.

Calificó como preocupante, que únicamente los Códigos Penales de los Estados de Coahuila, Guerrero, Hidalgo, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco y Veracruz, el del Distrito Federal, y el Federal, efectúan la tipificación. Por lo que considerando la estructura federal como estado, se está incumpliendo con los compromisos internacionales asumidos, en particular con el Protocolo de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, en virtud de que llegan a asociar la trata de personas con el delito de lenocinio o disponen las mismas conductas para los dos delitos.

Añadió que en lo tocante a los Códigos Sustantivos Penales de San Luis Potosí, Tabasco y Veracruz, contemplan erróneamente en una misma figura típica los delitos de lenocinio y de trata de personas, dificultando la tipificación de la conducta y consecuentemente, la integración de las averiguaciones previas.

Junto con ponentes de Perú, Nicaragua, México y Ecuador que cerraron el evento, el procurador afirmó que la única unidad especializada en la persecución de la trata de personas en el país es la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA), adscrita a la Procuraduría General de la República, por ello, dijo, el reto de las Procuradurías no sólo es promover la armonización de las normas internas con los instrumentos internacionales, sino diseñar una estrategia integral para el combate a dicho delito.

En ese reto y para solucionar la dificultad normativa, la Procuraduría General de Justicia del Estado elabora una propuesta de reforma al Código Penal para el Estado de Tabasco, que será presentada en fechas próximas a fin de homologar la descripción de los tipos penales de lenocinio y de trata de personas, en congruencia con lo dispuesto por el Código Penal Federal, la Ley para Prevenir y Sancionar la Trata de Personas y las Convenciones, Convenios y Protocolos Internacionales en la materia.

Para la mejor ejecución de dichas acciones, éstas deberán estar regidas por un Protocolo o Plan de Investigación que conduzca a la acreditación de los elementos del tipo penal y a la determinación del o los probables responsables del delito de trata de personas, y de conformidad a diversas líneas de investigación que permitan el esclarecimiento de los hechos, deberán considerar: mecanismos de reclutamiento y/o captación (países, zonas de origen, formas de la trata, localización de autores); acciones de retención de las víctimas; en caso de trata internacional, verificar los ingresos y/o salidas del país; transporte y/o traslado (rutas aparentes, posible corrupción de funcionarios, documentación); La explotación o la extracción de órganos (lugares, formas y dinámica), y el aprovechamiento de las ganancias, ya sea a través del lavado de dinero o de diversas estrategias y métodos.

Enfatizó que el esfuerzo conjunto dio como resultado la elaboración de un "Protocolo del Delito de Trata de Personas", mismo que fue elaborado con metodología semejante a la empleada para el diseño del Protocolo del Delito de Secuestro, presentado en el marco de la Estrategia Nacional e Integral contra el Delito de Secuestro, en septiembre de 2008, en Monterrey, Nuevo León.

El "Protocolo del Delito de Trata de Personas" elaborado por personal de la Procuraduría General de Justicia, además de ser aplicable para una sólida integración de las averiguaciones previas iniciadas por el delito de trata de personas en Tabasco, se propondrá como modelo en la próxima Reunión Plenaria de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, a celebrarse la primer semana de marzo del año en curso, en la ciudad de Cancún, Quintana Roo, para su análisis y retroalimentación por parte de los representantes de todas las Procuradurías.

Entre los aspectos esenciales del referido Protocolo destacan: la determinación de la competencia del Agente del Ministerio Público Investigador del fuero común; los presupuestos que deben existir para que el Agente del Ministerio Público Investigador, intervenga en las pesquisas por el delito de trata de personas; las diligencias que debe ordenar el Agente del Ministerio Público para contar con una minuciosa investigación de los hechos; las recomendaciones que se hace al Agente del Ministerio Público al tomar las declaraciones a la víctima, al probable o probables responsables y a los testigos o personas relacionadas con los hechos, y la importancia de acreditar el cuerpo del delito y la probable responsabilidad en la consignación de la averiguación previa.

Consideró que en cumplimiento cabal y digno de la "Declaración Tabasco" suscrito entre el Gobierno del Estado de Tabasco y el Centro de Estudios e Investigación en Desarrollo y Asistencia Social (CEIDAS), aunado a la elaboración del Protocolo, Tabasco reitera su compromiso de acudir ante la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, para el planteamiento y consecuente regulación de la problemática.

Confió en que con la instrumentación del "Protocolo del Delito de Trata de Personas", Tabasco dará un paso adelante en el combate a ese crimen que lacera la dignidad y la integridad de niños, mujeres y hombres de diversas nacionalidades, que en algunas ocasiones, con la esperanza de alcanzar un mejor nivel de vida, y en otras, con el daño a su integridad física.