Opinión / Columna
 
Ráfagas 
Ráfagas
El Heraldo de Chihuahua
20 de octubre de 2014

  Magistrados "jubilables"

Jueces siguen intocables

"Problemitas" en Sedesol

RENUNCIAS.- El magistrado de la Sala de Justicia para Adolescentes Infractores, Miguel Medina Perea, es el que comenzó la previsible cascada de renuncias al Supremo Tribunal de Justicia, una vez que pasó la reforma al Poder Judicial y se sofocó la rebelión que trataron de armar los integrantes del pleno del STJ, quienes, según los enterados, llegaron a un acuerdo político en el Palacio de Gobierno, guiados por su presidente, José Miguel Salcido Romero.

RENUNCIAS I.- Los enterados reportan que Medina Perea, uno de los magistrados con más cantidad de familiares en el mismo Poder Judicial, fue el primero en anunciar su retiro, previa integración de su expediente de jubilación.

RENUNCIAS II.- De ahí, dicen, se desprenderán otras renuncias o retiros voluntarios de los "jubilables", es decir, los que cumplen con el requisito para pasar al beneficio de la pensión con una generosa compensación que se llevan luego de haber pasado, la mayoría, por todos los escalones del sistema judicial.

PARTE.- Al menos una tercera parte de los magistrados ya puede retirarse, no están obligados con la reforma constitucional recién aprobada, porque no puede aplicarse de forma retroactiva, pero obvio que la oxigenación pretendida al Poder Judicial por ahí comenzaba. Ahora sí, a partir de los siguientes retiros, la ley estipulará la jubilación obligatoria.

"JUBILABLES".- En la lista de jubilaciones, dicen, están Rodolfo Moreno Pérez, de la Primera Sala Penal; Mario Garnica Leyva, de la Quinta Sala Penal; Rosa Isela Jurado Contreras, de la Sexta Sala Penal y Patricia Cristina Baray, de la Primera Sala Civil, estas últimas consideradas de las más rebeldes, y que podrían optar por el litigio contra la reforma al Poder Judicial.

"JUBILABLES" I.- Están también Samuel René López Parra, magistrado de la Tercera Sala Civil; Jaime Antonio Juárez Villarreal, de la Quinta Sala Civil; Julio César Jiménez Castro, de la Sexta Sala Civil, e Irma Guadalupe Gama Cahero, de la Séptima Sala Civil, según los que ya están pensando en integrarles sus expedientes, además de prever quiénes podrían llegar a su relevo una vez que entre en vigor la nueva norma.

REFORMA.- La reforma al Poder Judicial, que implica una modificación constitucional y a su Ley Orgánica, también contempla que los magistrados seguirán eligiéndose por dos terceras partes del Congreso del Estado. Así, a la actual legislatura que termina en 2016, le tocará elegir alrededor de 12 o 13 nuevos integrantes del pleno del STJ, para los que se preguntan por el tiempo de las renuncias y los relevos.

INAMOVILIDAD.- La reforma acabó con la inamovilidad permanente de los magistrados, limitándose el periodo a 15 años, mismo tiempo que duran los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que sólo son 11, cuando aquí hay 24 magistrados del STJ. Así que en reducir la cantidad de privilegiados no le copiaron al máximo tribunal del país.

REBELIÓN.- Por cierto, sobre la pretendida rebelión de magistrados, los enterados reportan que la noche del jueves se reunieron con el gobernador César Duarte en un encuentro discreto, político totalmente, luego de haber hecho reclamos por la forma en que fue aprobada la reforma al Poder Judicial.

RECLAMOS.- Los magistrados, dicen, estaban tristes, bocabajeados, preocupados por el futuro personal, político y del mismo STJ, así que lanzaron los reclamos previstos sobre lo consideraron una reforma atropellada que vulneró la independencia del Poder Judicial, y que incluso podría combatirse constitucionalmente, a lo que ninguno se atrevió, pese a que muchos pensaban que el tema llegaría a los tribunales federales.

RECLAMOS I.- Aun así, reclamaron que con la reforma los magistrados fueron los que quedaron como los malos, pero los jueces quedaron sin ser tocados, pese a que en muchos casos son los que trafican con influencias y generan los problemas al Poder Judicial. Pero a ellos, a los jueces, no los vieron los diputados que cocinaron la orden que les llegó de otro lado.

RECLAMOS II.- También reclamaron los argumentos usados para la reforma, como una pretendida composición plural del pleno del STJ, soslayando que la labor jurisdiccional, como factor de equilibrio social y último reducto contra las arbitrariedades, debe ser apolítico, pues de otra forma no se garantizaría la imparcialidad en favor de los ciudadanos.

