Chihuahua
Sacarán catrinas a pasear al perro
El artesano Rubén Juárez trabaja una de las catrinas. Foto: El Heraldo de Chihuahua
El Heraldo de Chihuahua
25 de octubre de 2008

De la redacción

Chihuahua, Chihuahua.- El mexicano se burla de la muerte y juega, un ejemplo de ello es la Catrina, que fue creada para hacer una representación metafórica de la clase social alta de México antes de la Revolución Mexicana, posteriormente se hizo el símbolo oficial de la muerte, el 2 de noviembre. Y este 31 de octubre, los chihuahuenses tendrán la oportunidad de admirar 25 catrinas de tres metros de altura.

Éstas son piezas únicas hechas con periódico y papel, pintadas a mano, tal y como se elaboran las piñatas, producto de la imaginación e ingenio de 17 de nuestros artesanos, liderados por Rubén Juárez y Andrés Issa, propietarios de Sueños de Papel, la empresa que se encargó de la fabricación de las catrinas gigantes.

La Catrina es una figura creada por el artista mexicano José Guadalupe Posadas, a principios del siglo pasado. La palabra catrín, o catrina, significa bien vestido o engalanado.

Posadas satirizó y representó en forma de calavera a las mujeres de alta sociedad, antes y durante la Revolución Mexicana (1900-1910), las cuales disfrutaban de pasear en los jardines de la Ciudad de México, con sus hermosos sombreros y más elegantes trajes.

Al igual que José Guadalupe Posadas, estos artesanos se dan a la tarea de ridiculizar la vanidad y el derroche femenino con infinidad de colores y formas sugerentes y vistosas.

Estas gigantescas catrinas mostrarán la ambivalencia de la burla y al mismo tiempo el respeto y el temor por la muerte.

El proceso de tardó quince días. Una persona se encargó de darle la forma en periódico apoyado por palos de madera, cinta adhesiva y engrudo.

Entran a proceso de secado durante una semana, en otro cubículo se les pone el color, requieren otro día de reposo para que el papel china y el engrudo sequen. Finalmente se pasa a otro cubículo para ser decorado con papel crepé, pinturas en aerosol y el maquillaje.

Las catrinas llevarán una base que será cubierta por un faldón con colores llamativos. La mojiganga tendrá un peso de 20 kilogramos.

Los tipos de catrinas que van a desfilar son: las catrinas José Guadalupe Posadas, que representarán la vida diaria de la época, catrinas de las señoras elegantes que salían a pasear al perro todas las tardes al parque, éstas incluso llevan el esqueleto del perro a un lado; las intelectuales con anteojos y libros; vendedoras de flores con sus canastas; aquellas que van con sus cántaros por agua al río; mexicanas con sus rebozos y mexicanas con influencia española con abanicos.

Todas las catrinas lucen joyas, flores, moños grandes y bastantes holanes.

A decir de Andrés Issa, las más difíciles son las que llevarán a sus perros de paseo.

La caminata con las 25 mojigangas iniciará en el atrio de la Catedral a las 16:30 horas, hasta llegar a El Palomar, donde se degustará pan de muerto preparado por las panaderías de mucha tradición en la ciudad como son La Purísima, Grand Mère y Geryal. Se cerrará con broche de oro con el Fandango de los muertos, que se conforma por canciones de leyendas tradicionales de Chihuahua, entre las que destaca la del famoso maniquí de la Casa de Pascualita.

Ésta es una tradición muy usual para estas fechas en el sur del país, pero en Chihuahua ésta será la primera vez que se haga un recorrido similar, en el cual participarán 3 mil alumnos vestidos de negro, en señal del respeto que se tiene a los muertos.

Además se impartirán cinco talleres infantiles en los que se les proveerá el material, como son el taller de calaveras para fomentar la escritura, el taller de elaboración de catrinas con semillas, grabado de ultratumba, que es una actividad en plastilina, el taller de máscaras y otras sorpresas más, informaron la coordinadora del área infantil, Blanca Lozoya y Marcela Rodríguez, promotora de cultura.

Tradiciones de nuestros antepasados que se mantienen con orgullo.