RECLAMOS III.- Dicho propósito no se logra ni remotamente, según las quejas que circularon de los magistrados, al variar el modelo de selección del que se encuentra vigente actualmente, y que implica un examen público de oposición con el consecuente escrutinio de la sociedad.

OBJETIVOS.- El modelo aún vigente busca que sólo los mejores y más preparados realicen la tarea, pues los bienes que se encuentran en juego son los más preciados: la vida, la libertad, la familia.

OBJETIVOS I.- Ese objetivo no se alcanza cuando la selección de los titulares de las magistraturas provienen de una comisión como la que se incluye en la reforma aprobada, conformada con un miembro de cada uno de los poderes del estado, sin parámetro u objetivo alguno para la selección de los candidatos, lo que permite que el ingrediente político, como el favoritismo y los compadrazgos, se sitúen como factor preponderante sobre la preparación y la capacidad demostrable.

ACUERDO.- Pero el acuerdo fue político, como tenía que ser. Doblaron las manos, aceptaron el espíritu de la reforma, o al menos la tesis de que se fortalecería el STJ y se disolverían viejos vicios que le impiden avanzar, se le daría oxígeno. Aceptaron, pues, la idea en lo general, pero mantuvieron el rechazo a las formas.

DIGNIDAD.- El acuerdo, en suma, fue que se irían los que deban irse, los que estén en edad de retiro, pero se irían con respeto y dignidad, conforme cada uno vaya presentando su documentación, sus expedientes y se acuerde el plazo de su relevo, que será paulatino y traerá una nueva configuración del pleno del tribunal.

APERTURA.- Tras varios años de llevar a cabo un ejercicio cerrado y que les ganaba el mote de "en lo oscurito", en esta ocasión los diputados en la torre legislativa tomaron el acuerdo de transparentar las comparecencias de funcionarios del Gobierno estatal de manera abierta, lo que fue bien recibido por el Poder Ejecutivo.

APERTURA I.- El coordinador del grupo mayoritario y actual presidente del Congreso, Rodrigo de la Rosa, logró consensar con los diferentes grupos parlamentarios la forma y el método para llevarlo a cabo, y será este lunes cuando se defina la calendarización de las comparecencias de funcionarios, que empezarán este miércoles.



GLOSA.- Es así que como parte del análisis del Cuarto Informe de Gobierno se solicitará la comparecencia del secretario general de Gobierno, Raymundo Romero Maldonado, y del fiscal general, Jorge González Nicolás, previsiblemente en primer término.

PASARELA.- En la pasarela seguirán los secretarios de Hacienda; de Comunicaciones y Obras Públicas; de Educación, Cultura y Deporte; de Desarrollo Social y de Desarrollo Rural, Jaime Herrera, Eduardo Esperón, Pablo Espinoza, Rafael Servando Portillo y Octavio Legarreta Guerrero, cuyo orden se definirá este día, según los enterados de las tareas legislativas.

MEDULAR.- El orden al que deberán de ajustarse los legisladores por acuerdo previo de ellos mismos es el siguiente: el presidente del Congreso cuidará que las comparecencias se realicen de forma ordenada, garantizando la inviolabilidad del recinto legislativo, por lo que podrá llamar al orden y exhortar a los diputados a ceñirse a los temas motivo de la comparecencia, así que los shows mediáticos o los juicios sumarios deberán de evitarse.

INFORME.- El servidor público que comparezca leerá su informe ante el Pleno del Congreso en su intervención inicial hasta por 15 minutos; una vez concluida la lectura del informe, se abrirá un espacio de preguntas y respuestas, donde cada grupo parlamentario o fuerza política tendrá derecho a posicionarse.

RONDAS.- Habrá dos o más rondas de preguntas-respuestas y comentarios relacionados con el tema que se trate, según el acuerdo que para cada comparecencia adopte la Junta de Coordinación Parlamentaria, que se desarrollará de la forma siguiente: iniciará el representante del grupo parlamentario que tenga la mayor representación en el Congreso y sucesivamente hasta el de menor.

PROBLEMITA.- Si el delegado de la Secretaría de Desarrollo Social, José Luis de la Madrid, no mete orden en su dependencia, en unos días puede estar metido en un problemita, que los enterados achacan a uno de sus subordinados, Francisco Javier Pérez.

PROBLEMITA I.- Paco, como lo conocen en Sedesol, mete la nariz en todo, más donde hay recursos económicos, y no propiamente para administrarlos eficientemente, sino para ver qué se adjudica. Por esos malos manejos el funcionario fue dado de baja en la gestión panista, cuando el delegado era Arturo Fuentes Vélez, pero como cambió de camiseta albiazul para ponerse la tricolor, apareció de nuevo en la nómina.

PROBLEMITA II.- Además de que lo acusan de trato prepotente, dicen que lo grave está en programas como el de empleo temporal, donde hay muchas formas de hacer un dinero extra, según los detractores de Paco, que, aseguran, lo tienen acorralado. El problema apenas inicia y puede crecer, dicen.

DE MALAS.- El que no las trae de todas bien es el presidente municipal de Guerrero, Efraín Hernández, a quien hace un mes, en el tradicional Grito de Independencia, las personas asistentes al evento no le respondieron con el tradicional viva. Después, en el Festival de la Manzana, que por cierto contó con buenos artistas para el gusto del público, solicitaron un agradecimiento al presidente municipal, pero ninguno de los asistentes se lo brindó.

DE MALAS I.- Y luego en el Informe de Gobierno, que resultó nada revelador ni impactante, donde la mayoría de los asistentes eran alumnos de escuelas, que a mitad del acto solemne comenzaron a retirarse, dejando el recinto oficial con un buen número de sillas vacías; cierto es que en el informe se vio a la diputada Águeda Torres muy apagada, quien en cuanto terminó el acto salió apurada, casi sin despedirse. El presidente municipal ofreció al término del evento una comida para los asistentes que acudieron de diferentes lugares de la sierra, a la que no acudió, pero si a otro comida con un selecto grupo de invitados. Por último, en la celebración del 12 de octubre se le vio completamente solo.

TOMA.- Hoy, los ejidatarios de Guachochi tomarán el terreno de 10 hectáreas y la nave industrial que está en manos del Ayuntamiento y el Cabildo, ya que afirman que les pertenecen desde hace muchos años y, por tanto, la acción que emprenderán será para recuperar las instalaciones. Los ejidatarios se apostarán desde temprana hora en los terrenos en disputa.

DENUNCIA.- En días pasados midieron el terreno en disputa algunas personas ajenas al ejido, como si fuera de su propiedad, entre ellas Anselmo Pompa García, conocido político corrupto y mentiroso, excomisariado ejidal de Papajichi, lo que originó más suspicacias y sospechas entre la comunidad.

PROPIETARIOS.- Los ejidatarios argumentan que el Municipio debe comprobar que "es propietario" del terreno y del centro industrial, de lo contrario pararán toda obra que están realizando, así como el desalojo de los bienes materiales que se encuentran almacenados en los terrenos en disputa.

FONDO.- De acuerdo con los que saben, son motivos políticos el fondo del conflicto. El comisariado ejidal de Guachochi, Felipe Palma Loya, tomó una actitud neutral, ya que considera que debe existir diálogo entre ambas partes para tratar de solucionar el conflicto, pero los ejidatarios asumieron una postura de rechazo, por ello se distanció del problema, además de que es suplente del alcalde José Acosta Aguirre. Argumenta que bajo el agua están los panistas que se oponen a que los priistas construyan oficinas en los terrenos en disputa.

TRANSAS.- Los ejidatarios inconformes acusan a expresidentes del ejido de Guachochi de "corruptos y tranzas", ya que en lugar de defender los intereses de los ejidatarios se dedicaron a defender sus intereses personales, convirtiendo a los ejidos en "empresas particulares", tal es el caso de Froilán Loya, quien duró muchos años en el puesto de comisariado ejidal.

TRANSAS I.- Los ejidatarios rebeldes apuntan con índice de fuego que Froilán Loya se dedicó con esmero, como un corredor de bienes, a vender terrenos ejidales sin la autorización de la asamblea ejidal, lo que lo "convirtió en dueño del ejido", dejando fuera a los 311 ejidatarios que nunca son tomados en cuenta, en su mayoría indígenas, dueños de un extenso territorio de 22 mil hectáreas.

INCÓGNITA.- En contraparte, el centro industrial fue construido en 1974 con la contribución de todos los ejidos de Guachochi bajo la batuta de la exUnión de Ejidos de la Tarahumara -un fantasma revivido últimamente- y le pagaron al ejido de Guachochi con aportaciones de Fonafe, para que terminara en la misteriosa desaparición del equipo y maquinaria para fabricar muebles. Y la fecha no se sabe quién se "robo" esos bienes.

DONACIÓN.- En la segunda administración municipal, Martín Solís Reyes, exdelegado de la CDI, la fantasma Unión de Ejidos de la Tarahumara "donó" al Municipio el terreno de 10 hectáreas con todo y nave industrial -un gran cascarón que hoy sirve de almacén-, para que fuera utilizado por personas emprendedoras e instalaran empresas locales para dar trabajo a los serranos, pero sólo quedó en buenas intenciones. Hoy sólo están construyendo unas oficinas, que es la discordia de la disputa terrenal.

Nos interesa su opinión, escríbanos a ráfagas: rafagas@elheraldodechihuahua.com.mx
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas